top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Rosa de los Vientos del 5 de junio de 2023, por Israel López Chiñas



Las lecciones de los comicios en el Edomex y Coahuila. Una Alianza perdió su embrujo


La Alianza Va por México conformada por el PAN, PRI y PRD (incluido PANAL) no será suficiente para competir contra el partido en poder de la República, Morena, y sus aliados, y ganar las presidenciales en 2024. Con base en los “conteos rápidos” de las votaciones en los comicios de los estados de México y Coahuila, ayer domingo 4 de junio del 2023, el movimiento-partido que conduce el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien conquistó el poder en 2018 sin haber ganado el EdoMex, ahora podría instalar ahí una cabeza de playa para la presidencial 2024.


Un triunfo que puede enseñarle a los opositores a Morena que la lucha por el poder requiere de un proyecto por construirse con un abanderado de experiencia, pero no desgastado ni impuesto por los dirigentes de las fuerzas políticas; tendrá que ser un plan de nación diferente como nuevo para convencer a los mexicanos para que lo introyecten y lo reproduzcan.



La alternancia en el poder en el Estado de México, conseguida por la candidata de Morena, PT y PVEM, Delfina Gómez Álvarez, ex titular de la Secretaría de Educación Pública, representa el modelo acuñado por el régimen de la 4T para repetir su triunfo y continuar gobernando desde Palacio Nacional, si las fuerzas políticas en oposición no logran percibir un proyecto diferente a la tan gastada, triple alianza PAN, PRI y PRD, que corresponden sólo a intereses de los dirigentes: Marko Cortés del PAN; Alejandro Moreno del PRI y Jesús Zambrano del PRD.


En ese sentido, la abanderada de la triple Alianza y PANAL, Alejandra del Moral Vela, representó la resistencia del partido en poder de la entidad desgastado con un gobernador priista, Alfredo del Mazo Maza, acotado por la presión impuesta a su persona y gobierno desde la Federación; no existen más razones ni explicaciones para la reducción de apoyos para la candidata de un grupo de partidos políticos entre los cuales, el PRI encabezado por un Moreno “Alito” trae fuerte oposición interna.


El Revolucionario Institucional pegado con alfileres en territorio nacional saca un triunfo regional en el norteño estado de Coahuila donde los hermanos Moreira (Humberto y Rubén) con el actual gobernador Miguel Riquelme, recrearon la cimiente para la candidatura del ganador de la jornada de ayer domingo a la gubernatura, Manolo Jiménez Salinas, al que le alcanzó la triple Alianza, para superar al partido rojo marrón de aliados atomizados, Verde y Trabajo, que no apoyaron a Armando Guadiana, más bien postraron al candidato impuesto de forma rústica por el dirigente de Morena, Mario Delgado, que lo terminó “hundiendo”.



El controvertido dirigente tricolor, Alejandro Moreno, “Alito o Amlito”, no podrá mantenerse frente al partido con los resultados de los comicios en las dos entidades sin ofrecer explicaciones necesarias ni recibir críticas; sobre todo para impedirle que se imponga candidato tricolor por la Alianza Va por México, aprovechando de nueva cuenta su posición en el CEN. "Alito” perdió el EdoMex y no lo salva nadie.



Este lunes, van para 2024

Para las nueve entidades que tendrán renovación de gobernadores en el próximo año, en especial el estado de Guanajuato donde gobierna el partido conservador PAN, desde hace tres décadas, tendrá un proceso electoral muy competido pues Morena pretende conquistar el estado en manos del partido político con desgaste en el gobierno. Los morenos y sus aliados han multiplicado la presencia de sus personajes con "ciertas posibilidades" para competir ocupando las candidaturas a cargo de elección popular.



Actividad apoyada con resultados de encuestas de opinión favorable al partido del presidente, López Obrador para la elección estatal de junio del próximo año. Arriban como aspirantes al territorio guanajuatense un sin número, por la candidatura presidencial hasta por la gubernatura. Sin soslayar las actividades que realizan los locales por los diversos cargos, al Congreso Local o a los 46 Ayuntamientos para 2024.



Está muy claro de parte de las diversas fuerzas políticas que este lunes con resultados preliminares de las elecciones del Edomex y Coahuila, arrancan materialmente los procesos de selección de abanderadas (os) para la grande y gubernaturas; lo comunicó el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés: “cuanto terminen las elecciones 2023”. En Guanajuato, la lucha por la candidatura a la gubernatura ha tomado fuerza, pues las aspirantes: secretaria Libia Dennise García y alcaldesa de León Alejandra Gutiérrez Campos, están movilizándose fuertemente.



Topografía.

Agrimensura. La diaspora


Luego de conocerse de la derrota en el estado de México del PRI y el resto de los partidos que conforman la Alianza Va por México, en Guanajuato, como seguramente se estará haciendo en varias entidades, diversos grupos de priistas comenzarán a evaluar sus opciones políticas: quedarse y encarar como venga el 2024 o buscar reacomodo en Morena o alojamiento en el PAN.


Por ejemplo, anoche ya era una versión extendida entre varios priistas, que se ha comenzado a gestar una reunión de alcaldes tricolores en la entidad, impulsada por los presidentes municipales de Jerécuaro, San Luis de la Paz y Romita: Luis Alberto Mondragón Vega, Luis Gerardo “El Chino” Sánchez Sánchez y Oswaldo Ponce Granados, respectivamente, a fin de que pasado el miércoles cuando se entreguen los datos oficiales sobre los comicios en el Estado de México, vislumbren si se sostienen en el PRI o de plano dan el salto a otro partido.



En la actual tesitura, se sabe que algunos de los alcaldes priistas han sido buscados desde Acción Nacional para que sumen fuerzas en el 2024, sobre todo bajo la lógica que ya no irán por reelección, dado que ya "quemaron ese cartucho", mientras que sus ambiciones los encaminan a buscar diputación, federal en primera instancia y como “reintegro” una diputación local.



Por ahora, es todo un misterio qué ruta tomará el presidente municipal de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco, que ha refrendado en varias ocasiones su militancia priista, pero también dejó ver, con claridad, que revisaría sus opciones luego de que se conozcan los resultados en el Estado de México como en Coahuila.


Para muchos tricolores, la pérdida del estado con el mayor padrón electoral del país es un golpe del que difícilmente podrá recuperarse el PRI. Es la suerte de reducción que sufrió un ala del PRM cuando se convirtió en el PRI y dicha disidencia terminó siendo el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), diluyéndose varios años después. Aunque claro, la hegemonía priista se dio bajo otras causas y modalidades, cosa que no podría repetirse en la actual sociedad mexicana de economía abierta y volátil, electoralmente hablando. Punto, precisamente, que quienes creen en la supervivencia del PRI, ponen sobre la mesa para argumentar un posible regreso en las preferencias electorales para el futuro.


Sin embargo, antes sería necesario tirar los lastres por la borda, empezando por la dirigencia nacional, con “Alito” Moreno, que sólo ha ganado dos estados en su mandato: Durango y Coahuila, con lo que el poder efectivo del PRI ya es sólo regional, asentado en el norte.



留言


bottom of page