top of page
5000-x-1000.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 14 de marzo por Claudia Padilla



Este jueves nos encontramos con las que no van, a los que acusan de violencia política y el que jura cambiará la historia


BYE, BYE…

Ya se lo habíamos dicho, le comentamos que Bárbara Botello no iría a la alcaldía de León, ya eran muchos peros y más que entre líneas Claudia Sheinbaum aseguró que nada estaba dicho.

Esas palabras eran más que suficientes para saber que la ex alcaldesa de León estaba en la cuerda floja, es más que no iría.

La ex priista creía que era broma, después se reunió con varios actores de Morena para que la apoyaran, sin embargo, tuvo un efecto contrario.

Una de las que no la querían que siguiera Bárbara Botello era la misma candidata a la gubernatura Alma Alcaraz, que decía le restaba puntos en lugar de sumarle.

Tan solo a una semana de la visita de la candidata a la Presidencia de la República, se da la noticia, así como va ¡ Bárbara Botello! No va.

Y no solamente por su mala imagen, sino también por la impugnación de los mismos guindas, es decir nadie la quería.

La que sí va es Vanesa Montes de Oca Mayagoita, pero ¿quién es?, para empezar es gente de Ricardo Sheffield, es una joven abogada, y exdelegada de la PROFECO en Guanajuato.

Desde ahí partimos, claro que iban a poner a gente del ex panista, pues fue el que le habló al oído a la presidenciable y así con un chisquido se cambió todo.

Ahora, qué tanta fuerza tendrá la joven para tener buenos números y competir contra Alejandra Gutiérrez Campos a la alcaldía de León.

Será que comenzarán tarde, tal vez, pero por lo menos quieren que sumen y que no resten.

Botello hace un día presumía lo que hizo como alcaldesa de León, que también es abogada y que tiene mucha más experiencia, pero todo eso no le sirvió para permanecer como candidata.


Mucho ayuda el que no estorba…


VARITA MÁGICA

Resulta que el nuevo director de Seguridad Pública de Celaya, Humberto Antonio Escamilla Juárez, aseguró que trabajará en cambiar la percepción de inseguridad en Celaya, un tema añejo, que por más que cambien a las cabezas, siguen en las mismas.

Pues no está de más recordarles, las cinco ejecuciones, en promedio que tienen al día, los homicidios a los policías y todo lo que se suma para saber que tienen un gran trabajo, y que no solamente se necesitan las ganas.

Ahora eso de que trataran de contrarrestar la mala imagen que tiene la población de la policía, también es un gran problema, mientras que el estado diga que están coludidos con los “mañosos”

Total, que Escamilla Juárez, quien era director de Formación y Adiestramiento del Grupo Especial de Policía, quiere todo lo que los celayenses quieren, tener paz en un municipio considerado de los más violentos, no solamente en México, sino en el país.

Regresar la tranquilidad, también los quieren todos, no solamente es dar un gran discurso, es dar resultados, sin enojarse a las críticas, a los malos tratos y trabajos.

Escamilla Juárez es un ex policía federal, de esos que no quieren los municipales, quienes aseguran solamente les quitan la chamba, pero así llegó.

Ahora hay que esperar todavía que es este nuevo director sea de los elegidos del secretario de Seguridad Pública del Estado, Alvar Cabeza de Vaca, y le den la prueba de control y confianza, para que no den la sorpresa que tendrán que cambiar de líder.

El que espera, desespera


ACUSADO

Ya vamos de nuevo, a penas salía de “violentar” a una miembro del Ayuntamiento, cuando en Cortazar los ediles se meten en otro problema.

La regidora de Morena, Marycruz Mata Medina, acusó al secretario del Ayuntamiento, Alejandro Perea de cometer violencia de género, en este caso en contra de María Concepción Contreras León y su hija Berenice Contreras León (quien trabaja en la administración).

El documento que leyó la regidora que firmaba el aspirante a la alcaldía por el PVEM, Carlos Villegas, hizo que los panistas se enojaran, principalmente el alcalde Ariel Corona, quien pidió que se presenten pruebas, pero esto no debería de ser así, la última ocasión que pidió lo mismo lo acusaron de violencia de género.

El presidente municipal pidió, con toto respeto, no metieran a su esposa Marlene de Anda, quien también bien a la alcaldía, pero por el PAN, ni a su papá Ricardo Corona.

En el escrito se daba a conocer que Alejandro Perea no dio una buena carta de residencia a María Concepción quien también va por un cargo, y además amedrentaron a Berenice a quien le dijeron que si quería seguir en el cargo “controlara” a su mamá.

Mata Medina, aseguró que iba a poner una denuncia en el Ministerio Público y en las instancias correspondientes, porque no van a permitir más violencia de género en el municipio.


No se metan con mis macetas…


Yo este jueves me despido sin creer en la magia y en espera de lo que salga de la manga, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.



Comments


bottom of page