top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Rosa de los Vientos del 14 de diciembre de 2022, por Israel López Chiñas



En cinco años del sexenio poblano, dos decesos y cinco gobernadores. Beatriz Manrique, guanajuatense en ascuas


Era tan bueno… es la frase más escuchada en un funeral, una forma de expiación que hacen los concurrentes a una persona en sus exequias, cuando poco antes se decía de él lo contrario. Así parece suceder con la súbita muerte del gobernador de Puebla, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, a quien desde Morena se le "había condenado" por no estar del todo alineado con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y por lo cual Palacio Nacional le había tomado una distancia mayor que al resto de gobernadores del partido rojo marrón.



No en vano, el mandatario poblano había esbozado el gesto de lealtad, acudiendo en silla de ruedas a la marcha convocada por el mandatario nacional, el pasado 27 de noviembre, a fin de externarle en persona su apoyo a la Cuarta Transformación y generar calma entre los morenistas poblanos. Pensaba el experredista, como lo ha dicho Ricardo Monreal, que estar confrontado de forma abierta con AMLO, con la figura presidencial, es un verdadero suicidio político. Se sabía que el gesto le era fatigoso, pues su salud estaba deteriorada, aunque públicamente no se percibía que la fatalidad le era cercana.


En este trance, las condolencias por parte de sus antes críticos se multiplican, y el presidente de México estará este miércoles en capilla ardiente, rindiéndole homenaje a uno de los perredistas que le siguió hacia Morena.



El sexenio 2018-2024 ha sido trágico en el gobierno poblano. En el origen del periodo, quien había sido electa para gobernar Puebla era la panista, Martha Érika Alonso Hidalgo, esposa de otro mandatario poblano, Rafael Moreno Valle Rosas. Ella había vencido en la elección a Miguel Barbosa, quien no pudo aprovechar la ola pro-AMLO en julio del 18. A los pocos meses, en un misterioso accidente aéreo, Erika y Rafael murieron. Fue necesario convocar a elecciones extraordinarias, periodo breve en el que hubo dos gobernadores más: Jesús Rodríguez Almeida y Guillermo Pacheco Pulido. Ya sin la notable influencia y poderío económico de Moreno Valle, con López Obrador en Palacio Nacional, en el segundo intento llegó por fin Barbosa a la Gubernatura.



Fue ahí donde, de forma por demás llamativa, incorporó en su gabinete a una guanajuatense: Beatriz Manrique Guevara, como su secretaria del Medio Ambiente, saldo político, sin duda, de la alianza electoral de los verdes con los morenistas en el 18. Para Betty “Green” Manrique, exdiputada y exdirigente del Partido Verde Ecologista de México en Guanajuato, fue la especie de exilio dorado, abandonando el estado donde nunca pudo, a pesar de sus nexos con el PAN, ser llamada a ocupar la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial; le fue más factible hacerlo en la tierra de los volcanes, amorosos durmientes.


Curioso fue que la posición que aspiró a ocupar en Guanajuato, en el sexenio de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, le fue dada a una poblana: María Isabel Ortiz Mantilla. Una de las tres secretarías que el gobernante del palacio de Paseo de la Presa abrió al CEN del su partido, siendo las otras: Turismo y la de Infraestructura, Conectividad y Movilidad.


No vinculados los nombramientos, no dejó de ser una curiosa catafixia, el que una poblana ocupara una secretaría guanajuatense y viceversa. Ahora, en el momento luctuoso, Betty “Green”, quien ya debe estar calculando los pasos futuros tras el deceso de su protector, le ha despedido afirmando en una entrevista: “Fue el hombre más congruente que yo he conocido. Apoyó mis temas como nunca lo había visto”.


Manrique ganó notoriedad en su actividad, aprovechó para tender lazos, inclusive alineándose hacia la posible candidatura de Claudia Sheinbaum. El final de Barbosa, le implicará una decisión: regresar a sus verdes prados guanajuatenses o luchar por la posición rojo marrón en Puebla.


Por ahora hay gobernadora interina: Ana Lucía Hill, secretaria de Gobernación, que no de Gobierno, tal vez por esa nostalgia de haber tenido varios poblanos en la cartera federal correspondiente, empezando por Gustavo Díaz Ordaz. El Congreso poblano determinará en próximos días la sustitución para el cierre del sexenio; la estancia de la guanajuatense Beatriz Manrique por aquellos lares queda en el aire.


Topografía

Altimetría. Salud, araña cargada


La aparición del experimentado médico guanajuatense, Rafael Sánchez Leyva, para ofrecer su diagnóstico respecto de la actuación del Sector Salud federal durante el sexenio 2018-2024, que viene prometiendo un servicio similar a Dinamarca, resulta sumamente importante y urgente para la realización de una evaluación, con la finalidad de que mejore el servicio en la materia. Para el doctor Sánchez Leyva los cuatro años del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, han sido perdidos en materia de salud para el país, pues se ha agravado el déficit de los medicamentos y afloraron casos de sarampión y poliomielitis.



En el 2017, cuando en el estado de Guanajuato se guardó el “silencio cómplice ante la aparición de una “rara enfermedad” en León y en otros municipios, amén de la espera que salud federal impuso a salud estatal, también fue el epidemiólogo, Rafael Sánchez, quien precisó que el padecimiento, era Dengue. Nuevamente el exdelegado del ISSSTE en el estado, está socializando que los 4 años de Morena, no ha mejorado el servicio de salud.

En el caso del estado de Guanajuato que no aceptó afiliarse al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) aunque padezca por los recortes federales de manera sistemática, tiene la oportunidad de incorporar el presupuesto el estatal ante las circunstancias complejas de atención. La entidad mantuvo su oferta de seguir con el modelo seguro popular.



Lo cierto es que se reconoció el fracaso del INSABI para implementar en las 32 entidades el proyecto de "Transformación del Sistema de Salud para la Población sin Seguridad Social”. En la presentación el presidente Andrés Manuel López Obrador, argumentó que había “gobernadores reacios a participar en esta Federalización porque tienen compromisos políticos con empresas proveedoras del sector”. Guanajuato se rehusó en entregar al gobierno de AMLO la infraestructura en materia de salud que “pagaron” los guanajuatenses.


El trabajo impuesto al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con el plan IMSS-Bienestar consiste en sacarle las castañas al fuego a la SSA, pues resultó como la Guardia Nacional que se presume el total de los elementos y muchos rasgos pero carecen de la infraestructura para su operación, desde sus instalaciones con el fin de mejorar el servicio.


Ante la respuesta negativa de algunos gobernadores, al llamado como a la presión ejercida por Palacio Nacional, acordaron que la Federación les entregaría los recursos estipulados en el presupuesto anual con el firme compromiso de cumplir con la norma en la materia, condición que viene aprovechando la Administración Pública federal, para en nombre de la austeridad ir disminuyéndole recursos a Guanajuato, como lo ha denunciado el gobierno panista constantemente “fuerte como quedito”.



La opinión básica del doctor, Rafael Sánchez, exdiputado federal por el PRI, entrado en la glosa sobre la actuación de la Secretaría de Salud y Asistencia, cuyo titular es Jorge Alcocer, es que ha habido muchas muertes por negligencia de parte de la autoridad federal; por ejemplo, punteó, por la falta de medicamentos para la niñez que padece cáncer. Complementó, la Federación suspendió la licitación de medicamentos, a pesar de que la Constitución y la Ley General de Salud, mandatan que cada año deben licitarse biológicos, medicamentos, material y equipo médico.


Al calce. Sánchez Leyva con colmillo retorcido en materia de salud, desveló que antes del arribo de la 4T, los mexicanos tenían un excelente programa de educación para la salud, instrumento con lo cual se logró, la erradicación de 7 enfermedades por medio de la vacunación efectiva. Aprovechó para descubrir que la OMS (Organización Mundial de la Salud), el organismo rector en la materia en el mundo, estuvo en México para certificar sobre cómo se logró erradicar el virus de la poliomielitis.


Comments


bottom of page