• La Noticia al Punto

¿Error o arrogancia?

Por J. Adolfo Pons De La Garza 


El Comité estatal de Guanajuato del Partido Acción Nacional estableció la lo que la ley marca como paridad de género. Es decir, determinar cuáles municipios serán encabezados las planillas por varones y cuáles por mujeres, para poder cumplir con el mandato de tener la misma cantidad de cada uno.

Esto, desde mi punto de vista, es violatorio a los derechos constitucionales que tiene cada persona de ser votado y tratado en igualdad, como lo establece el artículo 1ro y 4to de de la carta magna. Me doy a entender; una cosa es que deba haber por mandato exactamente la misma cantidad de hombres y mujeres en una composición de una cámara o de planillas a ser elegidas. Y otra muy diferente es que se garantice la misma cantidad de hombres y mujeres en un proceso de selección directa de los candidatos y que sea la democracia del proceso, el que elija el ganador.

Ya que, de no hacerlo así, estaremos ante el escenario de no tener a los mejores posibles candidatos por garantizar la equidad de género. Lo que está sucediendo en León con el Partido Acción Nacional por las consecuencias políticas que tendrá por ésta disposición.

En ésta ciudad, el CDE-PAN determinó mandar una mujer como candidato. Lo que en automático pone en la palestra las 2 y únicas opciones que tiene, Alejandra Gutiérrez, extesorera municipal y otrora integrante del equipo de Ricardo Sheffield. Hoy adoptada más por el gobernador Diego Sinhue que por Miguel Márquez.

Por el otro lado, la también diputada Libia Dennise García; quién ya externó su deseo de ir por la alcaldía y no por repetir en la diputación.

La “batalla que librarán” no será tan pública como un proceso democrático debiera ser. Es decir, no habrá un proceso para elegir a la mejor. Una de las dos, será electa por el gran dedo. El mismo método que el PAN tanto criticara del PRI, pero que sabedor de los beneficios de éste, lo adopta y ya practica con maestría.

Con la elección de que sería mujer para León, dejó fuera al mayor damnificado, Juan Carlos Muñoz. Quien dejó la diputación federal para venir por ésta encomienda y que no verá capitalizada.

Lo que debe analizarse, es el costo político de tan arriesgada decisión. Veamos, es verdad que, en cualquier encuesta que haya sido publicada, el PAN tiene entre 30 % – 35 % de intención de voto. Morena entre el 12 % y 16 %. Pero lo que no todas muestran, es el análisis de la intención por persona. Las que lo hacen, establecen que con candidata mujer, pierden 10 puntos porcentuales en las preferencias.

Esto nos lleva a preguntarnos si el PAN estaría tan confiado de su triunfo en León, que cierra la puerta a su mejor opción Juan Carlos Muñoz quien obtendría la mayor votación, y la “válvula de salvación” Luis Ernesto Ayala.

Como ya vimos en las elecciones pasadas, en la presidencial Trump vs Hillary, y en la actual Trump vs Biden, las encuestas están escondiendo algo que no pueden reflejar, los punteros pierden esa ventaja que les da en papel.

¿Está el PAN-Guanajuato siendo arrogante o cometió un grave error de cálculo? Ya que no solo cerró el camino a varones mejor posicionados, sino que revive un episodio de discriminación contra una mujer que le costó la derrota en León y que hoy, por las condiciones de inseguridad que padecemos, será usado en su contra.

La elección del 21 ya comenzó y el PAN, inicia con el pie izquierdo.


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo