top of page
5000-x-1000-mujer.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

ALGORITMOS del 21 de febrero, por Claudia Padilla



Este martes estamos entre los que andan a las caiditas, los que se mueven en diferentes grupos y los que dicen que no…


EL JUEGO PERDIBLE


Resulta que dentro de un mismo partido político también “brincan” les hablan bonito al oído y se van con quienes les ofrecen más, aunque después no se pueda cumplir y que tengan que entregarle, incluso, las campañas a alguien externo.


En el caso de Morena, ya no saben ni de quién cuidarse, pues andan a la expectativa si entran más panistas, pero dicen que el enemigo está en casa y de los mismos amigos hay que cuidarse.


La dirigente estatal del partido guinda, Adriana Guzmán Cerna, debería de ser imparcial y con ello dedicarse a lo que serán los próximos comicios, porque, aunque digan que falta “mucho” la realidad es que ya se mueve todo de manera interna.


Resulta que Adriana Guzmán, quien también se cambió de partido porque era del PT, primero se le vio apoyando al delegado Mauricio Hernández, después ya no, porque “otros grupos” la convencieron de que sería mejor ir con nadie que tuviera que ver con ese personaje; también anda peleada con los Prieto, porque tampoco le dejan nada.


Hay por supuesto mucho que agregar, entre lo que sucede internamente, es decir, primero se apoya a los compadres y amigos para después decirles, que más bien lo que necesitan son patrocinadores, ejemplo de ello, hemos visto a los Prieto Gallardo ofreciendo muchas posiciones, para que de buenas a primeras ¡ándele! dieron a conocer que quien sería su gallo es Ernesto Prieto Ortega, el papá de los pollitos.


Los vemos en algunos municipios del estado donde piden que les den el “voto de confianza”, que realmente necesitan.


Ahora bien, en estas giras no se ve a nadie más que no sean de la familia, porque por otro lado Mauricio Hernández Núñez se mueve con su grupo y Ricardo Sheffield se la vive enojado con todos los que no son de Morena, aunque él tenga sangre azul.


Los tres candidatos dicen que son amigos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien al parecer les dijo háganse bolas, aunque es presionado por Prieto Ortega pues le advirtió que nada más se acuerde quien le generó votos en Guanajuato.


Mientras no se pongan de acuerdo internamente y entre ellos se den de sillazos, imagínese si así quieren gobernar.


Juegan al manotazo, pero no saben perder.


NO ME VOY, ME LLEVAN


Así está el alcalde de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo, quien ya entró al juego de que competirá por la gubernatura del estado a costa de lo qué sea o de quién sea.


Yo ya no sé si sea una moda, que cuando se les mete a la cabeza el poder tengan que traicionar a su partido político porque no les dan lo que necesitan, aunque en su momento les sirvió la marca para llegar al cargo público.


En este caso Mauricio Trejo, ya dijo, que él va a competir por la gubernatura del Estado, sino es por el PRI será por otro partido político, cuéstele lo que le cueste, aunque se ponga morado.


Primero se sintió emocionado porque todos decía que sería él quien competería y estaría en las boletas por ser el candidato del Revolucionario Institucional a la gubernatura del estado, entonces puso toda la carne al asador y comenzó con una movilización entre asesores y comunicación.


Iba solito, sin que nadie le hiciera sombra, cuando de pronto que también se apuntó Luis Gerardo Sánchez, el alcalde de San Luis de la Paz, y la misma Ruth Tiscareño, quien se apoya solita.


Mauricio Trejo, incluso no quiso ir al evento con Alejandro Moreno “Alito” porque tenía cosas más sustanciales que hacer y que su agenda ya estaba llena con cosas más importantes que ir a convivir con el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional.


Más bien se quería espantar las moscas, porque lo que menos le interesa es reunirse con los priistas que por ahora no le abonan en mucho.


El presidente de San Miguel de Allende decidió tomar un plan “B”, es decir, si el PRI no le da lo que quiere entonces irá por su propio rumbo, al fin ha dicho que para pagar su campaña él solito.


También se siente seguro porque ha tenido ofrecimientos de otros partidos políticos de todos los colores, incluso de Morena.


Ya veremos si los desplantes de Mauricio les traen consecuencias al partido que se desgarra por no perder el registro.


Dicen que en boca cerrada, no entran moscas.


BIENESTAR PARA LOS PANISTAS


Tanto “repelan” los panistas de todo lo que hace el gobierno de México por compra de votos a través de los diferentes programas, que hasta le entraron a un vivencial.


Resulta que un diputado local, ex alcalde de Jaral, panista, tienen inscrita a su familia (su mamá) para recibir el programa federal para los adultos mayores.


Está bien que todos tengan el derecho al cobro de este dinero, más o menos 4 mil 800 pesos bimestrales, pero no se trata de que con una mano tires la piedras y que la otra le estires para que den este apoyo y se vean beneficiados.


Este martes me retiro entre los que ganan mucho y quieren más y los que cambian de color como si fueran calcetines, nos vemos la próxima porque el que “no cae, resbala”.


Comments


bottom of page