top of page
Multiplicadores-por-la-paz-2023-miniatura.png
NODO-Juventudes-2023-miniatura.png
Apoyo-de-movilidad-miniatura.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del martes 31 de enero, por Claudia Padilla



Este martes iniciamos la semana con yo primero, yo tengo la mano más larga, yo me cambio y no me quieren



EN LA MIRA


A penas se dijo por parte del Partido Acción Nacional (PAN) que sería una mujer la que iría a la candidatura por la gubernatura del estado, cuando de todos los colores comenzaron a ver a quién meterían para que les haga sombra a las panistas, de un color ya salieron varias, porque nada más no se ponen de acuerdo entre los grupos internos para ver cómo irán.


Pero primero se está viendo el tema de las coaliciones, que a veces, en lugar de ayudar desayudan y terminan peor de lo que comenzaron, además, que entre las uniones de partidos ven que su lucha ya no es meter a un hombre o una mujer, sino evitar perder el registro.


En Acción Nacional no tienen este problema, tienen uno más grande y es ver cómo se desgarrarán internamente para ver a quién apoyan; en el momento en que dijeron que iban cuatro mujeres a la gubernatura del estado, las redes sociales se vieron saturadas con el yo apoyo “a”, incluso algunos que dijeron que esperarían el proceso interno ya apoyan a su candidata, muchas de las reuniones en León ¿será por algo?


Uno de los partidos que generalmente se van a coalición son los del Partido Verde Ecologista de México, quienes ya dijeron que tienen a su “soldada” para ir a la guerra y darles batalla a los panistas, Beatriz Manríquez Guevara sería quién los representaría, pero es precisamente porque en este partido no hay muchas aspirantes.


Betty Manriquez ha sido cuatro veces diputada, dos ocasiones federal y dos veces local, ahora es titular de la Secretaría del Medio Ambiente de Puebla, muy lejos de su estado y muy lejos de la problemática que se vive en el estado.


En el caso de Morena, con tantos grupos internos ¡ya ni sabe!, la que vemos que anda en todas partes es a Bárbara Botello, que ahora se dice que es guinda y está en el grupo del delegado Mauricio Hernandez, pero ¡aguas!, porque dentro del mismo grupo está la delegada del ISSSTE, Magdalena Rosales, una a la que ya le hacen ojitos para representarlos.


Por parte de los guindas, bueno de un grupo, dijeron que iría Malú Micher y la tan polémica Antares Vázquez, pero que respetarán los que digan sus militantes.


¡Pero! Regresando a Bárbara Botello también se ha reunido con priistas, pues no dejan de lado que es la única que le arrebató al PAN su bastión, que era León, le dicen que la quieren y como cuando quieren enamorar ahora sí la quieren para algo serio.


Ruth Tiscareño también dice que su trabajo la llevaría a la candidatura a la gubernatura, de eso sí dudo, porque aún cuando se ha llevado a todos los priistas de antaño no le alcanzaría para mucho, porque el que mucho abarca… en el caso de Ruth sus tantas ocupaciones, por decirlo así, ir a la gubernatura sería un peso más.


La que está en la mira por los priistas es la diputada Yulma Rocha quien en repetidas ocasiones dice que su trabajo la respalda.


En el caso de algunos partidos de izquierda se hablaba de que veían a la ex alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, como su abanderada, aunque ella lo negó y dijo que tiene otros proyectos.


En los diferentes partidos políticos solamente se dan nombres, lo importante es ver quién está detrás de ellas , porque serán sus patrocinadores quienes decidan, porque sin dinero no hay ni candidatas ni candidatos, ¡es más! ni campaña.


Aplicamos que no siempre que él corre más rápido es que gana…



¿TRAIDOR?


Semejante sorpresa, bueno ni tanta, la noticia que el diputado federal y ex alcalde de Salamanca, Justino Arriaga Rojas, se fue con Morena, ¡válgame!


El ex panista ya andaba con el “corazón roto” porque no lo eligieron como consejero nacional del PAN, desde entonces se fue desahogar en el hombro de sus compañeros diputados guindas quienes lo acogieron, y ahora se siente importante.


El coordinador de la bancada de Morena, Ignacio Mier Velazco, dio el anuncio desde San Lázaro, y “valoraron su decisión” de Justino, que fue incluso avalada por el secretario de Gobernación, Adán Augusto, que le reconoció el “gesto”.


Gestos fueron los que le hicieron a Justino Arriaga, sus ex compañeros de partido y hasta los de su nueva casa política.


Después del “notición”, Arriaga Rojas despotricó contra Acción Nacional, al que perteneció 24 años, que lo llevó a dos diputaciones federales y a una alcaldía; ahora, se muestra preocupado por la inseguridad y todo lo que no se ha hecho en el gobierno estatal.


La falta de la democracia interna, la falta de pensamiento, un partido burócrata y pedir limosnas para los municipios, entre cientos de cosas, (además que quiere un cargo político, que ya no le darían los panistas), es parte de esa decisión, que, si bien llamó la atención de sus azules, tampoco se cortaron las venas.



POR LA PUERTA CHICA


Mientras Justino Arriaga declaraba sobre su salida del PAN, el líder estatal de Acción Nacional, Eduardo López Mares, aseguró que el diputado federal se fue por la puerta de atrás, que no es alguien quien les sume y que lo mejor es que se fuera para que hiciera sus berrinches a otro lado.

El presidente del PAN en Guanajuato sabe que habrá diferentes tomas de decisiones, que las limpias siempre son mejores, solamente que no se le puede olvidar al ex alcalde de Salamanca que los panistas fueron generosos al darle varios cargos públicos y que tan hay democracia en el partido que por eso no lo escogieron como consejero nacional.


Ahora que se vaya con sus intereses personales a otra parte.



TAMPOCO LO QUIEREN


El que también quiere que Justino Arriaga se vaya a otra parte es el diputado morenista, Ernesto Prieto Gallardo, que a todas luces no quiere ni tantito al ex panista que “representa todo lo quieren en el partido”.


El legislador no se mordió la lengua al decir que no se reunirá con él a tratar ningún tema, ni le interesa, ni lo va a tratar bien, ¡bueno! el trato será el mismo que Justino le dio cuando era alcalde de Salamanca y que lo vio “chiquito”, dicen que todo se paga en esta vida.


Por mucho que el diputado federal diga que tiene buena relación con el alcalde de Salamanca, César Prieto, hermano de Ernesto, sus palabras están en duda.


Entre los que cambian de opinión, los que chapulinean y los que lloran en las esquinas, yo me despido este martes, nos vemos la próxima porque el que “no cae, resbala”.



Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios
bottom of page