top of page
Multiplicadores-por-la-paz-2023-miniatura.png
NODO-Juventudes-2023-miniatura.png
Apoyo-de-movilidad-miniatura.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 19 de marzo, por Claudia Padilla



Este domingo nos encontramos de luto y con falta de actuar y lamentaciones por parte de las autoridades, además de los que no saben lo que es una recomendación.


PEGA Y ESCONDE LA MANO


Por primera vez en la historia, y no es para presumir sino todo lo contrario, se mandó comparecer a un funcionario al Congreso del Estado por no acatar la recomendación de la Procuraduría de los Derechos Humanos, y todavía se dijo víctima.


El que no tiene es vergüenza el alcalde de San Diego de la Unión, Juan Carlos Castillo Cantero, que después de agredir físicamente a una regidora en la administración 2018-2021, se dijo víctima y aseguró que ya la traen contra él.


Se negó de manera tajante a ofrecer disculpas públicas a la regidora y generar que la misma recibiera atención psicológica.


El presidente municipal se dijo inocente de todo, a pesar de que se tienen un expediente completo de todo lo sucedido en una sesión de Ayuntamiento en contra de la regidora, Castillo Cantero, se llenó la boca en decir que desconocía el expediente y la resolución emitida, aunque se cuenten con las constancias en el expediente que sí conocía los detalles de la queja interpuesta en su contra, el desarrollo del proceso y la investigación.


Castillo Cantero, creyó que no iban a “cachar” sus mentiras, tan sabía del caso que él mismo emitió un informe el 24 de noviembre del 2017, donde negó que no había agredido a ninguna regidora, es decir, se justificó por arrancarle los papeles y agredirla físicamente.


Posteriormente se les mando correos que contestaron de visto, luego a través de la sindica Jessica Noemí Velázquez también dijeron que le estaban dando seguimiento al tema y solicitó una prorroga de 10 días para brindar una respuesta.


El 5 de enero de 2023 por medio del cual, Juan Carlos Castillo Cantero le responde a la síndica municipal que está de acuerdo en ofrecer una disculpa y atención psicosocial a la víctima, señalando incluso fecha, hora y lugar, para tales efectos, digamos que hasta íbamos bien.


Y fue el 9 de enero de 2023, por medio de la cual se hace constar que la síndica municipal recibió copia integra del expediente 101/17-D. 7.- Oficio de fecha 19 de enero de 2023 por medio del cual la síndica municipal le informó a la PRODHEG que no se aceptaba la resolución de recomendación, ¡ándele! como si se tratará de un tema al contentillo.


Después el alcalde de San Diego de la Unión dijo que no daría disculpas pública ni tampoco daría atención psicológica a la regidora, y de ahí se generó todo un conflicto porque él es el alcalde y a él nadie le dice que tiene hacer, incluso ni porque tenga una recomendación.


Como si realmente no hubiera hecho nada, Castillo Cantero se presentó ante el congreso, negando todo, desconociendo todo, ¿acaso de habrá enfermado y perdido la memoria?, lo que se sabe es que un generador de violencia, no solamente física sino también social, sus colaboradores lo acusan de ser una persona agresiva.


Pero además de todos los señalamientos se antepone que la PRODHEG sí hizo una investigación donde se precisó que el presidente municipal cometió abuso y no se puede pasar las recomendaciones por el arco del triunfo de esa manera.


Lo que tampoco puede quedar de lado es que un alcalde golpeador no tenga castigo y mucho menos no existan consecuencias ante un tema tan delicado.


Entres cínicos nos veamos… con víctimas mentirosas nos encontramos


EL HALLAZGO SIN ACIERTOS


Ya habían pasado 10 días desde que habían desaparecido seis mujeres celayenses, cinco de ellas aparecieron calcinadas, pero no todo para ahí, ahora las familias tienen que cuidarse de las amenazas y la falta de interés de las autoridades.


En una mediocre rueda de prensa el fiscal general, Carlos Zamarripa, dio a conocer lo que ya sabían las familias, las mujeres aparecieron sin vida.


El trabajo lo habían adelantado las buscadoras, quienes habían dicho a las autoridades, por lo menos cuatro días antes, que en Juventino Rosas habían localizado a las mujeres que fueron reportadas como desaparecidas desde el pasado 7 de marzo.


Después de eso, pidieron a los familiares que fueran hacerse las pruebas de ADN, hasta ahí se quedó, porque ya no le avisaron por parte de la Fiscalía sobre qué si eran sus hermanas, sobrinas e hijas, ellos supieron a través de las redes sociales, a pesar de Zamarripa Aguirre dijo que cumplieron con los protocolos.


Se dijo que por muerte de las jóvenes se detuvieron a cuatro personas, una de ellas hondureña, de ahí salió que ninguno de los detenidos eras de Guanajuato, como si con eso se justificara que el crimen organizado viene de otras entidades.


Que digan que los que secuestraron, mataron y calcinaron a las mujeres y a Jair Martínez, en Irapuato, no son originarios del estado ya les diera tranquilidad a los guanajuatenses.


El móvil aún no se sabe, pues siguen en las investigaciones según constan las autoridades que trabajan con tranquilidad y sin preocupaciones, de todos modos, las presiones por los habitantes de Guanajuato no hacen eco.


Manifestaciones


Los familiares de las mujeres que fueron localizadas sin vida, y las que han desparecido se manifestaron en Celaya, exigieron que se haga justicia y que se llegue hasta las últimas consecuencias con los detenidos.


Sus peticiones no solamente fueron por pedir justicia y que las autoridades se pusieran a trabajar, sino que evitarán que sigan las desapariciones y muertes de más mujeres.


“Seríamos más sino las hubieras matado”, “Ni una más… no nos vamos a callar”, era lo que decían para que se encontrará con vida a Yoseline Daniela, que según la Fiscalía no fue localizado junto con las cinco mujeres en Juventino Rosas.


Después de las exigencias, los familiares de las víctimas denunciaron que fueron amenazadas por personas de un grupo criminal, tampoco tienen apoyo de las autoridades y no saben qué pasará.


Ellos reconocieron que tuvieron el apoyo de las buscadoras, pero no de la Fiscalía que ha hecho caso omiso desde que presentaron la denuncia de desaparición o por lo menos ha sido lento.


En su momento el alcalde de Celaya, Javier Mendoza Márquez, pidió a los familiares se acercarán con el municipio pues darían todo el apoyo pertinente, como psicológicos, emocional, así como becas escolares.


Desapariciones


Aunque se creyera por parte de algunos funcionarios que la desaparición de mujeres no es preocupante en Guanajuato, las cifras son otras.


En el 2022 fueron reportadas como no localizadas 347 personas en total, un incrementó de más del 400 por ciento comparado con en el 2021.


En tres años según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, desaparecieron en el estado mil 568 personas, principalmente en Irapuato, León, Celaya y Salamanca.


En este año se tienen 85 mujeres reportadas como desaparecidas en el estado, en lo que corresponde a Celaya hay 17 denuncias de desaparición, 11 fueron encontradas sin vida.


Entonces para que presumir un cuarto informe, sino en lo que tienen que trabajar no lo hacen o lo hacen mal.


Yo este domingo me despido en medio de los que nos que se creen autoridad y otros que se las brinca, nos vemos la próxima porque recuerde que el “que no cae, resbala”.


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios
bottom of page