top of page
5000-x-1000-mujer.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

ALGORITMOS del 3 de enero, por Claudia Padilla



Hoy es martes de lealtad-deslealtad, los cobijados y los que ya hacen cartas adelantadas a los reyes.


LA LEALTAD


Ricardo Sheffield, quiere a toda costa llegar a la gubernatura del Estado, aunque muchos no lo quieran ver ni en la sopa, por formar parte de un grupo de los “cientos” que hay dentro de Morena.


Ahora la pregunta es, ¿qué pasa cuando el azul y el guinda se mezclan?, pues se pone morado, y morados fue como se pusieron muchos panistas, cuando resulta que el delegado de la Profeco comenzó su campaña ni más ni menos que en Jaral del Progreso.


Digo ni más ni menos, porque el alcalde jaralense Pepe González Ojeda, tiene su corazón allegado a Morena, lo ha dejado ver en más de alguna ocasión en las fotografías y en las reuniones, con playera y todo.


Después el PAN en el estado, lo invitó a varios eventos y dejó, supuestamente, en claro que ningún color es más fuerte que el azul, porque azul es el que rifa en Guanajuato, aunque el presidente municipal no ganó por ninguno de los dos partidos políticos, ganó por Redes Sociales Progresistas (RSP), ¿se acordará el alcalde?, yo creo que no.


Aunque diga lo que diga Sheffield Padilla fue a echarle porras, aunque no tan necesitadas, pues reconoció a Jaral del Progreso como un municipio “pequeño”, una “bonita ciudad” de artesanos y artesanas dulceros en Guanajuato.


Y entonces salió con un “famoso dicho”, “para los toros de Jaral, los caballos de allá mesmo”, se lo dijo a Pepe González o le habló al tanteo.


De plano no creo que nadie entendió, o sería un chiste local entre los dos políticos salidos del PAN, entrados a Morena, y regresados al azul y tentados por otros más.


Casualidad o no, Ricardo Sheffield, quien se ha quejado arduamente con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de Guanajuato, está tratando de sumar a los descarriados para que lo apoyen en las próximas elecciones.


Aún les faltan muchas puertas que tocar, pero los misterios ya pasaron en la navidad, Sheffield Padilla aún quiere pedir posada.


EN LOS DEPORTES


Una de las frases que dicen la mayoría de los medios de comunicación es “y en los deportes”, pues en lo que corresponde a los deportes en el estado, no es de ocultarse que el titular de la Comisión del Deporte del Estado de Guanajuato, mejor conocido como CODE, Marco Gaxiola Romo, quiere ser alcalde de Celaya, incluso lo manifestó desde las pasadas elecciones, pero fue mejor “gallo” Javier Mendoza Márquez.


Para el 2024 se dice que su nombre está muy fuerte, que podría funcionarle la campaña que hace desde CODE y que las acciones que hace desde su trinchera apoyan generalmente a Celaya, donde también fue regidor del PRD, porque ahora es una “moda” cambiarse de color.

Con bombo y platillo el “sol azul” dio a conocer que en las antiguas instalaciones de Celanese, donde también está C-4 y la Dirección del Medio Ambiente, construirán en este año áreas deportivas con un centro acuático, donde gastarán 33 millones de pesos, además de una Villa deportiva donde pretenden invertir 25 millones.


Casualmente Celaya es el mejor municipio donde se pude dar las inversiones por parte de CODE.

Gaxiola Romo, se ha reunido también con empresarios, quienes supuestamente tendrán que meter dinero de su bolsa para crecer el tema del deporte, pero esto no es de sorprender porque se sabe que también lo apoyan en eso de ser el próximo alcalde de Celaya.


Aunque los empresarios tendrán que estar divididos, pues también se habla que Jorge Gámez, el secretario del Ayuntamiento de Celaya, también quiere ser alcalde.


Lo bueno para el municipio es que quienes quieren llegar al poder desde su trinchera podrán hacer mucho, por lo menos presumir, ojalá que los puestos les alcancen para llegar a sus cometidos, pues hay que recordar que quien quería la alcaldía también era el secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural, Paulo Bañuelos, quien pasó de una diputación local, a un puesto que ya tenía.


En su momento Paulo Bañuelos no quita el dedo del renglón y también anda con mucho movimiento por Celaya.


Así que empiecen las apuestas, por lo menos las internas, porque aún hay una carta bajo la manga que aún con las obras y regalos posiblemente no les alcance.

Aplicamos la “no de tanto platicar se florece”.


LO BUENO

Entre las cosas buenas es que los alcaldes de todo el estado prometieron muchas cosas para el 2023, entre ellas bajar la inseguridad, esperemos que no quede como la promesa de hacer ejercicio o más.


Yo con esta me despido, nos vemos el jueves, porque este año 2023 también el que “no cae, resbala”.


Comments


bottom of page