top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

ALGORITMOS del 07 de febrero Por Claudia Padilla



Este martes, que ya terminó el puente pero que algunos siguen en el descanso, nos encontramos con la desilusión y los utilizan las redes por “queda bien”


SALTARINES


¿Acaso a los panistas no los tratan bien?, la pregunta es por todos aquellos que ya hicieron fila para irse con Morena, unos porque no les pareció en nada que quien pudiera representar al PAN al gobierno de Guanajuato sea una mujer y otros porque saben que los números no les dan para llegar de nueva cuenta a un cargo público.


Primero los hombres que ya se habían apuntado para ir a la gobernatura del estado torcieron la boca cuando el líder nacional del PAN, Marko Cortés, dijo que para las siguientes elecciones iría una mujer, incluso, nombró a cuatro de ellas, que mejor ya ni les digo de nueva cuenta porque se entripan.


A pocos días de que se diera este anuncio, el diputado federal y ex alcalde de Salamanca, Justino Arriaga, se fue con Morena, porque según él solamente recibía malos tratos por parte del Comité Ejecutivo Estatal del PAN, e incluso hasta groserías por parte de Eduardo López Mares; el pleito no ha parado ahí, pues los panistas se agarran con los panistas, porque ni siquiera los guindas se han subido a defender a Justino.


No se acaba este agarre, cuando el alcalde panista de Guanajuato, Alejandro Navarro, en la visita de Andrés Manuel López Obrador a la capital, de la que no fue invitado, escribió una carta de su ronco pecho para poner a su disposición de la nación todos los recursos, toda la fuerza y toda la energía, para seguir trabajando en beneficio de la gente del estado que es grandeza de México.


¡Ándele! Cuando uno cree que vio todo, sale Navarro y escribe entre líneas que se quiere a Morena, porque lo dejaron de lado.


Según el alcalde de Guanajuato, el estado es más grande que cualquier ideología, de cualquier partido y que cualquier persona, al igual que su ego.


Lo que quiere Alejandro Navarro es ir a la gubernatura, por cualquier partido, falta que diga que también “amarillo” es su color, el le da la inteligencia y le da la compresión.


Ahora si lo vemos de otro punto de vista, no es que los panistas se quieran ir, es que algo pasa de manera interna para que brinquen de la derecha a la izquierda, sin que nadie les diga “alto”.


El problema interno en Acción Nacional en Guanajuato es porque no hay una figura mediática, aquella que pueda negociar y llegar a un acuerdo para que los panistas no se vayan, pero están tan convencidos de que ganarán que el que se vaya uno, dos o mil les da lo mismo.



SIN PRESUMIR


De pronto vemos que políticos de todos los rangos suben y suben a sus redes, de todo lo que hacen “bueno”, digo porque malo no he visto que lo hagan, donde disque demuestran quieren a la gente, la abrazan, la besan, incluso últimamente hasta el kilo de tortilla que dicen que pagaron de su bolsa.


El problema, no es que utilicen sus redes sociales para presumir, sino que más bien, cuando las personas les hacen peticiones o les cuestionan su forma de actuar como funcionarios, no como personas, resulta que les aplican la “ley del hielo” y hasta los bloquean.


En algún momento se dio a conocer que funcionarios de seguridad, de primer nivel, se dedicaban a bloquear a los medios de comunicación, pero la gente lo sabía porque incluso se hacía alarde a lo que pasaba, eso no quería decir que les quitaran el bloqueo, y que los trabajadores del estado hicieran caso.


Pero ahora la Suprema Corte de Justicia de la Nación obligará a las autoridades a responder situaciones a los ciudadanos, principalmente vía Twitter, a grandes rasgos, dijeron que los mexicanos no están pintados, por eso no podrán ignorar las solicitudes que reciban por las redes.


¡Faltaba más!, que luego que ganan mucho dinero, presumen lo que no es de ellos y todavía se den el lujo de subir cosas que ni hacen, es un vil descaro.


Los ciudadanos están para exigir que sus autoridades cumplan con lo que prometen, pero también trabajen y contesten a los ciudadanos que los llevaron al cargo.


Ahora resulta que, en Guanajuato, se antepone que como burócratas todo se tienen que dar bajo documento, carta o cómo usted le quiera llamar.


Tendría que pasar lo que en Guadalajara, cuando un ciudadano a través de un amparo pidió al ayuntamiento que les respondieran tres peticiones que hizo por Twitter, pero como no se traba de peticiones de carácter formal, decidieron no contestar, hasta que en entró la Suprema Corte y ordenó que atendieran, tampoco han contestado, pero está el antecedente, por lo menos.


Todo esto tienen que pasar por varios filtros, como que la autoridad haya habilitado institucionalmente el uso de las redes como parte del ejercicio de funciones.


Así que se vayan con cuidadito, porque ahora no solamente es presumir, sino también dar.


LO BUENO

En este momento lo bueno, es que muchos aprovecharon el puente y hasta vacaciones por adelantadas pidieron para disfrutar los días.


Entre cartas de amor y caras bonitas yo me despido nos vemos en la próximas, porque recuerde el que “no cae, resbala”.


Comments


bottom of page