• La Noticia al Punto

‘Estamos obligados a hacer a un lado banderas partidistas’

Por Valentina Belmonte


El presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, acordaron dejar de lado sus diferencias ideológicas y trabajar de manera conjunta en los temas en que tengan coincidencias.

En rueda de prensa en el Colegio del Aire, en Zapopan, Jalisco, el presidente reconoció el derecho de Alfaro a disentir, y el gobernador aceptó lo innecesario de la confrontación.


“En asuntos como este que tienen que ver con la seguridad del pueblo, con garantizar la paz, la tranquilidad de los ciudadanos, estamos las autoridades obligados a actuar de manera coordinada, hacer a un lado las banderas partidistas y eso es lo que estamos llevando acabó en el caso de Jalisco”, estableció el titular del Ejecutivo.

López Obrador estableció que las diferencias políticas son parte de la democracia y nadie debe alarmarse por la polémica entre gobernantes.

“Como lo expresé ayer, podemos tener diferencias, y eso es consustancial a la democracia, nadie debe alarmarse, la democracia es pluralidad, es garantizar el derecho a disentir”, insistió.


El gobernador Enrique Alfaro aceptó que hace semanas se polarizaron los discursos y hubo confrontación con el titular del Ejecutivo.

Pidió, sin embargo, remontar ese episodio y seguir adelante, para colaborar en lo que sí es viable hacer juntos.

“Defender los intereses de mi estado es mi labor principal y pienso siempre cumplirla cabalmente.

Defender a Jalisco no significa confrontarse con el gobierno de la República, tener diferencias en la manera de ver algunos temas no significan que seamos enemigos. Hablar con la verdad y de frente puede hacerse con respeto y reconocimiento al presidente de todos los mexicanos”, insistió el gobernador.

Remontar los problemas que afronta el estado, dijo Alfaro, requiere del apoyo del Gobierno federal y por ello está dispuesto a reconstruir la relación con el presidente.

"Hoy más que nunca, Jalisco necesita a su presidente, por eso hoy vengo a proponerle que nos demos la oportunidad de corregir el rumbo para iniciar una nueva etapa de diálogo y cooperación por el bien de México”, puntualizó el gobernador.

Alfaro aceptó que el presidente jamás haría algo para perjudicar a Jalisco y solicitó a López Obrador un diálogo más abierto.

López Obrador y Alfaro encabezaron la apertura de operaciones de un cuartel de la Guardia Nacional en Zapopan, Jalisco.


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram