• La Noticia al Punto

Establecen ruta de “sano retorno” para reapertura de empresas

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, detalló los lineamientos para el “sano retorno”, que deberán tener las empresas para poder reiniciar sus actividades, donde se contemplan tres principios, que el regreso sea seguro, saludable y solidario.


"El sano retorno debe ser seguro, es decir, que no signifique un rebrote de contagios por COVID-19. Que sea saludable, es decir, que también minimice los otros daños que se sabe está causando (...) y solidario; vamos a tener que hacer cosas nuevas como parte de la nueva normalidad y también dejar de hacer otras que antes parecían regulares y que hoy son aportaciones muy importantes al resto de la sociedad", afirmó.


Será a partir del 1 de junio que se incorporarán industrias que fueron clasificadas como esenciales, además de las que ya se consideraban, como es la de producción de alimentos y los supermercados; ahora se sumarán las industrias automotriz, aeroespacial y de autopartes; además de la minería y la de construcción.


Robledo Aburto detalló que ya se publicaron los lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral por la Secretaría de Salud, en coordinación con las secretarías de Economía, del Trabajo y IMSS, por lo que las empresas deberán cumplirlo.


"Estos lineamientos plantean un mecanismo para poder verificar que estas empresas que, el 1 de junio van a empezar a regresar de manera gradual y escalonada, hayan cumplido con los protocolos. Se trata de 78 puntos de comprobación en una autoevaluación en temas como promoción de la salud, en capacitaciones en el uso de equipos de protección personal", expuso.


"Entre los puntos también están temas administrativos como horarios escalonados, trabajo a distancia y desde casa, temas de ingeniería, barreras físicas, señalizaciones, instalación de filtros donde se toma la temperatura, lavado de manos, en fin, sistemas de gestión, gestión que pueda servir para identificar al personal que pudiera estar contagiado", indicó el funcionario federal.


El titular del IMSS explicó que una vez que se realice esa autoevaluación y se cumplan con los lineamientos, se emitirá una respuesta a las empresas que se dará en máximo 72 horas, donde se les indique si les fue aprobado o no el protocolo, por lo que en caso de incumplimiento será necesario reiniciar el proceso.


"En el caso que una empresa logre concluir y tenga por aprobado este protocolo, entonces podría llegar a iniciar labores antes del 1 de junio, pero insisto, de manera escalonada y muy responsable a partir de esta autoevaluación".


Robledo Aburto agregó que "en caso de que la evaluación no sea satisfactoria, habrá empresas que tengan necesidad de que una parte de sus trabajadores acudan al centro de trabajo a terminar las adecuaciones o a hacer capacitaciones".

Con información de NOTIMEX


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram