top of page
5000-x-1000-mujer.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Desolación en Acapulco: desafíos y urgencias tras el Huracán "Otis" en plena temporada navideña

En esta temporada festiva, el idílico destino turístico de Acapulco se encuentra sumido en una profunda crisis tras el devastador paso del huracán "Otis". Pocos lugares de hospedaje y restaurantes logran mantener operaciones, y aquellos que lo hacen, lo realizan a una capacidad mínima que apenas roza el 30%.



En el sector hotelero, la situación es desalentadora. Solo cuatro hoteles a lo largo de la playa cuentan con habitaciones disponibles en este diciembre. Los demás luchan por recuperarse, sacando escombros y sin la posibilidad de ofrecer servicios a sus visitantes. El emblemático Hotel Elcano ha cerrado sus puertas, dejando a aproximadamente 100 empleados liquidados, mientras el hotel Dreams anunció que no abrirá hasta 2026.

La difícil realidad se extiende a los restaurantes, que operan de manera improvisada, con techos ausentes y una oferta muy por debajo de su capacidad habitual. Incluso instituciones educativas como la Universidad Americana de Acapulco han suspendido sus servicios de manera indefinida.

El impacto económico es palpable, y las cifras de cierres y despidos podrían aumentar significativamente en los próximos meses. Según Julián Urióstegui Carbajal, presidente del Consejo de Cámaras Industriales y Empresariales de Guerrero (Concaningro), la falta de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas podría resultar en la pérdida de aproximadamente 35 mil empleos formales y otros 40 mil informales.

Urióstegui Carbajal expresó su preocupación al señalar que, a pesar de la urgencia, muchas empresas no han podido acceder a créditos públicos ni privados para la reconstrucción. Ante este panorama, instó al gobierno federal y a la Asociación de Bancos de México a otorgar créditos que ayuden a mantener a flote a las empresas, ya que cada vez tienen menos capacidad para mantener sus nóminas.


El empresario Guido Rentería Rojas destacó que el 80% de los daños causados por "Otis" afectó a la iniciativa privada, subrayando la necesidad de un financiamiento público para la reconstrucción económica del puerto. Rentería Rojas abogó por préstamos gubernamentales con tasas de interés mínimas o incluso fondos perdidos para reactivar la economía local.

Si bien se reconocen los apoyos ofrecidos por el gobierno federal, los empresarios advierten que no son suficientes y urgen a medidas más efectivas. Con el temor de que los recursos gubernamentales se agoten, los empresarios solicitan un apoyo condicionado que garantice la preservación de empleos a largo plazo y la pronta recuperación de la industria turística de Acapulco.

Por Omar Carmona


Comments


bottom of page