top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Tercera Marcha a Favor de Palestina en la Ciudad de México: Un Llamado por la Paz en Medio Oriente

La tarde del pasado sábado, una multitud de manifestantes se congregaron en el Ángel de la Independencia para participar en la tercera marcha a favor de Palestina en la capital mexicana. Convocada por 80 organizaciones de la sociedad civil, la marcha fue una expresión enérgica de solidaridad con la situación en el país del Medio Oriente.

Los participantes llegaron al contingente portando banderas, pancartas, música, flores de cempasúchil y veladoras, generando un ambiente lleno de compromiso y esperanza. Una característica destacada de la manifestación fue la participación de niños, quienes con sus pancartas instaban al cese de la violencia en el país del Medio Oriente. Sin embargo, la marcha también fue testigo de algunos actos de protesta más enérgicos. Mientras la marcha avanzaba por la emblemática avenida Reforma, un manifestante arrojó pintura roja a la fuente ubicada en el camino, simbolizando la sangre derramada en Palestina. Al mismo tiempo, un par de jóvenes pinta en una representación de la bandera de Palestina en un muro, destacando la importancia del movimiento. Los manifestantes entonaron consignas tales como "¡No es una guerra, es un genocidio!", "¡Señor, señora no sea indiferente se matan palestinos en la cara de la gente!", "¿Dónde están? ¡No se ven las sanciones!" ¡Un Israel!". y "¡Los niños en Gaza no son una amenaza!", subrayando así la urgencia de la situación y la necesidad de acción inmediata por parte de la comunidad internacional. La marcha culminó en el Zócalo capitalino, donde los participantes pintaron una gigantesca bandera de Palestina, rodeándola con flores de cempasúchil y veladoras, simbolizando la esperanza y solidaridad de México con el pueblo palestino en su búsqueda de paz y justicia en medio del conflicto en curso. . Este evento, una vez más, demostró la solidaridad de la sociedad civil mexicana con las causas humanitarias a nivel global. Por Salvador Sánchez.



Commenti


bottom of page