• La Noticia al Punto

La fase 3 de la Pandemia

Lic. Azul Etcheverry Aranda

El pasado martes el gobierno federal dio por iniciada la fase tres de la pandemia y en términos generales se comenzará a presentar un número exponencial de casos de pacientes con el virus, ya que las cadenas de propagación dejan de ser controlables. Sin embargo, debemos tener presente que el factor epidemiológico es proporcional a la capacidad que se tiene para atender el número de contagios y a la respuesta de la sociedad ante la crisis.

Desde la perspectiva estrictamente epidemiológica y de salud pública, desde el inicio de la fase 1 en el que se comenzaron a “importar” los casos desde el extranjero y se hizo la trazabilidad de los contactos de dichos casos, se comenzó a alertar a la población sobre la peligrosidad del virus en tanto que se inició una estrategia de distanciamiento social y de modificación de prácticas de higiene como el lavado correcto de manos y superficies de contacto.

Sin embargo, la comunicación entre la Secretaría de Salud y el ejecutivo federal ha caracterizado por ser contradictoria y poco efectiva. Mientras que los especialistas sugerían evitar la exposición social y mantener las medidas cada vez más estrictas, el presidente se ocupa de trivializar la enfermedad asistiendo a giras y eventos públicos, asegurando que esta pandemia, que ha derrotado sistemas de salud europeos, nos “cayó como anillo al dedo” y que un “detente” es suficiente para enfrentarlo.

Desafortunadamente este mensaje permeó en algunos sectores de la sociedad quienes incluso hoy increíblemente no creen siquiera que la enfermedad existe, lo que magnifica su impacto, especialmente en las poblaciones más rezagadas y vulnerables.

Y ahora estamos viendo como la realidad rebasa por mucho las declaraciones fuera de lugar del presidente a la vez, ha demostrado la incapacidad del Estado para atender decisivamente el problema multisectorial que ya sentimos.

La grave situación del desabasto de insumos, medicamentos y equipo médico que arrastramos desde el año pasado ahora se ve magnificado por la urgencia de hacerse de equipo especializado para atender la contingencia, mientras que los recursos para ciencia y tecnología que hoy deberíamos utilizar, se redujeron considerablemente en el presupuesto federal.

Las consecuencias económicas estamos por verlas, pero el escenario no es alentador si analizamos las predicciones financieras y los precios del petróleo colapsados, es momento de actuar y repensar la estrategia y las prioridades que tenemos como nación

Es momento de entablar alianzas con todos los sectores productivos del país, como el acuerdo que se firmó con las instituciones privadas de salud para incrementar la capacidad de atención de pacientes, mientras que hace unos cuantos meses eran criticados como parte del problema neoliberal.

El reconocer que todo es perfectible y que dependemos el uno del otro nos ayudará a rectificar el camino.

Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram

Entradas Recientes

Ver todo

Iniciativa en Salud

Por Lic. Azul Etcheverry A. Ha inicios de mes se aprobó en el pleno de la Cámara de Diputados la iniciativa a la Ley General de Salud que permite que cerca de 33 mil millones de pesos del fondo genera

Iniciativa en salud

Por Lic. Azul Etcheverry A. Ha inicios de mes se aprobó en el pleno de la Cámara de Diputados la iniciativa a la Ley General de Salud que permite que cerca de 33 mil millones de pesos del fondo genera