• La Noticia al Punto

Tristes pobladores de Rincón de San Luis despiden al guardián de la mariposa monarca, Homero Gómez


La muerte de Homero Gómez González activista de la mariposa monarca en Michoacán, fue un  hecho que se extendió rápidamente más allá de las fronteras mexicanas, desde la ONU se ejerció presión para que se diera con el paradero del cuerpo una vez que se dijo de la desaparición el 13 de enero.

Así lo dijo Homero Gómez Valencia,  hijo del activista, al diario El País.

El joven detalló que el 13 de enero hicieron pública su desaparición y hubo llamadas de Estados Unidos, Francia y de las Naciones Unidas. Ambientalistas y científicos del extranjero se sumaron a las muestras de preocupación,  todos pedían noticias sobre el paradero del Guardián de las Monarcas. La queja de la desaparición se puso en la Fiscalía de Zitácuaro municipio cercano al Santuario; pero habrían transcurrido tres días ya y no se sabía nada sobre Gómez.

Fue entonces que decidieron ir a la Fiscalía del Estado, hubo mucha presión de la ONU de otros gobiernos, además de la información en los medios y los comentarios en las redes sociales, dice su hijo.

A partir de ese momento se organizaron grupos de búsqueda con oficiales especializados del Estado, campesinos y aldeanos dos semanas y nada.

Hasta que fue el pasado 29 de enero cuando encontraron el cuerpo del activista dentro de un pozo de uso agrícola.

Hasta ahora no hay nada sobre la muerte del defensor de la mariposa monarca.

Ha dicho el hijo de Homero Gómez que el último parte hecho público por la Fiscalía de Michoacán, la noche del jueves informa que Homero murió ahogado, pero hay un dato, "el hombre de 50 años tenía además una herida en la cabeza asfixia mecánica por sumersión en persona con traumatismo craneoencefálico".

También dentro de su ropa, dijeron las autoridades, encontraron casi 10mil pesos, por lo que se descarta el asalto.

Por su parte, Rebeca Valencia esposa del activista ha dicho también al país mucha gente está indignada y detalla al diario español, la forma y fuerza con que cada día defendía los bosques que eran su vida, denunciaba la tala ilegal y se enfrentaba a la autoridad local para exigir que pagara por el uso de los recursos naturales que él y sus vecinos protegían.

Señala Rebeca, "él era muy querido, era un ecologista de corazón, a mí nunca me habló de amenazas".

Homero tenía una década que defendía las mariposas monarcas y abrió al público un Santuario de importancia mundial designado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Omar un guía de 26 años también platica al respecto, "sembramos 300mil árboles anuales", sin embargo también ese trabajo se veía amenazado por grupos clandestinos.

Apenas el mes de diciembre la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (profepa), habría informado que frenó a uno de los explotadores clandestinos en un operativo en el que participaron oficiales de la Guardia Nacional en una comunidad muy cercana al Santuario.

El detenido almacenaba madera de pino, encino y Oyamel sin permisos para la explotación forestal.

Ahora los integrantes del equipo de Homero que le ayudaron a ser guías y cuidadores de los bosques dicen que seguirán el esfuerzo para que no se caiga ahora sin el liderazgo de Homero, aunque dicen que lucharán por conservar y continuar con el legado de la activista.

Vecinos de Rincón de San Luis en que han sido entrevistados para este diario han dicho que el Santuario del Rosario les garantiza trabajo, ingresos y supervivencia en una zona golpeada por grandes necesidades, pero que tiene constante visita de turistas.

Fueron a los funerales de Homero todos los pobladores, tristes todos querían despedirse de su Guardián, de quien ha cuidado cada día de esas frágiles criaturas que son las mariposas.