BANNER-1-945-ANCHO-X-520-ALTO-PX (1).gif
  • La Noticia al Punto

Derechos plenos de las mujeres no son vigentes en México, reclaman feministas a AMLO

Otra forma de protesta en vísperas del #8M, a cargo de feministas de distintos puntos del país, echa en cara al Ejecutivo federal las omisiones que desde el odio a las mujeres mantienen la brecha de desigualdad y una atroz violencia en los espacios públicos y privados


Mientras vallas metálicas rodean el Palacio Nacional donde reside el presidente Andrés Manuel López Obrador en vísperas de las movilizaciones del 8 de Marzo, Día internacional de las mujeres, feministas del país protestan de otra manera. En una carta dirigida al propio presidente, le recuerdan que los derechos humanos de las mujeres no están todavía garantizados en México, y que niñas y mujeres siguen viviendo la misoginia, la brecha de desigualdad y la violencia, en todo lo cual “mucho tienen qué ver quienes nos gobiernan”.


El comunicado feminista, titulado “Un presidente misógino no puede” recogió firmas de personas de todo el país.


“Un presidente misógino no puede ser demócrata; un presidente misógino, que se rige más por ideas religiosas que por la Declaración de derechos humanos de las mujeres, no puede construir una sociedad en donde todas las personas tengan todos los derechos y puedan ejercerlos libremente”, son algunas de las contundentes líneas dirigidas al Ejecutivo federal.


​ Como una de las impulsoras de este comunicado feminista, la directora del Centro Las Libres, Verónica Cruz Sánchez, afirmó que la misoginia (odio hacia las mujeres) del propio presidente Andrés Manuel López Obrador explica “la raíz de que hoy no tenemos políticas públicas efectivas para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres”, cuyas alarmantes cifras son referidas en la carta que aquí se reproduce.


También se entiende el por qué en este gobierno de la llamada Cuarta transformación, no se haga efectivas a la fecha una política de igualdad sustantiva, traducida en una menor brecha de desigualdad entre hombres y mujeres, y mucho menos un sistema de cuidados efectivo, para que las mujeres no sigan siendo las que reproducen socialmente y sin remuneración alguna todo el trabajo doméstico, de crianza y de cuidado de adultos mayores.


“Tenemos un presidente misógino que desde el púlpito presidencial todos los días expresa un profundo odio hacia la vida de las mujeres…él añora esa situación que el feminismo ha transformado: que las mujeres podamos decidir sobre nuestro cuerpo en las casas y en las calles”, señaló la defensora feminista.


Así, mientras las movilizaciones feministas encuentran en las calles una manera de exigir el avance de derechos y el cese de todos los tipos de violencia contra las mujeres, a la opinión pública se hace saber de otras maneras el reclamo a un gobierno federal que, además, pone con esta misoginia un ejemplo que siguen gobernadores y presidentes municipales.


“Él (AMLO) expresa todos los días ese rechazo hacia la vida de las mujeres, a no atender la discriminación hacia las mujeres” sino, por el contrario, ir eliminando las pocas políticas públicas que existían para que las mujeres pudieran conciliar la vida y el trabajo en lo cotidiano. Entonces, menos los gobernadores, menos los presidentes municipales; todos cómodos con ese discurso presidencial que no les obliga, no les llama a combatir de una vez por todas la violencia contra las mujeres y cerrar esa brecha de desigualdad”, sostiene la directora de Las Libres.


Mucho menos ha sido posible que el gobierno federal opere políticas públicas o campañas dirigidas a los agresores; a los hombres para que dejen de ejercer violencia y de discriminar a las mujeres; a las mujeres para que conozcan todos sus derechos. “Porque los gobiernos son los responsables de garantizarnos todos los derechos a todas las mujeres en todos los espacios de la vida pública. y si ellos siguen utilizando los dineros públicos para sus intereses masculinos misóginos, siguen aceitando el sistema patriarcal todos los días”.


Por ello, la sociedad y el feminismo continuará exigiendo esas garantías y derechos, cada 8 de marzo y cada día. “La Cuarta Transformación -sentenció Cruz- nunca llegará sin la participación de las mujeres”.



Fuente informativa: POPLab


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios