top of page
5000-x-1000-mujer.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 12 de febrero, por Claudia Padilla



Hoy es domingo de nuevos partidos políticos, de visitas eternas, de caprichos y pataletas.


¿NUEVO PARTIDO?


Ya falta poco para que se agarren con todo en las próximas elecciones, ahora ya se están juntando para hacer un nuevo partido político.


De buenas a primeras vemos a Carlos Navarrete, con varios personajes políticos para “armar” un nuevo partido que les ayude a meter a todos aquellos descarriados.


También quieren ver el tema de dinero, y ver cuánto jalan pa´ su molino y los que estarían al frente, por la cuestión de egos.


Primero hay que empezar con que Carlos Navarrete no dejará que entre nadie que él no quiera, el problema es que tenemos que partir con que el experredista no es santo de su devoción, primero del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y que a pesar de que lo apoyó en sus diferentes campañas, no le ha permitido crecer mucho, y queriendo o no ahí hay un freno.


Pero también hay que ver a quién suma, porque hay que ver que dejó a muchos abandonados, por lo que tendrá que picar piedra.


Además, en su momento fue operador político de Acción Nacional, y se creía, aunque tampoco se llevan bien con él, iba apoyar a su vecino Marco Gaxiola quien quiere ir a la alcaldía de Celaya, pues dicen que se las debe después de traicionar al PRD para llevar votos al PAN, en la administración de Ismael Pérez Ordaz, donde ahora el titular de CODE en el Estado, alcanzó una regiduría por el PRD.


Cuando Carlos Navarrete fue dirigente nacional del PRD no les fue muy bien, además que tampoco lo querían los “Chuchos” lo que le costó hacerse a un lado del “Sol Azteca”.


El lunes pasado Carlos Navarrete se reunió con Luis Manuel Hernández León, líder sindical del magisterio, ambos quieren impulsar un nuevo partido “diferente” aunque con las mismas piezas.


Esta fue una de las primeras reuniones para el nuevo partido, que lo que pretende también es restarle votos a Morena.


Ya en los próximos días se verá a los integrantes del partido, que por ahora no tiene nombre, lo que sí es que las reuniones seguirán incluso con actores políticos de todos los colores.

Esperaremos tiempos, pues no por mucho presumir el partido llegará más temprano.


PAN Y PRI EN COALICIÓN


Alejandro Moreno Cárdenas “Alito” dirigente nacional del PRI, visitó de nueva cuenta Guanajuato, con la intención de apoyar a su dirigente estatal Ruth Tiscareño, que nadie le hace caso, y hablar de un tema que solamente beneficiaría al tricolor, la coalición.


En las elecciones pasadas al Partido Revolucionario Institucional no le fue mal, le fue muy mal, y de ser la segunda fuerza política pasó a la cuarta y la tendencia seguiría por lo malos manejos internos de un PRI secuestrado.


Ahora si hablamos de coalición, cuando se dice que irán con el PAN, en un estado considerado netamente panista, ¿a quién creen que le iría bien?, obviamente no a los azules quienes no están de acuerdo en ir por el Revolucionario Institucional porque les restaría votos.


El PRI en Guanajuato claro que está emocionado, porque lo que quieren es no perder el registro, quieren sumar puntos y evitar a toda costa no ser vistos como una opción para gobernar, aunque sea con un regidor.


No es necesario hacer mucho análisis para saber que primero hay que poner orden en el Revolucionario Institucional, evitar todo ese divisionismo que tiene muchos años y que los ha llevado ya ni a la lona, sino al piso.


Después dejar de lado que el que grita más fuerte es el que más abona, y lo más importante poner a verdaderos líderes que puedan por lo menos incrementar los votantes, no solamente a los que les regalan la despensa por el pago del voto, sino a los que realmente pudieran creer en un proyecto.


En el caso de Alito, su visita no suma tanto, pero sí les dio una visión a sus militantes para que vean que las elecciones no serán fáciles.


Sheffield dice quién entra y quien no


Ahorita trae una palabra Ricardo Sheffield que no quita de su boca y que es “traición”, que si era su amigo y no le contestó “traición”, que si no lo apoyan “traición”, todo ahora es traición para este personaje político.


Más bien anda temeroso porque no solamente sabe que no le quieren dar la candidatura de Morena a la gubernatura del estado (por segunda ocasión), sino que además ya dividió a los militantes.


Ricardo Sheffield tiene una carga muy grande en los hombros, pues lo siguen viendo como un panista, también traicionero, que fue uno de los primeros que salió de las filas del PAN porque no le dieron la candidatura a la gobernatura del estado.


Después de varias décadas de ser azul, agarró sus chivas y se fue a pedir asilo a los morenos quienes sí lo mandaron a la candidatura, aunque perdió.


Ahora, él dice que no está de acuerdo que entre gente traicionera al partido, porque no se necesita, pero con todo y todo él sigue ahí.


El titular de la PROFECO, anda enojado porque no quiere que entre a sus filas la ex priísta Bárbara Botello, por traicionera, o será ¿porque pudiera ser la próxima candidata de los guindas a la gubernatura en las próximas elecciones? y eso le da miedo.


Sheffield se siente muy seguro porque dice que es muy compadre del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, solamente hay que recordar que en la última visita de AMLO a Guanajuato se le vio muy pegado con el llamado “superdelegado” Mauricio Hernández Núñez, quien se dice también quiere ser gobernador.


Mauricio Hernández cada vez suma más personas a su causa, y a través de su puesto gana porras, pues es quien da la cara para decir que los de Morena dan apoyo en dinero para todos los grupos de la sociedad.


Ahora se va a enojar Sheffield Padilla y también le va a decir que es una traición.

Entre traiciones se vean con Morena que se la crean…


Yo en este domingo me despido entre guiños de ojo y coqueteos políticos, nos vemos en la próxima porque el que “no cae, resbala”.



Komentarze


bottom of page