top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

La batalla de los “gigantes” contra la piratería digital

En el competitivo mundo del entretenimiento digital, las plataformas de streaming como Netflix y Disney+ han marcado una era dorada en la manera de consumir contenido audiovisual. Sin embargo, no todo el escenario es prometedor para estos gigantes, pues se enfrentan a un rival inesperado y formidable: los sitios piratas de streaming, con FMovies a la cabeza, que están registrando cifras récord en su audiencia.



Según la Motion Picture Association (MPA), FMovies ha llegado a atraer más de 160 millones de visitantes mensuales, con una significativa porción de este tráfico proveniente de Estados Unidos. Este número es especialmente alarmante cuando se compara con los 149.6 millones de usuarios activos de Disney+ y los más de 269 millones de suscriptores de Netflix reportados por Statista para el primer trimestre de 2024.


La presencia de FMovies y otros sitios similares representa un desafío directo para las plataformas legales, ya que mina no solo sus ingresos potenciales sino también el valor del contenido creativo. La MPA ha tomado nota y está impulsando una agenda más agresiva para proteger los intereses de Hollywood, donde se producen y distribuyen algunas de las películas y series más populares del mundo.


En un reciente comunicado, la MPA destacó el impacto negativo de estos sitios piratas y la necesidad de acciones más contundentes, incluyendo el bloqueo de acceso a estos servicios en ciertos países. Esta medida busca reducir el acceso fácil a contenido robado, que afecta gravemente a los creadores y a toda la industria.


La discusión sobre cómo enfrentar la piratería digital ha ganado nueva relevancia. En un contexto donde incluso el gobierno estadounidense contempla medidas drásticas, como la prohibición de aplicaciones populares bajo ciertas condiciones de seguridad nacional, la idea de bloquear sitios de streaming piratas no parece tan lejana.


Este debate ocurre en un momento crítico para las plataformas de streaming, que ya enfrentan desafíos por mantener sus modelos de negocio. Un reciente estudio de The CIU ha señalado cómo las modificaciones en las estructuras de precios y la introducción de tarifas adicionales para evitar la publicidad están alejando a algunos consumidores hacia opciones más económicas, incluyendo, irónicamente, a los sitios piratas.


La piratería, lejos de ser un tema superado con el advenimiento del streaming legal, parece estar resurgiendo como una opción popular ante los crecientes costos del contenido legal.

Por Cadena Política


تعليقات


bottom of page