• La Noticia al Punto

Si García Luna actuaba solo, que no se preocupe Calderón: López Obrador

La colusión que se investiga en Estados Unidos de Genaro García Luna con grupos criminales, en especial con el cártel de Sinaloa, debería ser un escándalo mundial aunque se moleste Felipe Calderón Hinojosa, consideró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Durante la conferencia matutina de este martes, el Jefe del Ejecutivo fue cuestionado sobre las imputaciones en contra del ex secretario de Seguridad Ciudadana capitalina, Jesús Orta, a quien por irregularidades en sus cargos en anteriores administraciones se le giró una orden de aprehensión, junto a otros 17 ex funcionarios.


“Se está cumpliendo con la responsabilidad de no tolerar la corrupción y de no ser encubridores, este asunto como otros, se presentó en el gobierno anterior, si no se denuncia pues nosotros nos convertimos en encubridores”, expresó en el Salón Tesorería del Palacio Nacional. “La información que se tiene es que se hizo una investigación de los gastos de la Secretaría de Gobernación (Segob) que tienen que ver con la Policía Federal, entonces, se sacaba dinero en efectivo de bancos y no había comprobantes a partir de una auditoría en donde incluso intervino la Cámara de Diputados”, detalló. Para el Primer Mandatario lo conducente fue presentar una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), quienes llegaron a la conclusión de que no hay comprobantes sobres el manejo de estos fondos públicos. Con este caso de presunta corrupción, López Obrador aprovechó para reprochar una vez más las corruptelas sujetas a investigación a lo largo de las dos anteriores administraciones, del ex panista Felipe Calderón Hinojosa y el priista Enrique Peña Nieto. “Genaro García Luna fue su secretario de Seguridad Pública y todos los que están siendo señalados ahora, Palomino, Pequeño, ¡hasta los premiaban!, que porque saludé a la mamá de Joaquín Guzmán Loera (El Chapo), la volvería a saludar si la encuentro a la señora, ahora no de mano pero cómo no voy a saludar a una anciana; que se liberó al hijo de Guzmán Lorea, pues sí yo tomé la decisión porque no quise de que perdieran la vida cientos de personas, eso lo asumo”, dijo.


El Presidente lamentó los reproches del ex mandatario michoacano, luego de que definió su sexenio como un narcoestado, en la conferencia de este lunes. “Que él (Felipe Calderón) nos diga todo lo que sabe sobre García Luna, porque fue su secretario de Seguridad Pública”, apuntó. “Desde el gobierno se perseguía a otras bandas mientras se protegía a la de Guzmán Loera, también en ese entonces se permitió que en secreto se introdujeran armas de Estados Unidos a México, supuestamente porque así con esas armas marcadas, le llaman sensores, se iba a saber quiénes iban a usar esas armas y así se les iban a detener, imagínense, hacer eso a espaldas del pueblo, sin que se supiera, en la clandestinidad. Recordó el acuerdo del Gobierno de Estados Unidos con el de México en el operativo Rápido y Furioso”, detalló.


López Obrador insistió en que ese nivel de corrupción en el sexenio de Calderón Hinojosa es “muy grave” y que “no ha pasado en ningún lugar del mundo en los últimos tiempos”, por lo que debería ser un escándalo internacional. “Como García Luna pues todo el gobierno estaba infiltrado por eso se habla de un narcoestado, este acuerdo se hizo con la Procuraduría (PGR) y se empezó a filtrar la información y claro que fracasó, porque como se dice coloquialmente hubo pitazos, o para decirlo con más claridad, gobernaba el narco, la autoridad estaba al servicio del narco”, enfatizó. Hizo un llamado a Felipe Calderón a conservar la calma, que no se enoje con él, bajo la premisa de que “el que nada debe nada teme”.


“Si Calderón no tuvo nada que ver, si García Luna actuaba por su cuenta, si en seis años no se dió por enterado de lo que hacía García Luna, ¿pues qué se va a preocupar? debería estar tranquilo pero que no me eche la culpa a mí, ahora sí que como diría el clásico, ¿y yo por qué?”, comentó. Aseguró que en una reunión de Gabinete que sostuvo la noche de este lunes, reiteró a los secretarios que no se deberá tolerar ningún caso como el de Genaro García Luna o Emilio Lozoya Austin, que nada parecido se repita durante la actual administración. “Se darían gusto los conservadores, entonces les planteé que además de principios e ideales, políticamente teníamos que cuidar que ningún funcionario se involucre en actos de corrupción, es tarea de la Función Pública pero les dije que es responsabilidad de todos ver a un funcionario que anda en malos pasos”, concluyó.


Fuente Informativa: Quadratín México

Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram