• La Noticia al Punto

Teotihuacan comenzó con la Pirámide de la Luna, señalan expertos mexicanos

Cortesia EFE


La ciudad arqueológica de Teotihuacán, considerada centro vital de Mesoamérica, pudo haber sido trazada a partir de la Pirámide de la Luna de acuerdo con expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México.


Considerada la segunda estructura principal de esta antigua urbe, la Pirámide de la Luna tiene debajo una caverna natural, lo que pudo haber influido en el trazado de esta urbe prehispánica, al contrario de comenzar con la Pirámide del Sol, como se pensaba, detalló este lunes un boletín del INAH.


Las doctoras Denisse L. Argote Espino y Verónica Ortega Cabrera han considerado que el origen natural de la cueva ofrece una perspectiva novedosa sobre el origen de la planificación de Teotihuacán, que alcanzó su apogeo hacia los años 350-650 d.C.


La cueva es natural y no fue excavada, como sí lo son las cavidades que fueron halladas bajo la Pirámide del Sol y el Templo de la Serpiente Emplumada, indicaron.


En un artículo publicado en la Journal of Archaeological Science, las especialistas señalaron que hace tres décadas se creía que la cueva bajo la Pirámide del Sol era natural y que esto pudo haber influido a seleccionar el lugar donde se construyó la ciudad.


El texto publicado por las especialistas del INAH fue elaborado junto con expertos de la Facultad de Ingeniería y del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Se subrayó que el aspecto que apuntala la teoría de que la Pirámide de la Luna pudo ser el punto de partida del diseño urbano, es que la primera de sus etapas constructivas, el llamado edificio 1 (100 a.C y 50 d.C.), es "el monumento teotihucano más antiguo conocido" y es anterior al plan urbano que se observa actualmente.


Este edificio "tenía un tamaño modesto y estaba relacionado con e mito de la montaña sagrada, simbolizado por el cercano Cerro Gordo", informó el INAH.


Las primeras etapas se hicieron hacia el frente de la estructura y la pirámide fue ampliándose hasta cubrir la cueva, por lo que otra pregunta es "si la posición de esta cavidad influyó en las sucesivas expansiones de la Pirámide de la Luna", aseguró.


Los expertos en geofísica confirmaron en 2017 la existencia de la cueva en el subsuelo de la pirámide mediante el uso de técnica llamada Tomografía de Resistividad Eléctrica (ERT, por sus siglas en inglés), agregó el INAH.


Las especialistas resaltaron en su publicación la importancia de los túneles y cuevas en la ideología cósmica y la cultura mesoamericana en general y la teotihuacana en lo particular.


Estudios del INAH publicados en el 2018 apuntaron, además, que el nombre de la urbe prehispánica de Teotihuacán significa "Ciudad del Sol", en lugar de "Ciudad de los Dioses" como se creía.


Teotihuacán, ubicada a unos 60 kilómetros de Ciudad de México, fue fundada en el año 100 a.C y cayó alrededor del 650 d.C.


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram