top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Nuevo Día de Descanso Obligatorio en México: Cambios en la Toma de Protesta Presidencial

A partir del año 2024, México vivirá un cambio significativo en su calendario de días de descanso obligatorio, con la modificación de la fecha de la toma de protesta del presidente en turno. Históricamente, cada seis años el primero de diciembre marcaba un día de reposo obligatorio, coincidiendo con este trascendental evento. Sin embargo, a partir de ahora, un nuevo feriado oficial se suma en su lugar.



La transformación radica en el ajuste del proceso de transición presidencial, estableciendo el 1 de octubre como la fecha clave para la asunción del nuevo mandato. Este cambio surge a raíz de que el presidente Andrés Manuel López Obrador concluirá su sexenio el 30 de septiembre, en lugar del 30 de noviembre como era la práctica hasta 2018. Así, el martes primero de octubre se convertirá en el día emblemático que sellará la transición presidencial cada seis años.

La Ley Federal del Trabajo (LFT), que consideraba el día de transición presidencial como descanso obligatorio desde 1970, se ajusta ahora a la reforma del artículo 83 de la Constitución de 2014. Según esta reforma, el presidente entrante ejercerá su cargo a partir del 1 de octubre.

Esta modificación tiene como objetivo reducir el plazo para que los nuevos titulares del Poder Ejecutivo asuman rápidamente sus funciones, emulando prácticas similares en otros países. El presidente López Obrador será el primero en aplicar esta disposición al gobierno sucesor, que surgirá de las elecciones federales de junio próximo.

Esta reforma constitucional no solo redefine la toma de protesta presidencial, sino que también adelanta dos meses la fecha para que el Ejecutivo federal asuma su cargo, impactando así en el día de descanso obligatorio para los trabajadores del país.

Además del nuevo feriado del 1 de octubre de 2024, la Ley Federal del Trabajo reconoce otras ocho fechas como días de descanso obligatorio en México, entre las que se encuentran Año Nuevo, el aniversario de la Constitución, el natalicio de Benito Juárez, el Día del Trabajo, la Jornada Electoral, el Día de la Independencia, el aniversario de la Revolución Mexicana y la Navidad. Todas estas fechas, incluida la toma de protesta del nuevo titular del Poder Ejecutivo, se consideran días de descanso adicionales a las vacaciones pagadas a las que los trabajadores tienen derecho.

Por Omar Carmona



ความคิดเห็น


bottom of page