top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

La NASA encuentra agua a 370 luz de la Tierra

El agua, uno de los elementos esenciales para la vida tal como la conocemos, sigue siendo un misterio en cuanto a su origen y distribución en el universo. Sin embargo, recientes descubrimientos podrían acercarnos a desvelar algunos de los secretos mejor guardados del cosmos. La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) ha anunciado el emocionante hallazgo de agua en un sistema solar ubicado a una distancia de 370 años luz de la Tierra, conocido como PDS 70.



Este sistema solar alberga una intrigante configuración, compuesta por un disco interno y un disco externo de gas y polvo, separados por un espacio de ocho mil millones de kilómetros. Dentro de este "hueco" se encuentran dos planetas gigantes gaseosos ya conocidos. Sin embargo, las mediciones más recientes del Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI), parte del Telescopio Espacial James Webb, han revelado la presencia de vapor de agua en el disco interno del sistema. Este descubrimiento representa la primera detección de agua en la región terrestre de un disco que se sabe que alberga protoplanetas.

Giulia Perotti, autora principal del Instituto Max Planck de Astronomía (MPIA) en Heidelberg, Alemania, destacó la importancia del hallazgo, explicando que aunque se han observado indicios de agua en otros discos, esta es la primera vez que se ha detectado tan cerca de planetas en proceso de formación. El director del MPIA, Thomas Henning, coautor del artículo, también compartió su entusiasmo y afirmó que este descubrimiento resulta especialmente emocionante ya que nos permite investigar la región donde suelen formarse los planetas rocosos similares a la Tierra.

El Telescopio Espacial James Webb, con su capacidad de observación en el rango del Infrarrojo Medio, ha demostrado ser una herramienta invaluable para hacer posible este tipo de hallazgos. Gracias al trabajo conjunto de los investigadores principales del programa MINDS (MIRI Mid-Infrared Disk Survey), se han obtenido datos que permiten avanzar en nuestro entendimiento sobre la formación planetaria y la presencia de agua en sistemas solares lejanos.

Este descubrimiento marca un importante paso en la búsqueda de respuestas sobre el origen del agua y su papel en la formación de planetas, incluso más allá de nuestro propio sistema solar. La posibilidad de que planetas rocosos similares a la Tierra estén formándose en regiones cercanas a estrellas distantes nos invita a reflexionar sobre la diversidad del universo y las innumerables posibilidades que podrían existir para la vida en otros rincones del cosmos.

A medida que la tecnología y la ciencia continúan avanzando, es emocionante pensar que estamos cada vez más cerca de desentrañar los misterios del universo y descubrir los secretos que podrían cambiar nuestra comprensión del cosmos y nuestra propia existencia en él. El sistema planetario PDS 70 y el Telescopio Espacial James Webb nos recuerdan que el conocimiento humano sigue expandiéndose más allá de lo que alguna vez imaginamos, abriendo puertas hacia un futuro de descubrimientos asombrosos.


Comments


bottom of page