• La Noticia al Punto

La valiente lucha de las mujeres

Por: Mtro. Luis Octavio Murat


Se calcula que por lo menos 21 gobiernos estatales, universidades públicas y privadas se unieron a la marcha de protesta femenina de ayer y al Paro Nacional del día de hoy.

Significativos los dos actos que ganan inusitada fuerza y apoyo en México y en el mundo, merced al entusiasmo, coraje y valor de las mujeres, que cada día cuentan con más solidaridad y admiración popular.

Las mujeres han puesto el ejemplo de lo que es luchar con decisión y valor, a fin de alcanzar sus propósitos como son tener el respeto y seguridad para sus vidas, de transitar libre y seguramente por las calles sin el temor de que, en cualquier momento, podrían secuestrarlas, violarlas o asesinarlas, tal y como sucede diariamente al morir 11 mujeres víctimas de feminicidios.

La igualdad de salarios con los hombres en las tareas de trabajo es otro tema por el que las mujeres están luchando, al igual que por detener en definitiva el acoso sexual en oficinas públicas y privadas o en las simples relaciones sentimentales como sucedió con la músico oaxaqueña, María Elena Ríos quien fue quemada con ácido en el rostro, brazos y cuerpo por órdenes de un demente ex diputado priista de nombre Juan Antonio Vera Carrizales, propietario de 16 gasolineras en Oaxaca, quien desde hace tres meses se encuentra desaparecido sin que la Fiscalía Local y Federal hayan podido localizarlo.

Cuando los colectivos feministas dieron a conocer las estrategias a seguir para llevar a cabo La Marcha y el Paro Nacional, de inmediato, el populismo de izquierda, con Beatriz Gutierrez Müller a la cabeza, brindó su apoyo al movimiento feminista. Sin embargo, la esposa del Presidente cambió de parecer al siguiente día promoviendo accioones diferentes, a través de carteles impresos: “No al Paro Nacional”, “Un día más con nosotras”, “Apoyamos a AMLO”.

La pregunta sería: ¿Quién financio la propaganda política contra las mujeres que Beatriz Gutierrez Müller encabezó?

La respuesta es tan obvia que no hace falta escribirla.

La Marcha y el Paro Nacional, sin duda, calaron hondo en el ánimo de los reformistas de Palacio Nacional, debido a que lo interpretaron como actos de provocación de los conservadores que están conspirando contra AMLO para asestarle un “golpe blando” a su gobierno, según lo declaró el mismo Presidente, quien al darse cuenta del apoyo generalizado a favor del Movimiento feminista, cambió de estrategia colocándose en el papel de víctima y criticar a las feministas de provocadoras, violentas de derecha y oportunistas hipócritas: “Mucho ojo, porque ahora los conservadores ya se volvieron feministas”...”No olviden lo que hicieron con las cacerolas en Chile para preparar el golpe de Estado contra Salvador Allende”, les advirtió.

La estrategia de AMLO para tronar contra sus adversarios no le dio los resultados que esperaba, por el contrario, las encuestadoras nacionales, Mitofvsky, Buendía y Laredo y otras más dieron cuenta de la baja significativa de la popularidad y aprobación de su administración, observando una variante entre mantenerse en 64% de aceptación y descendiendo al 62%.

Según estas encuestadoras AMLO finalizó Febrero con un 64.6% y hace una semana volvió a descender a un 63.6% de aprobación y bajando el nivel de aprobación del “Maestro del espectáculo” como lo llama la revista británica The Economist.

Lamentable que AMLO y sus seguidores descalificaran la Marcha Femenina y el Paro Nacional del día de hoy, acusando de que se trata de movimientos de conspiración pues la sociedad opina lo contrario demostrando su solidaridad a favor de las mujeres la cual ha sido generalizada y evidente.

Tal parece que en Palacio Nacional se esta olvidando que en las democracias se nace libre para organizarse, protestar, manifestarse, expresarse, participar en partidos políticos y organizaciones civiles, ser oposición o gobiernista, votar en contra o a favor, estar de acuerdo o no con el gobernante, y mas todavía, cuando se trata de la defensa de la vida, como en este caso la están defendiendo millones de mujeres que viven en peligro constante, toda vez que los feminicidios que se cometen en Latinoamérica el 51% suceden en México.

En una democracia no debe haber ni hay lugar para el derecho del mas fuerte ni al gobernante le asiste la razón todo el tiempo pues el supuesto derecho de la fuerza se agota cuando ésta desaparece y esto no debe olvidarse en ningún momento.


@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram