top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

"El Juego", por Daniel Rodríguez 9 de agosto



Terminó la ronda de octavos de final en la Leagues Cup. Con vida quedaron solamente dos equipos: Monterrey y Querétaro.


En un juegazo, América y Nashville empataron a dos. Un partido que América enfrentó sin Henry Martin (desgarre), sin Jonathan Rodríguez (lesionado desde principio de temporada) y con Quiñones jugando como centro delantero. El juego pudo ser para cualquiera, sin embargo, las desatenciones defensivas por aire marcaron la diferencia, ya que de ahí vinieron los dos goles de Nashville.


Al final, una polémica tanda de penales le otorga el pase a Nashville, en una revisión de 7 minutos que echó para atrás la celebración americanista y a los encabezados de medios y páginas de redes que ya daban por hecho el pase de los de Coapa. El tema de la revisión fue un adelanto de Malagón a la hora de parar el penal, una revisión polémica no por la acertada marcación, sino por los innecesarios 7' minutos que se tomaron para definir algo que en el papel es sencillo: Se adelanta, o no se adelanta el arquero. Hacen falta protocolos para estos casos, hizo falta un silbatazo instantáneo del árbitro para dejar en claro que la jugada estaba en revisión, hizo falta carácter del asistente de línea para decir al momento que Malagón se había adelantado, hizo falta autoridad de todo el cuerpo arbitral (de campo y VAR) para decidir rápidamente, e hizo falta unificar criterios, ya que en el penal atajado a Layún, el arquero de Nashville hizo exactamente lo mismo que Malagón, y dieron por buena la atajada.


Situación ideal para hacer un paréntesis sobre el pésimo arbitraje de este torneo. Desde ver árbitros mexicanos o estadounidenses en duelos MLS vs MX hasta ver jueces centroamericanos con muy poca formación en el VAR. Jueces que se han dejado presionar por la localía y que han presentado marcaciones tendenciosas a favor de MLS o bien, acciones de revisión de VAR nunca revisadas. Un tema pendiente para siguientes ediciones. Aunque ojo, nada justifica la pésima marca por aire que terminó apoyando a Nashville a tener dos goles en el marcador. Nada justifica la débil vocación de Néstor Araujo para defender el centro que acabaría marcando el 2-2 para Nashville.


En Minnesota, Toluca lo iba perdiendo por 2-0 siendo la enésima ocasión en que vemos un flojo arranque por parte de un equipo mexicano contra un sólido arranque de un equipo estadounidense. Finalmente, Toluca acaba empatando y apedreando el área sin éxito hasta el último minuto, y es en el volado de los penales donde el equipo de Ambriz se despide de la competencia habiendo sido el mejor equipo mexicano hasta el momento marcando cuatro goles por juego hasta el día de ayer.


Querétaro ya le había ganado a New England colándose sorpresivamente a instancia de cuartos de final, beneficiado de encontrarse en grupos a Tijuana y en octavos con Pumas, además de toparse con un New England que no representa el máximo nivel de oposición posible, y habiendo perdido en fase de grupos contra Philadelphia, el único equipo de nivel al que han enfrentado recibiendo una goleada de 5-1 que tendrá oportunidad de revancha en cuartos de final.


Por la noche, Tigres y Monterrey se enfrentaron en un parejo duelo cuya diferencia fue la gran calidad de Canales. Al final, fue el mismo español el que de penal marcó el triunfo para los Rayados con una impetuosa y anecdótica celebración hacia la afición que deja claro que lo del español en México va muy en serio.


No será el Campeón, no será el "más grande" ni será el líder general de la competencia, son Monterrey y Querétaro los que cargarán con toda la esperanza del fútbol mexicano de llevarse esta primera edición binacional. Ya luce complicado remontar el marcador de duelos directos, la MLS tiene 22 triunfos por 20 de la MX, aunque aún nada se ha escrito. Por lo que resta de la semana, todos somos Gallos, y todos somos Rayados.


コメント


bottom of page