top of page
5000-x-1000.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

La polémica estrategia de una influencer india: Fingir su propia muerte para concientizar sobre el cáncer cervical

En el siempre controvertido mundo de los influencers, donde la búsqueda de likes parece no tener límites, la influencer y modelo india Poonam Pandey sorprendió al fingir su propia muerte con el objetivo de generar conciencia sobre el cáncer cervical o de útero.

El viernes 2 de febrero, un mensaje estremecedor apareció en la cuenta de Instagram de Poonam Pandey, anunciando la supuesta pérdida de la influencer debido a un cáncer de útero. El post alcanzó más de 300 mil likes y 4 mil comentarios de condolencias antes de que la verdad saliera a la luz.

Las reacciones fueron diversas, desde muestras de tristeza y despedida hasta escepticismo por parte de algunos seguidores que cuestionaron la autenticidad de la noticia. Un usuario expresó sus dudas sobre la abrupta muerte, sugiriendo la posibilidad de un truco publicitario poco ético.

Sin embargo, aproximadamente un día después de la publicación, Poonam Pandey reapareció en un video confesando que estaba viva y que la simulación de su muerte tenía como propósito concientizar sobre el cáncer cervical.

"El cáncer cervical no me mató, pero, por desgracia, ha cobrado la vida de miles de mujeres debido a la falta de conocimiento sobre cómo enfrentar esta enfermedad", declaró la influencer.

Las reacciones no se hicieron esperar, y muchos expresaron su desconcierto ante la estrategia extrema de Pandey. Algunos seguidores admitieron alivio al saber que la influencer seguía viva, pero también demandaron que enfrentara consecuencias legales por su simulación de muerte.

Ante las críticas, Pandey defendió su acción argumentando que, al igual que otras campañas de concientización, su objetivo era provocar emociones fuertes para llamar la atención sobre un grave problema de salud pública. Comparó su estrategia con otras campañas que muestran las consecuencias gráficas de diversos problemas, señalando que su dramática simulación tenía el propósito de generar diálogo sobre el cáncer cervical.

A pesar de la controversia y el impacto negativo inicial, Pandey celebró que su acción logró el cometido de poner el cáncer cervical en el centro de la conversación pública. En un llamado a la acción, instó a las mujeres a informarse sobre la prevención mediante la vacuna contra el VPH y las pruebas de detección temprana.

La estrategia de Poonam Pandey plantea interrogantes éticas sobre los límites de la visibilidad y concientización en el mundo de los influencers, demostrando que, en la era digital, la línea entre la creatividad impactante y la irresponsabilidad puede ser difusa.

Por Salvador Sánchez



Comments


bottom of page