top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

OMS no descarta que una nueva variante de COVID-19 pueda causar más muertes

En el transcurso del último mes, solo el 25 por ciento de las naciones a nivel mundial ha comunicado casos de fallecimientos atribuidos al COVID-19, mientras que un porcentaje aún más bajo, un 11 por ciento, ha informado sobre hospitalizaciones relacionadas con esta enfermedad, según alertó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). La organización hizo un llamado a los gobiernos para que no disminuyan su nivel de alerta.



El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó en una rueda de prensa que esto no implica que en el resto de los países no se estén produciendo decesos y hospitalizaciones a causa del COVID-19, sino que simplemente no están siendo notificados. "No hay duda de que el riesgo de muerte o de casos graves es ahora mucho menor que hace un año, gracias a la amplia inmunización de la población mediante las vacunas y las infecciones pasadas. Sin embargo, a pesar de esta mejoría, la OMS continúa considerando que el riesgo del COVID-19 para la salud pública sigue siendo alto", agregó el experto etíope.

A pesar de que Tedros anunció la finalización de la emergencia internacional por COVID-19 el 5 de mayo pasado, hoy enfatizó que el virus sigue circulando globalmente y manteniendo su capacidad de causar enfermedad y mutar. "Persiste el peligro de que surja una variante peligrosa que pueda generar un repentino aumento en la propagación del virus y en el número de casos mortales", advirtió Tedros, recordando que a pesar del fin de la emergencia internacional, un comité de expertos de la OMS continúa reuniéndose de manera regular para evaluar la respuesta global ante el virus.


Siguiendo las recomendaciones de dicho comité, Tedros emitió hoy un llamamiento a los países miembros de la OMS para que mantengan ciertas medidas de prevención ante el coronavirus. Entre estas medidas se incluye el mantenimiento de la oferta de vacunas a los grupos de mayor riesgo y la notificación a la OMS sobre casos de fallecimientos y hospitalizaciones relacionados con la enfermedad. "En la OMS, no olvidamos la gravedad de la enfermedad y exhortamos a los gobiernos a no hacerlo tampoco", concluyó el máximo líder de la agencia sanitaria de las Naciones Unidas.


Desde el inicio de la pandemia a fines de 2019, la OMS ha registrado más de 768 millones de casos de COVID-19 en todo el mundo, con un saldo de 6.9 millones de fallecimientos. Esta crisis sanitaria se ubica entre las más severas desde la epidemia de gripe española en 1918. En comparación con los momentos más críticos de la pandemia, cuando se llegaron a reportar más de 20 millones de casos semanales a nivel global a principios de 2022 debido a la variante ómicron, la última semana de julio solo ha registrado alrededor de 10 mil contagios en Europa y 20 mil en América. No obstante, las cifras siguen siendo relativamente elevadas en la región de Asia-Pacífico, con 288 mil casos positivos reportados.

Por Omar Carmona


Comments


bottom of page