• La Noticia al Punto

Rechaza Acapulco haber vertido aguas negras al mar

Un vertedero de agua sucia hacia el mar de Acapulco fue captado por un usuario de redes sociales el jueves de la semana pasada.

Eran al menos cinco brazos de agua de diferente intensidad que descargaban agua hacia el mar, a la altura de la playa Icacos.

El gobierno de Acapulco afirmó que no son aguas negras y la corriente que se descargó al mar es consecuencia de las lluvias que se registraron días anteriores.


“No fueron aguas negras, sino fueron aguas sucias (lugar) Lo que fue que tuvimos un tapón al interior del canal que acumuló el agua, tenemos depósitos de basura, de lodo durante el transcurso del arroyo y, finalmente, se destrabó el tapón y fue lo que ocasionó que se derramara el agua a la bahía, pero no fue agua residual, no fue agua negra, no fue nada de este estilo”, comentó el director de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco, Leonel Galindo González.

El biólogo marino Juan Barnard coincide con el ayuntamiento en que la irresponsabilidad ciudadana es la consecuencia de la contaminación, lo cual sucede año con año en Acapulco, en cada temporada de lluvias.

“Desafortunadamente, estoy seguro, que existen vertimientos a largo del año, que es en estiaje, de personas inconscientes que en sus casas no las tienen contactadas al drenaje hidrosanitario y por ende, en todos estos lugares se van formando represas, se van formando sedimentaciones, se va estancando el agua, se echa a perder, está todo esto negro y huele hasta mal”, expresó.

@conagua_mx analiza niveles de contaminación en #Acapulco, después del derrame de aguas negras al mar en playa Icacos. pic.twitter.com/m0NQAdMjoK — Ernesto Méndez (@ernesto_mendez) June 26, 2020

El Gobierno de Acapulco informó que está realizando dos estudios elaborados por el laboratorio de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado y uno particular, para demostrar que lo que se vertió en el mar no fue aguas negras; sin embargo, Juan Barnard señala que no debe existir ningún tipo de agua que no sea la de los cauces naturales.

“No debe existir ningún tipo de agua que no sea que es natural de los causes pluviales, pero estamos viviendo en una ciudad y vivimos en una anarquía en donde yo, te vuelvo a repetir, van y limpian las brigadas de todas las administraciones y a los 3 días ya está sucio”, aseveró el biólogo marino.

Debido a la pandemia las playas se mantienen cerradas hasta este lunes, sin embargo, en temporadas normales la contaminación afecta las actividades turísticas debido a los malos olores y el color negro del agua.

Cuando viene la lluvia hace este tipo de desastres y nos afecta a todos los trabajadores de playa, queremos que alguien ponga su ojo en este tipo de detalles para que así nosotros tengamos un Acapulco mejor para recibir a los turistas”, comentó el marinero turístico, Leonel Suástegui Cisneros.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero informó en un comunicado que solicitará a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional del Agua para que realice las investigaciones correspondientes y deslinde responsabilidades, debido a que el vertimiento de aguas negras al mar es delito federal.

Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram