• La Noticia al Punto

Parteras tradicionales en tiempos de emergencia sanitaria

Por Lucía Calderón. Enviada


Ante el programa de Reconversión Hospitalaria planteado por la Secretaría de Salud para atender la pandemia de COVID-19, las parteras tradicionales resurgen como opción para las mujeres embarazadas.


Nadine Goodman, cofundadora del Centro para los Adolescentes de San Miguel Allende, CASA, A.C., afirmó que la pandemia de coronavirus ha obligado a replantear el sistema de salud en el país, y para salir adelante en la salud materna perinatal, las parteras profesionales son necesarias.


“Con la crisis que vemos ahorita, como resultado de momentos así nos da una oportunidad de analizar críticamente cómo está el sistema nacional de salud, cómo tratamos a las mujeres en los partos y qué necesitamos en cuestión de salud", dijo.


Datos gubernamentales apuntan que hay alrededor de 16 mil parteras tradicionales en México.

“Este país no tiene parteras profesionales”

Romper esquemas y dar a las parteras tradicionales formación profesional en las universidades de México y que se incorpore la partería como una carrera con nivel licenciatura, es lo que busca Goodman.


Consideró que la creación de esta carrera, sería darle un reconocimiento a la medicina tradicional, ya que se aliviaría el alto gasto en atención a mujeres embarazadas y parturientas que registra el Sector Salud en el país. En México ocurren seis mil 500 partos al día.


De acuerdo con la cofundadora de CASA, asociación que inició labores en 1981, está documentado que a nivel nacional aproximadamente el 80 por ciento de los embarazos son de bajo riesgo, por lo que son candidatos a atenderse en una casa de partos sin tener que recurrir a un hospital.


La posada de nacimientos CASA, fundada en 1994, está ubicada en una zona popular de San Miguel de Allende; tiene una característica fundamental, se enseña a las nuevas parteras en la práctica del parto natural y la atención a las mujeres embarazadas al momento de parir es en una habitación normal, o si lo desean, pueden hacerlo en una tina equipada especialmente para ello.


Para poder atender la demanda, Goodman y sus colaboradores se dieron a la tarea de impulsar la partería profesional.


“Ha sido una lucha tremenda, porque en general va en contra de lo que es la idea de la supuesta calidad de atención obstétrica. Hemos estado con 17 generaciones graduadas, son muy pocas egresadas, son mujeres muy valientes, la mayoría han sido mujeres indígenas de todo el país, mínimamente con secundaria, la mayoría han terminado su prepa”, dijo.


Originalmente se trató de un proyecto piloto donde se optó por darle la validez a los estudios y que las parteras obtuvieron una cédula profesional. Es un programa acoplado a la Secretaría de Educación de Guanajuato y también inscrito en la Dirección de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública.


Las parteras tradicionales han sido incorporadas dentro del sistema de Salud solo como promotoras de planificación familiar.


En México, en los años 80, el gobierno tenía registradas 70 mil  parteras tradicionales; ahora suman aproximadamente 15 mil.


Al observar la pérdida del conocimiento ancestral en medicina tradicional, la asociación civil CASA se dio a la tarea de crear un lugar enfocado a orientar sobre la salud sexual a los jóvenes. Con el paso de los años, la labor de esta organización creció hasta convertirse en un hospital donde se atendía a parturientas tanto en la medicina alópata como tradicional.


Posteriormente, Goodman decidió enfocar su esfuerzo sólo a atender mujeres que quisieran dar a luz en sus casas o en una posada de partos.

El interés de las Secretarías de Educación y Salud

La directora de CASA destacó el interés de la actual administración federal para que pueda concretarse la incorporación de las escuelas de partería al sistema educativo nacional.


Indicó que el personal de CASA se reunió con Esteban Moctezuma, secretario de Educación y con el doctor Jorge Alcocer, secretario de Salud, quien visitó sus instalaciones el 4 de marzo en San Miguel de Allende. Están visualizando trabajar en un proyecto más ambicioso que eleve la educación de las parteras al grado de universidad.


También existe interés por parte de las Universidades Tecnológicas y Politécnicas para formalizar todo el proceso. Goodman considera que cualquier persona puede postularse para ser partera profesional .


“Tenemos mucho tiempo trabajando con los gobiernos de todos los niveles. Desde el 2011, empezamos a regalar nuestros planes de estudios a otros estados; hemos ayudado a Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Morelos, varios gobernadores y ex gobernadores nos han pedido ayuda, pero realmente, en nuestra opinión nos ha faltado liderazgo de nivel federal y ahorita estamos contentos que haya este interés del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva tomando cartas en el tema”, resaltó.


Con información de NOTIMEX


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram