top of page
5000-x-1000.png
banner.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

ALGORITMOS del 26 de marzo, por Claudia Padilla



Este domingo estamos entre los que tienen poquito poder y abusan y los que piden que cierren bares “tempranito”


LAS MUERTES


En una semana mataron a tres elementos de Seguridad Pública, uno de ellos en la capital del estado, uno más en Celaya y uno en León, mientras que las autoridades dicen que no hay nada de qué preocuparse, pues no todo es malo.


Si para las autoridades no es malo que se tenga una cifra de 18 policías asesinados y todavía no termina marzo, entonces ¿nos tendríamos que preocupar?, porque Guanajuato ocupa el segundo lugar a nivel nacional donde más se cometen homicidios contra elementos municipales, hace un año se registraron 50.


Sabemos que para muchos son elementos más y para otros dicen que están coludidos con el crimen organizado, o al menos ese es el speech que da un día sí y otro también el fiscal general del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre.


Tampoco se puede negar que exista gente que ande en malos pasos, pero eso las averiguaciones lo dirán, si es que llegamos a ese paso.


O también escuchamos a la alcaldesa Alejandra Gutiérrez, quien dio la bienvenida a los nuevos elementos de la Policía Municipal, un día después de que hubiera un atentado en contra de los municipales y muriera uno; la edil en su discurso dijo que no hay que temer, ¿en serio?


En el caso del alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro, lamentó el ataque al subdirector de la policía municipal, Jesús Alejandro Camacho, incluso reconoció lo que ya todos saben, que se está viviendo una violencia como “nunca” antes vista, mientras que tras la muerte de un elemento policíaco en Celaya a través de un comunicado se reprobaban estos hechos.


El problema es que no solamente se tiene que levantar la voz para lamentar que esto suceda, sino como poder trabajar para que los asesinatos disminuyan.


Algunos son muy valientes, pero también lo que dicen es que los mueve los más de 15 mil pesos que reciben de sueldo, dinero que saben no ganaran en otro lugar.


Dentro de las corporaciones no se habla de nada más que de volver a sus casas vivos, si es que el día se los permite.


DESBOCADA


Resulta que mientras todo esto pasa Sophia Huett López, titular de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, decidió jugar con los filtros de Tik Tok y decir que algunos no le favorecían, porque la boca se le hacía grande.


Podemos decir lo mismo de otros funcionarios, que mientras hablan la boca se les hace grande, aunque de acciones pequeñas.


En el caso de la secretaria ejecutiva, no ha tenido mucho tacto en sus comentarios de la red social, donde sabemos que es personal, pero que no se le olvide que a comparación de todos los millones de guanajuatenses ella es una servidora pública, contratada para dar resultados en el tema de seguridad.


Podemos decir que su labor está en tela de juicio, cuando toma muy a la ligera su participación en temas tan delicados como la muerte de los policías.


Tal vez, y digo tal vez deberían de decirle que Guanajuato tiene problemas antes de que comience con sus historias de redes sociales.


Aplicamos la de “no me mires, no me mires… que no he me he puesto maquillaje”


EN EL ANDAR


Mientras que esto sucede, ya parece una novela de acción, el secretario de Seguridad, Alvar Cabeza de Vaca, se presentó ante el congreso a rendir un informe de actividades, ¿a rendir qué?, en eso me perdí.


Cabeza de Vaca tiene 10 años en el cargo, una década en la que asegura que los delitos patrimoniales han disminuido en el estado, lo mismo que los homicidios, ¿vivirá en Guanajuato?


Lo que sí hay que destacar es que él además de ser secretario también le hace a la dirección de Policía Municipal, cuando tomó 16 municipios en el mando único, y claro que es mando único, pues él manda en todo.


Anda fallando en algo, y es que sus directores se le andan saliendo del huacal y eso ha generado violencia en el estado.


Esperemos que en la siguiente podamos aplicar la de anda y ve…


A LA VIEJA ESCUELA


Precisamente en medio de la violencia el general Enrique Covarrubias López, comandante de la XII Región Militar, recomendó cerrar antros y bares a la 1 de la mañana, ¿y la ciudadanía y los empresarios que culpa tienen?


Covarrubias López, es el mismito que recomendó no realizar carreras de caballos y peleas de gallos, al considerar que eran giros negros en los que se “incubaba” al crimen organizado, lo peor es que les hicieron caso y se quitaron.


El horario en los bares o los centros nocturnos no ha sido un detonante para imperen los delitos, pero igual pretende que con eso disminuyan.


Ahora si no aplicamos la de “Firmes, ¡ya!.


Yo este domingo me despido en medio de maquillaje, filtros y ordenes militares que me llevan mejor a que haga lagartijas, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


bottom of page