top of page
5000-x-1000.png
banner.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 23 de febrero, por Claudia Padilla



Este jueves nos encontramos entre los que hacen desvíos y se enojan porque los cacharon y los que se sienten agentes policíacos…


POR TIRAR UNA BOLA


En Silao existe una descomposición interna que ya fue más allá de los dimes y diretes, la rivalidad entre los mismos miembros del ayuntamiento acabó con desvío de recursos y denuncias penales, que han hecho que la oposición se suba al barco, principalmente los panistas quienes ya le entraron a todo tipo de calificativos.


No está demás que todos pidan cuentas claras, más aún cuando se habla que se “perdieron” 4 millones 199 mil pesos dinero que se tenía para el malecón en el Río Silao y que pararon para un campo de golf que quería el alcalde Carlos García Villaseñor.


El problema interno de Morena ha permitido que se den estos señalamientos que comenzaron con el secretario del Ayuntamiento, Rogelio Santoyo Guevara, quien denunció el desvío de recursos por parte del presidente y del tesorero Mauricio Verber y Vargas, este último por depositar el dinero a la empresa Vialidades y Construcción Trébol, que ha trabajado en varios municipios como en Celaya e Irapuato y que ha ganado licitaciones estatales.


El alcalde Carlos García Villaseñor se enojó y cuál buen político dijo que todo era una mentira que solamente le quieren hacer daño, y que Rogelio Santoyo dice cosas porque quiere la presidencia municipal y está haciendo precampaña.


Ante las declaraciones hechas por el secretario del Ayuntamiento de Silao Rogelio Santoyo sobre que existe un desvío de recursos con una empresa de Irapuato para mandar dinero a otra empresa en Estados Unidos, el alcalde Carlos García Villaseñor señaló que estos dichos son sólo un juego sucio.


Cuando se trata de dinero también tienen que involucrarse las autoridades, en este caso la Fiscalía del Estado, quien ya investiga el supuesto desvío de recursos, después de la querella interpuesta por Santoyo Guevara que quedó en el expediente 18719/2023 desde el 27 de mayo del 2022.


Por todo esto Carlos García Villaseñor quiere destituir al secretario del ayuntamiento, por “inventar tantas mentiras”, el acalde incluso dice que no hay pruebas en su contra.


Al igual se le olvidó que no es la primera ocasión en que su administración ha estado en el ojo del huracán por temas relacionados con el dinero.


Cuando el río suena es porque agua lleva, en este caso tan transparente como la contaminación de los últimos días.


YO SÍ LE ENTRO


Todo esto les ha servido a los panistas expresar lo que sienten y ayudar para hacer más polémica, porque además de que quieren quitar a Morena de Silao, quieren castigar a Carlos García Villaseñor quien salió de las filas del Partido Acción Nacional.


Por ejemplo, Víctor Zanella Huerta, presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado, está convencido que se tiene que investigar y que él lo hará para que se llegue hasta las últimas consecuencias, digo para eso está.


El dirigente estatal del PAN, Eduardo López Mares, trae entre ceja y oreja a la administración de Silao pues lo tendrá vigilados muy en corto, ya que los de Morena son corruptos y no atienden las necesidades de la población.


Además, que ya entrado en calificativos el panista se soltó y además dijo que es una alcaldía inoperante opaca e ineficaz, ¿algo más?


Ojalá que además de las palabras lleguen a las acciones y no se quede en la subida de adrenalina que les hace que piensen con el estómago.


Porque el que habla primero no siempre es el que lo hace mejor.


AGENTE SECRETO


El presidente municipal de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo, se subió a una patrulla y decidió hacer él solito un operativo para detectar objetos robados en casas de empeño y chatarreras.


El alcalde estaba preocupado porque el municipio se estaba quedando sin coladeras, lo que se estaba convirtiendo en un caos para los automovilistas.


Una llamada “anónima” les informó en que chatarrera estaban comprando las alcantarillas de metal, que pagan entre tres y cuatro pesos por kilo, por mucho logran conseguir 200 pesos, que queriendo o no es un buen dinero.


Mauricio Trejo salió, se grabó y llegó con los elementos de la Policía Municipal en patrullas a una de las chatarreras y encontró el “tesoro municipal”.


El presidente sanmiguelense pidió que no se compre lo robado, mucho menos si le robaron al municipio.


Ahora le caerá todo el peso de la ley a quien cometa estos delitos que también se dan en las casas de empeño.


Prometió que seguirá investigando y cayéndoles a los delincuentes, ahora también la gira de investigador.


Al alcalde no le fue mal, pues se habían desaparecido 10 alcantarillas, logró recuperar 7, en promedio un 70 por ciento.


Ya veremos si siguen las denuncias por el robo de metal en San Miguel de Allende o Mauricio Trejo caerá de sorpresa, porque no contaban con su astucia.


Yo este jueves me despido en medido de investigaciones e investigadores, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


bottom of page