top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Importancia de núcleos familiares en la prevención del uso de sustancias ilegales, según expertos

Expertos en adicciones destacan el papel fundamental que desempeñan los núcleos familiares en el combate al uso de sustancias ilegales, al actuar como una barrera protectora frente a los factores de riesgo asociados a las adicciones.


Según señalan los especialistas, la familia juega un rol crucial en la formación y educación de los individuos, influyendo en su comportamiento y toma de decisiones, especialmente en el ámbito de las drogas y sustancias ilícitas. Un ambiente familiar saludable, basado en la comunicación abierta, el afecto y la contención emocional, contribuye a prevenir y reducir el riesgo de adicciones en los miembros de la familia.


Algunas de las acciones que los expertos recomiendan a las familias para prevenir el uso de sustancias ilegales incluyen:



1. Establecer una comunicación efectiva: Fomentar el diálogo abierto y sincero sobre las drogas y sus consecuencias, creando un ambiente propicio para que los miembros de la familia expresen sus inquietudes y dudas.


2. Fortalecer los vínculos familiares: Promover la cercanía emocional, el apoyo mutuo y el tiempo de calidad compartido, generando un sentido de pertenencia y seguridad en los miembros de la familia.


3. Establecer límites y normas claras: Definir reglas y límites en el hogar, enfatizando los valores y comportamientos saludables, y estableciendo consecuencias claras en caso de incumplimiento.


4. Modelar comportamientos saludables: Los padres y cuidadores son modelos de conducta para sus hijos, por lo que es fundamental dar el ejemplo al evitar el uso de sustancias ilegales y adoptar hábitos de vida saludables.


5. Informar sobre los riesgos: Brindar información objetiva y actualizada sobre los efectos negativos del consumo de sustancias ilegales, sus consecuencias para la salud y las implicaciones legales.


Los expertos recalcan que la prevención del uso de sustancias ilegales es una responsabilidad compartida entre la familia, la escuela y la sociedad en general. Es necesario promover programas de prevención integral que involucren a todos los actores relevantes, incluyendo a los padres, educadores, profesionales de la salud y autoridades gubernamentales.


El trabajo conjunto y la concientización sobre la importancia de los núcleos familiares en la prevención de adicciones son clave para proteger a las generaciones presentes y futuras, construyendo una sociedad más saludable y libre de sustancias ilegales.


Por: María Elena Olmos


Comments


bottom of page