• La Noticia al Punto

Las charlas ante la chimenea

Por: Mtro. Luis Octavio Murat


En una de las “mañaneras” parecidas aunque menos cálidas a “Las charlas ante la chimenea” de Franklin D. Roosevelt que abundantes y buenos frutos le rindieron ante la nación. Se refería el presidente Lopez Obrador al New Deal, o Nuevo Trato, que aplicó precisamente el presidente Franklin D. Roosevelt, a fin de reconstruir la devastada economía de su país.

Sacar al país del hoyo causado por la “Gran Depresión” aplicando la ley contra los monopolios; ampliar la publicidad a las ofertas de valores; regularizando el funcionamiento de empresas fundadoras, apoyando a emisoras de acciones y valores y el comercio ínter— estatal; reglamentando el cobro de cuotas de las empresas de utilidad pública; vigilando a las Bolsas de Valores y Mercancías.

Todo ello, subrayando los errores y abusos del gobierno anterior de Herbert Hoover como fueron los crecientes déficits más el derroche que hizo de millonarias cantidades de dinero, de los miles de millones de dólares que volvieron a circular libremente, mientras todo subía, salarios, precios, ventas y deuda pública pero que lo tenía sin cuidado al considerar que los sabios de Harvard y los economistas keynesianos no le preocupaban ya que “se trataba del dinero que nos adeudamos a nosotros mismos”, decía. Roosevelt fue considerado como un presidente reformista que introdujo a la Casa Blanca al exclusivo mundo de los grandes negocios.

El New Deal suprimió oficinas ostentosas y sustituyó dependencias por otras, como ahora lo hace AMLO con el Seguro Popular, Los Pinos en museo populista, o Sheinbaum quitando ventanales blindados de las oficinas de gobierno de Ciudad de México, en aras de la supuesta austeridad de su muy personal “New Deal” o 4a Transformación como él lo llama.

EL Nuevo Trato del gobierno de Roosevelt redujo salarios de los empleados federales y los gastos de gobierno 25%; canceló las solicitudes de prestamos para la administración y redujo el presupuesto de su gobierno.

El sello que AMLO le imprimió a su administración, en ocasiones, me da la impresión de que confunde a Hoover con Roosevelt, y el Keynesianismo de ambos, pues el fondo y las formas de gobernar, por momentos, coinciden con el perfil de árbitro dominador del presidente Herbert Hoover—1929-1933, quien en el momento de que Europa fue seguida por el desempleo crónico, desató una obsesión desenfrenada entregando enormes sumas de dinero público a los pobres y desocupados; aumentó la deuda pública, debilitó a la iniciativa privada; desató la confusión y el temor en la nación; trastornó el crédito público; provocó el aumento de la violencia de los opresores contra los trabajadores y que los hombres de negocios reclamaran también privilegios especiales. Obviamente el odio entre las clases sociales acabó con la colaboración espontánea. De ahí que Hoover y su idea de Europa coincidiera con los planes de los Tugwell, de los Manden, de los Henderson, de los Hillman, de los Wallace y de los Hopkins, planes que fueron la base del programa del Tercer Nuevo Trato que, en efecto, no era comunista ni fascista pero que incluía a elementos fascistas, comunistas, rojos y rojizos, trabajando conjuntamente bajo un sistema de capitalismo dirigido.

Franklin D. Roosevelt se condujo con habilidad para tratar a los medios de comunicación. Sus “charlas ante la chimenea” se hicieron famosas, aumentando la comunicación y confianza de la nación en su gobierno.

Franklin D. Roosevelt estuvo casi cuatro periodos al frente del gobierno, 1933 a 1945, su legado fue enderezar la economía mediante el llamado “Nuevo Pacto o New Deal” aplicando correctas medidas económicas y sociales para reactivar el consumo y la inversión, reordenó el sistema financiero y productivo del país destruido a consecuencia del Crack de 1929 conocido como la Gran Depresión, aplicando los principios de la teoría de John Maynard Keynes consistentes en la intervención del estado en periodos de crisis para reactivar la economía, aun a costa del aumento del deficit interno.


https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

@luis_murat


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram