top of page
2do-aniversario-juvenutudes--campaña-VD2N (1).png
2doAniv_v2.jpeg
  • La Noticia al Punto

ALGORITMOS, por Claudia Padilla



Entre marchas, divisiones y los que hacen “transas” es como nos encontramos este martes, una semana parecida a los regidores y diputados que solamente levantan la mano por inercia, así en su afán de gobernar.


EL QUE NO TRANSA NO ¿AVANZA?


A veces dicen “no hagas cosas buenas que parecen malas, ni malas que parezcan buenas”, pero en esta ocasión a todas luces se ve que no hay nada de bueno en ¿cómo le diremos?, “jugarreta” que hizo la senadora Antares Vázquez y que le está costando una investigación por lavado de dinero y/o defraudación y evasión fiscal ante el SAT.


Y es que ahí le va, la senadora a quien le dieron este cargo como premio de consolación por no dejarla como candidata al gobierno del Estado de Guanajuato por dárselo a Ricardo Sheffield Padilla, decidió arrendar su casa de gestión a la empresa Torbex S.A. de C.V. que fue boletinada por el SAT a través de su “lista negra”.


Y algunos dirán ¿y qué tiene?, pero sí tiene, pues la senadora por Morena gesta operaciones simuladas a cargo del Senado de la República desde el 2019 hasta ahorita, pues arrenda su casa de gestión a una empresa que se constituyó con 50 mil pesos, es decir, que la morenista ha desfalcado al erario público con 740 mil pesos por recibir una renta y ella arrendarla.


Por ello el Servicio de Administración Tributaria la trae entre ceja y oreja, además de que tampoco ha reportado ninguno de sus gastos ante la Plataforma Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública, algo que tienen que hacer todos los servidores públicos.


La cuestión es que Antares Vázquez, tienen que aclarar porqué cometió todos estos errores, y no pudiera decir que desconocía el movimiento, pues a todas luces se ve que no hubo desconocimiento del tema.


UNA MARCHA QUE MARCHA


Ya les había dicho yo que la marcha que se dio el pasado domingo por el cuarto año de que llegó a la presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador, iba hacer un día de “selfitis” y le llamó así porque mientras gritaban “es un honor marchar con obrador” intentaban a toda costa tomarse una foto con cuanto “político amigo” se encontraran en el lugar.


Aunque amigos, amigos, no fue lo que se vio de los guanajuatenses, que dirán lo que dirán, pero estuvieron divididos, unos mandaron hacer sus mantas “solitos”, mientras que otros se cooperaron para dárselas a las personas de los 150 camiones contratados, que fueron para llevar a los “acarreados”, ¡perdón, perdón!, a todos los que por su propio pie se presentaron de manera voluntaria y que no fueron por la torta con jamón.


Por un lado vimos a quienes dicen trajeron y trabajaron por consolidar a Morena en Guanajuato, a los Prieto Gallardo, que después ya no pueden ver en la sopa, pero que todavía tienen la “esperanza de México” de que puedan conseguir más puestos políticos.


En otra esquina como el “santo, el cavernario” vimos al delegado, en algún momento llamado “súper delegado” Mauricio Hernández, con sus otros delegados, levantando las manos en triunfo, de yo seré quien gobierne Guanajuato, y de que somos más, frase que se están pirateando de los azules.


Sin colores en la playera, pero también con un corazón “guinda” estuvo Ricardo Shefield, quien mejor se acercó a los gobernadores, que se dice, fueron de 22 estados.


Y es que de poco sirvió marchar y marchar porque el tiempo se va a acabar, cuando AMLO, decidió subirse a su carro para llegar al zócalo capitalino, pues era tanta la afluencia que terminó agotado.


También les había adelantado que las autoridades dirían que las cifras serían buenas, del pueblo de México, según las autoridades capitalinas el número llegó a un millón 200 mil, que bueno que las contaron a todas, capaz de que se cuela una y ni espacio hubiera para gritar en la plazuela.


LOS “LEVANTAMANOS”


A veces decimos, en manos de quién estamos en el Estado y en los municipios, si en este momento hiciéramos una encuesta de si los regidores saben porqué votan, obtendríamos números muy altos de que no tienen idea, muchos dicen que porque que cabildean antes y ya saben de que se tratan las sesiones de Ayuntamiento.


Vemos en varios municipios que mientras toman decisiones para el pueblo, no dejan de lado el celular, el face, el twitter y todas sus redes sociales, para levantar la mano ante decisiones importantes que después no saben cómo revertir y le echan la culpa al primero que les pasa por enfrente y hasta despidos se dan.


Yo con esta me despido por hoy, mientras que con todo esto algunos piensan “En política lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno”, algunos ni lo uno, ni lo otro. Nos vemos porque el que “no cae, resbala”



Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios
bottom of page