top of page
2do-aniversario-juvenutudes--campaña-VD2N (1).png
2doAniv_v2.jpeg
  • La Noticia al Punto

Algoritmos del 05 de enero, por Claudia Padilla



Hoy es un jueves de bajas temperaturas, de festejos, de búsquedas y de trabajo, por lo menos eso dicen… y claro de los que mandaron cartas a los Reyes Magos y dudo se los traigan.


LAS MUJERES


De pronto vemos que todos están preocupados por los feminicidios y la violencia hacía las mujeres, aunque no todos saben que es un feminicidio, lo vamos acomodar a manera general y que no esté al contentillo de aquellos que dicen que trabajan en el tema.


Feminicidio es la muerte violenta de las mujeres solamente por ser mujer, cuando las matan con extrema violencia, datos que no todos tienen.


Y es que, en datos duros, como se dice en los medios de comunicación, en México, en promedio diario 9.5 mujeres son asesinadas, pero solamente dos casos son considerados feminicidios.


El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, informó que en el 2022 se registraron en Guanajuato 402 homicidios, solamente 20 fueron consideradas como feminicidios.


Del tema no se habla mucho, bueno sí, los que hablan “mucho” según las autoridades son los familiares, los testigos, los hijos, los viudos, ellos sí hablan mucho, ellos quieren que se encuentre al culpable o a los culpables.


Se dice que los tres niveles de gobierno trabajan en el tema, pero no se ha podido parar la violencia hacia la mujer, los feminicidios se incrementan, aunque en las cifras oficiales se diga que solamente son homicidios.


Voy a recordar un caso que terminó en homicidio y que no terminó bien, de manera breve. Marisela, sufrió violencia por su esposo, todos los días, ella fue de las pocas mujeres que denunciaban se presentaba en la agencia del Ministerio Público de Salvatierra para denunciar que le pegaban, la violaban, la humillaban, pero ella no solamente iba por ella, iba también para proteger a su hijo.


Un día su pareja llegó en estado de ebriedad con una pistola en la mano, iba a matar a su hijo, Marisela lo defendió y se defendió, disparó y mató a su esposo; ella fue detenida y puesta en prisión, la mujer siempre es la culpable, le dijeron. La historia no terminó, Marisela salió de la cárcel, después huyó pues sería linchada por los familiares del esposo que sabían por lo qué había pasado.


Tal vez sea un ejemplo de muchos de los que se dan en México, tampoco queda de lado el Estado, y del trabajo que se tiene que intensificar para la protección de la mujer, antes de que quede como una cifra más de feminicidio.


Ahora también se sabe que hay 44 mujeres desaparecidas, mayores de edad, algunas hace más de una década, pero las siguen buscando.


Así que no se necesita ser un experto para saber que los trabajos deben tener mayor fuerza, la fuerza no es solamente decir “ahora sí vamos a trabajar”, cambiar el discurso a “estamos trabajando”, pero eso sería pedir mucho a los reyes magos.


LO BUENO


Hay que reconocer que ya existen alertas de género, que obligan a las autoridades locales, estatales y federales a tomar medidas de emergencia, coordinados y garantizar la seguridad, la prevención y el acceso a la justicia, aunque siempre habrá “peros”.


LO PEDIDO Y LO DADO


Algunos funcionarios no deberían de declarar sin saber todas las vertientes del tema, el peor error de un servidor público es suponer.


Ese es el caso de la secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública del Estado, Sophía Huett López, quien dijo que las guanajuatenses sí quieren ser policías, a pesar de los constantes ataques que se dan en contra de los elementos.


Aunado con eso, cada ocasión que se da un asesinato, el fiscal general, Carlos Zamarripa, dice que todos los policías que fueron atacados es porque pertenecen a las filas de algún grupo criminal.


El año pasado fueron asesinados en Guanajuato 50 policías, cuatro menos que el 2021 y 34 menos que el 2020.


Las investigaciones están en manos de la Fiscalía General del Estado, los avances no se pueden dar a conocer.


El tema es que Sophía Huett aseguró que se incrementaron un 25 por ciento el número de policías en los municipios.


Pero, pongamos como ejemplo, en Irapuato despidieron a 100 elementos de la Policía Municipal, por presuntos lazos con el crimen; algunos se fueron a juicio y hasta el momento siguen en pleito, porque no tienen un finiquito “bien”. En el municipio esas plazas no han sido cubiertas.


En algunos municipios del corredor industrial tienen plazas no cubiertas desde hace más de dos administraciones, por pasar por Institutos de Capacitación.


Luego comentó que se tiene que dar una “carrera de vida”, hasta parece una declaración cínica, después de dar a conocer el número de policías que fallecieron.


También precisó que se tienen que mejorar los sueldos, que en promedio es de 15 mil pesos; tener una certeza laboral y terminen con una jubilación, en ambos casos la certeza se da en cada cambio de administración.


Entonces si se tienen elementos de Policía Municipal suficiente, no digo que esté mal, por qué se cuenta con 6 mil 440 elementos de la Guardia Nacional, sin contar los del Ejército Mexicano.


En un ejercicio, si usted le pregunta a las personas si quieren ser policías, ¿Cuál sería su respuesta?


Sabemos que tener más policías no solamente es una carta a los Reyes Magos de Huett López, sino también de los alcaldes.


Nos vemos el domingo en espera que los Reyes Magos nos traigan paz, armonía y por supuesto buenos funcionarios, nos vemos en la próxima, porque el que “no cae, resbala”


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios
bottom of page