top of page
5000-x-1000.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Mucho se ha hablado de las elecciones en Argentina por Azul Etcheverry Aranda



La situación económica extraordinaria en el país ha llamado la atención en los últimos años y que en este contexto se haya presentado un candidato que es todo un personaje, con maneras y propuestas excéntricas ha dado como resultado que los ojos del mundo estén en este país y su proceso electoral.


Los argentinos no tenían un escenario fácil. De un lado estaba el oficialísmo de siempre que cargaba con un peso muy pesado sobre la actual crisis, del otro, un desconocido con personalidad y propuestas radicales.


¿Quién es Javier Milei? “El loco”, apodo del que él mismo se siente orgulloso, es un argentino que rebasa la excentricidad argentina habitual, un perfil psicológico que llama la atención por una historia personal compleja. Y una propuesta política igualmente “alocada” y contradictoria, abierta en lo económico pero cerrada en lo social.


¿Qué podemos esperar? Hemos visto que estos perfiles llamativos y ruidosos a veces sólo han sido eso, una estrategia para explotar capital político y ganar votos para que, en la práctica, se observe un trabajo mucho más mesurado, tomando en cuenta que en este caso habrá contrapeso en las cámaras.


También será muy interesante ver como está nueva administración argentina hace sus primeros acercamientos con los países latinoamericanos al ahora querer seguir una línea un poco contraria a la tendencia de la región.


El ejercicio electoral en el país del cono sur nos revela mucho sobre las tendencias a futuro:


1. Hay un patrón del electorado por elegir la opción en contra del status quo, Trump, Macron y ahora Milei nos ejemplifican esto, que ahora los cuidáramos no están votando por un individuo o sus propuestas, sino que su voto se basa en querer cambiar de aires y de la idea general de probar una alternativa.

2. Las encuestas fallan. Lo venimos viendo desde hace años y esto está relacionado con el punto anterior, el elector acude a las urnas con más emoción más que información y su voto puede cambiar en el último momento al no sentirse plenamente identificado con la izquierda o derecha sino por su ánimo de un golpe de timón.


Los mexicanos debemos aprender de este ejercicio y estar conscientes en primer lugar que el acudir a las urnas es esencial y, en segundo lugar, que hacerlo informados lo es aún más.


Comments


bottom of page