• La Noticia al Punto

Qué hacer cuando no tienes un baño cerca, ¿Te ha pasado?

Por María Elena Olmos | La Noticia al Punto


León, Gto.Todos en algún momento de nuestras vidas hemos pasado por la terrible desesperación de querer ir al baño, pero muchas veces las ganas de “hacer pis” o de orinar como se le conoce en varias parte del mundo, es algo que nos atormenta. Podríamos decir que estamos en presencia de una situación que se torna muy complicada, y para controlar la vejiga en ese momento no es cosa fácil. Y es que sinceramente a las mujeres nos cuesta más trabajo hacer “pipi” que a los hombres, y esto es cuando estamos fuera de casa.

La vejiga es el tema que trataremos el día de hoy. Lo que queremos es darte las herramientas necesarias para controlarla en los momentos donde te encuentras en apuros y no sabes qué hacer. Desde luego que cada día podemos tener hábitos impresionables que pueden ayudarnos en este sentido, y una de las cosas que más afecta es que el ser humano no se cuida, por lo general está tan preocupado de sus actividades laborales, personales, con la familia, y se olvida que su cuerpo también necesita de los cuidados necesarios, porque si por dentro no tiene una buena salud, realmente te puedes ver implicado en problemas muy graves. A continuación, te presentamos los detalles más relevantes para que puedas salir de apuros y controles tu vejiga.

Mantén la calma. La vejiga no perdona y más de uno nos ha hecho sufrir, sobre todo cuando estamos en la calle o en un lugar en donde sabemos que no tenemos un baño cerca para hacer nuestra necesidad básica. Pues bien, la primera recomendación que te vamos a traer el día de hoy, se trata de mantener la calma, sabemos que la estás pasando mal, pero si te preocupas por la situación lejos de salir airoso de ese cuadro que no se lo recomendamos a nadie, te vas a ver peor.

En este sentido, tienes que empezar asentarte y relajarte para estar un poco más calmada, ya entenderás que de la desesperación nos queda el cansancio. Cuando te decimos que te sientes en una silla, es porque esto te a ayudar de una manera increíble a contraer los músculos que están cercanos a la vejiga. No te encorves, es un error gravísimo hacerlo. En el mejor de los caso, siéntate con la espalda recta para que alivies un poco la tensión y esto sin duda alguna va a minimizar esa urgencia que tienes de ir al baño.

Cruza las piernas cuando estés de pie. Hay momentos en los que sentimos que la vejiga nos gana la batalla, y cuando sabemos que no hay un baño cerca entremos en pánico, y es normal, porque todos me atrevería a decir, que hemos estado implicado en una situación de esa índole. Pero tranquilos, aquí traemos los mejores consejos para este tipo de momentos en los que nadie está preparado. Posiblemente no sabías este truco, pero bueno, acá viene, cruza las piernas, eso es algo que hacemos de manera inconsciente, y la verdad es que ayuda demasiado.

Lo decimos porque la uretra en una especie de tubo que permite que salga al orina de nuestro cuerpo, entonces si tu permaneces cruzando las piernas lo que estás haciendo es retener esa sensación tan molesta de querer ir al baño. Esta funciona de una manera increíble, y seguramente ya la habrás usado, así que no dejes de practicarla, y más cuando crees que te están matando las ganas.

Pero lo más relevante de todo es que lo hagas cuando estés de pie, porque si fuera el caso que lo haces estando sentada, el efecto será inverso, esa es la gran diferencia, entonces anota en tu lista este consejo que te va a servir de muchísima utilidad.

Distrae tu mente, pensando en otra cosa. Cuando tienes ganas de ir al baño, realmente lo que tenemos en la mente es que queremos de una vez por todas hacer la necesidad. Pero también podemos implementar algo bastante eficaz y se trata de los pensamientos. Cuando uno está pasando por un momento difícil en la vida, y empiezas a pensar en otras cosas distintas por momentos ese problema que te está afectando puede disiparse.

En este ejemplo de la vejiga, puedes usarlo perfectamente porque la mente a decir verdad es uno de los mayores enemigos que tiene el ser humano. Entonces si sabes muy bien que no tienes un baño cerca, mientras logras conseguir uno trata de pensar en otras cosas y esto funciona de verdad, más de lo que pueda imaginarte.

La explicación radica en que los nervios envían señales al cerebro para aviar ese momento de ir al baño. No obstante, esta necesitad de orinar quizás no es tan urgente por así decirlo, y distraer tu mente, o mantenerla ocupada durante un tiempo puede frenar dicha sensación. Tienes que internarlo. Es frecuente cuando vas a un sitio y el baño está ocupado, no te desesperes, piensa en otras cosas y por arte de magia estarás mejor.

Aprieta tus glúteos. Seguimos ofreciéndote los mejores trucos para aguantar esas ganas de ir al baño que a todos nos ha puesto entre la espada y la pared, sin distinción alguna. Y es la vejiga es un asunto que se puede controlar aunque no parezca tan fácil, si lo puede ser. Pues la vejiga depende en gran parte de los musculo que están en la pelvis, y estos son los que se encuentran ubicados en la zona del conducto que nos lleva a orinar.

Cuando tú aprietas los glúteos varias veces, estarás haciendo un ejercicio por demás que eficaz esto lo que hace es tensar dicha musculatura y retiene la orina ante cualquier tipo de fugas que es lo queremos. Funciona hacerlo sentado y de pie, ya sabes.

¿Y tú cuáles trucos sabes para aguantar esta necesidad básica? Escríbenos y platica tu experiencia en la caja de comentarios.


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram

0 comentarios