• La Noticia al Punto

UN 1° DE MAYO DIFERENTE

Colaboración de Vicente Esqueda


El 1° de mayo se conmemora a nivel mundial el día del trabajo, que suele ser un recordatorio, de lo que se ha hecho por los derechos de los trabajadores; pero también, de que la lucha por mejorar las condiciones laborales sigue vigente.

Sin embargo, el 1° de mayo de este año, pasará a la historia como un día diferente; primero, porque con el objetivo de disminuir los contagios de la enfermedad COVID 19, a todas aquellas empresas consideradas no esenciales por el gobierno federal, se les ha obligado a cerrar, lo que ha generado múltiples despidos, y en el mejor de los casos, acuerdos de disminución de sueldo al trabajador.

Al respecto, la ONU ha dicho que aproximadamente el 81% de la fuerza laboral mundial, se encuentra con trabajo parcial o totalmente cerrado como consecuencia de la pandemia.

En segundo lugar, porque se ha generado un efecto económico de una magnitud que todavía no conocemos; al respecto, el Fondo Monetario Internacional señaló que el impacto negativo sobre la economía, será el peor que ha vivido el mundo en casi un siglo; por lo que, aún y cuando pase la cuarentena a la que nos hemos sometido, habrá muchas fuentes de empleo que ya no volverán a laborar, lo que significa más despidos.

Pero hay quien, ha aprovechado la crisis para obtener buenas ganancias, como la empresa del hijo de Manuel Bartlett, director de la CFE, quien ganó un contrato con el IMSS por 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios, lo que representa el precio más alto por equipo, de acuerdo con una investigación hecha por la asociación civil, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

A pesar de este escenario que parece sacado de alguna mala película, donde muchos pierden y pocos ganan; en el caso de México, no tengo la menor duda que la mayoría, sacaremos el espíritu y creatividad que nos caracteriza, pondremos el esfuerzo necesario para reponernos, y saldremos adelante.


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram