• La Noticia al Punto

Por COVID-19, limitan visitas y preliberan en penales México Evalúa

Investigadores del programa de Justicia de México Evalúa informaron que cerca de 35 por ciento de los centros penitenciarios del país están sobrepoblados, lo que, en la actual emergencia sanitaria ha generado la limitación de las visitas y, en algunos casos, la prelibreración de mujeres mayores de 60 años.


En una conferencia virtual, la investigadora de México Evalúa, Christel Rosales informó que la mayoría de las personas privadas de la libertad, no cuentan con los servicios básicos, entre los que destacan falta de atención médica, agua potable, comida en buen estado, medicamentos entre otros.


Explicó que sólo algunos centros han restringido las visitas familiares, pese a que la mayoría de los reclusos viven de lo que les llevan sus familiares; subayó que la situación podría generar violencia como en Colombia, Argentina, Perú y Chile, entre otros más.


"En un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, al 18 de mayo y derivado a las medidas sanitarias que se han adoptado, se han registrado riñas y motines en Estado de México, Tabasco y Chiapas, estos eventos de violencia dejan personas lesionadas".


Christel Rosales informó que de 297 centros penitenciarios estatales y federales, cerca de 110 reclusorios están sobrepoblados -entre estos-, algunos en Estado de México, Durango, Nayarit, Morelos, Tabasco, Puebla, Quintana Roo y Sonora.


Sin embargo, indicó que de las 188 mil 423 personas privadas de la libertad, 92 por ciento son procesadas por delitos del fuero común y el resto por delitos federales, además de la población general, 95 por ciento son hombres y el resto mujeres; del total de los presos, tres por ciento son mayores de 60 años, rango de edad en riesgo de contagiarse de COVID-19.


Por su parte, el investigador Enrique Bouchot indicó que entre las medidas sanitarias del gobierno federal en los centros de reclusión ante el COVID-19, está la activación de una campaña de concientización al interior de los centros y una etapa de atención temprana de casos, el aislamiento de las personas que se tuvo contacto, identificación de la gravedad y la identificación del enfermo.


"A nivel nacional, no todas las entidades han emitido información sobre las medidas sanitarias para evitar contagios entre internos y el personal de seguridad y custodia, ya sea a través de los portales y sus redes sociales de las dependencias, no han publicado todas las medidas que han adoptado, situación que provoca preocupación de los familiares y personas cercanas de los internos, ya que se han visto limitados de enviar comida a sus internos, ayudas económicas entre otras".


Subrayó que tras una revisión documental del programa de Justicia de México Evalúa se ha detectado la sanitización de algunas áreas, el uso obligatorio del cubrebocas, otras medidas de higiene, entrega de gel antibacterial, cloro para la limpieza de los dormitorios, así como el lavado de manos y evitar el contacto personal.


Bouchot explicó que en algunos centros estatales se han tomado medidas adicionales a la limitación de visitas, como es la entrega de despensas, así como la toma de temperatura y en caso de detectar algún contagio, enviar a los familiares a cuarentena.


"Además de que se han adoptado otras medidas como son la restricción del acceso de las visitas de adultos mayores o niños, y en otros casos la limitación de visitas a sus dormitorios o días específicos, en el caso concreto del penal de Nuevo León se adoptó la restricción de visitas a un día en los fines de semana y con un horario restringido con dos familiares máximo y para los abogados sólo una visita a la semana con un horario de 30 minutos máximo", enfatizó.


Enrique Bouchot refirió que México Evalúa ha detectado un gran impacto en los estratos vulnerables entre las personas privadas de la libertad.


"Aunque no conocemos las cifras exactas del número de población de las personas que se encuentran en los grupos de vulnerabilidad por el coronavirus, no se tiene razón de la importancia de la implementación de medidas extraordinarias para evitar el contagio", subrayó.


Dijo que una agrupación emitió una serie de recomendaciones en la "prelibreracion" de mujeres mayores de 60 años quiénes padezcan de enfermedades crónicas, tuberculosis, mujeres embarazadas o con hijos pequeños, principalmente en aquellos casos dónde hayan cometido delitos no graves.


Por último, Christel Rosales, mencionó que tras la aprobación de la Ley de Amnistía, se ha beneficiado a personas privadas de su libertad a otorgarles una prelibreración.

Con información de NOTIMEX


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram