top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

El Gobierno de la Ciudad de México promulga la "Ley Malena" para endurecer sanciones por ataques con ácido

El Gobierno de la Ciudad de México ha promulgado la "Ley Malena" a través del Diario Oficial de la Federación (DOF), introduciendo reformas significativas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y al Código Penal. Esta nueva legislación tiene como objetivo principal aumentar las penas contra la violencia ácida en la capital mexicana.



Según lo establecido en el DOF, la "Ley Malena" establece penas que van desde 8 hasta 12 años de prisión para aquellas personas que cometan ataques con ácido o sustancias químicas corrosivas. Sin embargo, las sanciones podrían extenderse hasta los 30 años de cárcel, dependiendo de las circunstancias agravantes del delito.

Además del tiempo en prisión, los perpetradores de ataques con ácido estarán sujetos a multas que oscilarán entre 300 y 700 veces la unidad de medida vigente. Asimismo, el Ministerio Público tendrá la responsabilidad de asegurar una reparación del daño adecuada y proporcional a la gravedad del delito.


Es importante destacar que la violencia ácida será considerada como tentativa de feminicidio en casos donde las lesiones resulten en deformidades o daños físicos permanentes, pérdida de la vista u oído, proporcionando así herramientas jurídicas fundamentales a las víctimas de este tipo de atrocidades.


La "Ley Malena" también aborda los ataques ácidos dirigidos hacia mujeres transexuales y transgénero, incrementando las penas en casos donde la motivación del ataque esté relacionada con su orientación sexual, identidad o expresión de género.


El nombre de esta legislación, "Ley Malena", honra a la saxofonista mexicana María Elena Ríos, quien sufrió un brutal ataque con ácido en 2019. Desde entonces, Ríos ha liderado una lucha incansable para combatir la violencia ácida y garantizar que los perpetradores se enfrenten. las consecuencias legales de sus acciones. Con la aprobación de estas reformas en la capital del país, se establecerán protocolos tanto de prevención como de atención para quienes sean víctimas de este tipo de violencia, marcando un paso importante hacia la erradicación de esta atrocidad en la sociedad mexicana.

Por Amanda Pérez



Comments


bottom of page