top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza emite condena para suspender obras del Tren Maya

En una histórica sentencia, el Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza ha condenado al Estado mexicano y al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a suspender inmediatamente la construcción del controvertido Tren Maya en la península de Yucatán.


Esta decisión se basa en la comprobación de “crímenes de ecocidio y etnocidio” que ha provocado la obra.

El veredicto, que fue divulgado en Quito, Ecuador, donde se ubica la sede del tribunal, incluye también la desmilitarización de todos los territorios indígenas donde se desarrolla el proyecto, una de las obras emblemáticas del gobierno de López Obrador.

El Tribunal también urgió a que cese “el despojo de tierras ejidales” y llamó al titular del Poder Ejecutivo a “terminar con la persecución, amenazas, hostigamiento e intimidación contra las personas defensoras de la naturaleza”.



Este miércoles, el tribunal también ha exigido la desmilitarización de todos los territorios indígenas afectados por el megaproyecto del Tren Maya, el cual es una de las obras emblemáticas de la administración de López Obrador.

La sentencia se basa en una audiencia llevada a cabo en Valladolid, Yucatán, entre el 9 y el 12 de marzo de 2023. Durante esta audiencia, se presentaron pruebas que demostraron, de manera irrefutable, cómo el Tren Maya vulnera los derechos de la naturaleza y los derechos bioculturales del pueblo maya, quienes históricamente han sido protectores y guardianes de su territorio

El proyecto ha causado graves daños a los cenotes, las cuevas, las costas, las selvas, la biodiversidad y los cultivos tradicionales de la Península de Yucatán, afectando también a los seres no humanos que habitan en esos ecosistemas. Por ende, el Tribunal concluye que esto representa un ecocidio y un etnocidio.

El Tribunal “responsabiliza al Estado Mexicano por la violación de estos derechos fundamentales de la Naturaleza y del Pueblo Maya”. Agrega que la obra del Tren Maya, que ejecuta el Ejército mexicano, lesiona derechos al agua como fuente de vida, a la salud integral y a estar libres de contaminación, polución y desechos tóxicos o radioactivos.

Entre ellas, se destaca una auditoría independiente, interdisciplinaria e intercultural que deberá contar con la participación de las comunidades afectadas en los diferentes tramos del Tren Maya. Asimismo, se exige al gobierno de López Obrador que presente el Plan Maestro de la obra, el cual aún no ha sido presentado hasta la fecha.

Otra medida contemplada en la sentencia es la reparación integral de todos los ecosistemas afectados por la ejecución del proyecto y sus instalaciones colaterales, así como atender los impactos sociales relacionados con la tenencia comunal de la tierra y los territorios.

Tras la presentación del veredicto, el sacerdote y exobispo de Saltillo, Raúl Vera, quien también forma parte del tribunal, expresó su vergüenza por el “ecocidio” causado por la obra y señaló que se está destruyendo la ecología de un territorio que abarca tres estados de la República: Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Cabe mencionar que el Tren Maya, que cuenta con un avance del 58% al cierre del primer trimestre de este año, es un ambicioso proyecto ferroviario de mil 500 kilómetros que ha superado significativamente el presupuesto estimado para su construcción en 2020.

El presidente López Obrador ha negado repetidamente que el Tren Maya provoque daños ecológicos y ha calificado de “ingenuos” a los expertos críticos de la obra, acusándolos de estar manipulados por “intereses conservadores”, aunque nunca ha especificado a qué se refiere con esta afirmación.

El Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, como una instancia ética de relevancia mundial, ha entregado formalmente su veredicto en las oficinas de la Presidencia de México y ratifica su compromiso con la protección y defensa de los derechos de la naturaleza y de los pueblos indígenas.



El veredicto

Leído por la presidenta del tribunal, Maristella Svampa, el veredicto condena a las autoridades mexicano a la suspensión inmediata “del megaproyecto Tren Maya con todos sus componentes”.

La sentencia ordena también varias medidas de reparación integral, entre ellas una auditoría independiente, interdisciplinaria e intercultural, con la participación de las comunidades afectadas en los diferentes tramos del Tren Maya, y exige al gobierno de López Obrador entregar el Plan Maestro de la obra, que no ha sido presentado hasta ahora. Además, instruye “reparar y restaurar integralmente” todos los ecosistemas afectados por la ejecución del proyecto y sus instalaciones colaterales, así como “todos los impactos sociales generados por esta obra en cuanto a la tenencia comunal de la tierra y los territorios”.

Destrucción ecológica en tres estados del país: Raúl Vera El sacerdote y exobispo de Saltillo, Raúl Vera, uno de los jueces del tribunal a cargo del caso “Megaproyecto Tren Maya”, dijo en rueda de prensa virtual, realizada tras la presentación del veredicto, que como mexicano se siente “avergonzado” del “ecocidio” causado por la obra y por la participación del Poder Ejecutivo y del Ejército en ese crimen contra la naturaleza. “Estamos ante la destrucción de la ecología de un territorio mexicano que abarca tres estados de la República (Yucatán, Campeche y Quintana Roo)”, sostuvo.

Señaló que la negativa de presentar el Plan Maestro del proyecto obedece a que las autoridades “están escondiendo la destrucción directa contra la naturaleza y atentan contra el pueblo que protege la naturaleza”.


Comentários


bottom of page