top of page
5000-x-1000.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Rosa de los Vientos del 28 de marzo de 2023, por Israel López Chiñas



Diego Sinhue y Mauricio Trejo, en una franca alianza para el progreso del noreste guanajuatense


Ahora que está a la vista el Congreso de Comercio Italianas de Norteamérica para la próxima semana en San Miguel de Allende, es necesario ponderar el trabajo hombro con hombro que desarrollan el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, y el presidente municipal, Mauricio Trejo Pureco, y que consolidan las bases para que la ciudad patrimonio de la humanidad no sólo sea un destino turístico de descanso, sino también un polo de desarrollo económico para la región noreste del estado.



El gobernador tiene entre sus prioridades entregar la autopista Silao-San Miguel de Allende este mismo sexenio. La obra conectará a las principales ciudades del corredor industrial del Bajío (León, Irapuato y Silao) con los sanmiguelenses, que han comenzado a desarrollar infraestructura para recibir al turismo de negocios con hoteles de la mejor categoría en el ámbito internacional, una oferta cultural llamativa y cercanía con Querétaro.


Tampoco puede desligarse que el proyecto de Sinhue Rodríguez acabará uniendo de forma más segura y veloz a las dos ciudades patrimonio con que cuenta el estado, Guanajuato Capital y San Miguel de Allende, puntos coloniales reconocidos internacionalmente. Del extranjero bastará llegar al Aeropuerto Internacional de Guanajuato y de ahí tomar la autopista hacia San Miguel de Allende.


Resulta interesante la postura del presidente municipal sanmiguelense, el priista Mauricio Trejo Pureco, quien ha logrado que el World Trade Center, se ubique en la ciudad e inclusive se tenga un hospital de última generación en la propia sede del WTC.



Infraestructura es la palabra clave para el alcalde. Por eso, cita que no está en su mente ser un presidente municipal viajero, “atrayendo inversiones”, sino la cabeza de un Ayuntamiento que tiene por prioridad mejorar los servicios municipales y generar desarrollos municipales que satisfagan tanto las necesidades locales como las del turismo internacional y nacional que se desea.


Esto, lo expresó Mauricio Trejo al presentar el Congreso de Comercio Italianas de Norteamérica, evento de orden internacional que reunirá a los representantes de estas asociaciones comerciales de Canadá, Estados Unidos y México a celebrarse en San Miguel de Allende el 2 y 3 de abril.


Lorenzo Vianello, presidente de la Cámara de Comercio Italiana en México, abunda sobre la importancia del evento al citar que además de la representación mexicana, participarán cinco cámaras estadounidenses, tres canadienses, la Asociación de Cámaras de Comercio en el Exterior (Assocamerestero) y un nutrido grupo de empresarios de origen italiano.


El encuentro que concentrará esfuerzos sobre la industria automotriz y agroindustrial resultó atractivo para este gremio realizarlo en San Miguel de Allende el fin de semana. El encanto de la ciudad guanajuatense fue mucho más que quedarse en la Ciudad de México, donde sesionarán el 1 de abril para abrir el Congreso.


Mauricio Trejo saca ventaja de que San Miguel de Allende está en la ruta de la carretera 57 que une a la capital mexicana con los Estados Unidos, siendo así un punto interesante para el anclaje de empresas manufactureras. Quiere empleos para los sanmiguelenses.


En esa ecuación, la alianza de trabajo con el gobernador Sinhue Rodríguez adquiere una dimensión diferente. Es crear una nueva historia para el municipio y la región, cumpliéndose el proyecto del Gobierno del Estado y del propio gobierno de San Miguel de Allende, la diversificación del desarrollo de Guanajuato a lo largo y ancho del territorio estatal.


Topografía.

Altimetría. Para variar la UG.


Y… cayeron en la cuenta de que la Universidad de Guanajuato (UG) está en manos de un grupo encabezado por el rector general, Luis Felipe Guerrero Agripino, quien prepara su salida desde hace un par años, a fin de entregar el cargo a la actual secretaria general, Cecilia Ramos Estrada, previendo incluso e

l género como control de la Junta Directiva que tiene el encargo de nombrar rectores, incluso el general. El rector general olvidó el quehacer universitario; pero no de servirse de una institución pública acomodando a quienes le son leal y han servido.


Aunque en el proceso de renovación cuya convocatoria será lanzada el mes de mayo próximo, la consulta acaba en agosto cuando la Junta Directiva (La divertida sugiere la comunidad universitaria), designe al nuevo rector general, quien tomará protesta y posesión a finales del mes septiembre de este 2023. Existen más tiradores, aunque algunos han insistido en esperar hasta conocer los referentes del proceso, están: Salvador Hernández Castro como Teresita de Jesús Rendón Huerta; aunque debido a los escándalos podrían aparecer más suspirantes.

Es posible que en la ciudad universitaria de la entidad, en Guanajuato capital, la cuestión de sobremesa el próximo viernes de Dolores, sea el tema durante la concentración de políticos y egresados de La Colmena, para dialogar sobre una universidad de prosapia anclada en el pasado, a pesar de haber recibido una infraestructura envidiable desde jurídica hasta su descentralización en cuatro campus para el despliegue de su sistema departamental que busca la producción de la nueva ciencia, terminar con la ciencia hecha para coadyuvar al desarrollo del estado.


En sus ocho años al frente de la Máxima Casa de Estudios, dividido en ciclos de cuatro años (una reelección), Guerrero Agripino no consiguió mantener a la UG en el lugar 3 mil 265 del ranking internacional de las instituciones de investigación como la “recibió” al tomar posesión de la administración; en el 2023 la Universidad de Guanajuato se desplomó al lugar 6 mil 088 de acuerdo con la Organización SCImago Institutions Rankings-SIR-. Los defensores de oficio incluido rector general, sin explicaciones, dijeron que debió de ser evaluada con otros parámetros.


La endeble defensa como el abandono de la casa de estudios de parte de los poderes, Legislativo y Ejecutivo de Guanajuato, quienes, con ese manto de autonomía, ora si, dejaron hacer y dejaron pasar al grupo en el poder. No se hicieron los análisis respecto del daño cometido en la UG con la carencia de investigaciones sin soslayar la presencia de la camada de docentes que están del Sistema Nacional de Investigación.


La carencia de investigaciones no sólo contraviene la Ley Orgánica de la Universidad de Guanajuato y la formación de sus profesionales, esa falta de estudios afecta también al profesorado como a los trabajadores.


Quizá el daño mayor debido a la carencia de las investigaciones que debieron producirse en los cuatro campus de la UG es a todos los guanajuatenses porque hubieran podido servir para “coadyuvar” en la resolución de los problemas, por eso se diseminaron en las entidades del país las universidades públicas autónomas para incidir en el medio en donde están insertos, se podría ahora decir “elemental doctor Luis Felipe”. Se le entregó la UG en charola de plata y se olvidó de lo básico.


Causa del grupo del rector general


Dejar debidamente colocado a los integrantes de su equipo cercano, inamovibles, eso no debe de extrañar a los opositores ni a los diputados locales, incluido de Morena pues se viene manejando la Universidad de Guanajuato al gusto de un grupo, del silaoense Luis Felipe Guerrero Agripino quien autorizó la emisión de la convocatoria a modo para una plaza de profesor de Tiempo Completo de 40 horas en el Departamento de Arquitectura, a fin de que la gane Osvaldo Chávez Rodríguez, actual director de Extensión Cultural de la casa de estudios.



Pero porque no premiar al estrafalario arquitecto leal a su amigo el rector general, cuya secretaria es justamente la esposa de Osvaldo Chávez, la señora conocida por la burocracia por “Lolita”, doña Dolores Gallegos, amén de que el del retrato hablado, ha sido el arquitecto de cabecera de Luis Felipe que se ha encargado de las “remodelaciones” llamadas las VIP a fin tener al rector contento y sus oficinas atractivas.



Aunque las autoridades olvidan que más de 81 mil estudiantes dejaron sus estudios incluidos de la UG durante la pandemia provocada por el COVID-19. Ni de esa situación ni tampoco sobre las denuncias de las mujeres universitarias, estudiantes, docentes y trabajadores por abuso y acoso sexual han quedado aclaradas, el Congreso del Estado, tiene una gran oportunidad de fiscalizar la máxima casa de estudios, la UG.


Comentários


bottom of page