• La Noticia al Punto

Demi Lovato, una mujer renovada

En una nueva era donde la distancia social impide ver en vivo a nuestros ídolos, a puertas cerradas, ellos igual siguen compartiendo sus vidas desde Twitter o Instagram. Y en una entretenida charla, Demi Lovato revivió los mejores recuerdos cuando era ella quien escuchaba la música de otros, en comparación con la actualidad donde, a pesar del coronavirus, sigue trabajando en un nuevo álbum desde casa. 

¿Tu vida es muy diferente antes y después de Disney?

Yo estoy muy agradecida por haber empezado en un lugar como Disney Channel. Pero hoy estoy en un lugar diferente, un momento totalmente distinto en mi vida.


¿Y con tus viejas amigas de Disney se siguen hablando en medio de la pandemia?

Sí, con algunos sí, sí, claro. Con Selena (Gomez) y Miley (Cyrus). Incluso seguimos muy amigas con Tiffany Thornton.

¿A puerta cerrada cantas las canciones de Selena o Miley?

(Risas) Sí, sí. Y si es alguna canción pegadiza, se me queda en la cabeza.

¿En el momento en que en la radio suena una de tus canciones la escuchas como una admiradora más o cambias de estación?

La dejo y la escucho. Me pone muy orgullosa. Supongo que me daría vergüenza cambiar de estación después de tanto trabajo.

¿La canción que más te gusta cantar?

Probablemente sea My Life is a Star, porque es una canción donde puedo mostrar bien cómo canto.

¿Cómo vives la locura mundial de la pandemia?

Bastante bien. En realidad estoy tomando todo este tiempo para recargar mi energía. En realidad, estaba a punto de arrojarme por completo al trabajo, porque después del Grammy y el Super Bowl me pareció que era hora de sacar música nueva. Pero con lo que estamos viviendo, todo es mucho más lento, tuve que ajustarme y la verdad... lo estoy disfrutando.

Demetria Devonne Lovato nació en Albuquerque, Nueva México, el 20 de agosto de 1992. Con raíces mexicanas por parte del padre, se crio en Dallas, donde aprendió a tocar el piano y la guitarra, a los 10  años. En esa época también había pisado por primera vez un estudio de televisión como la niña Angela del programa Barney & Friends. Miley Cyrus ya era famosa con Hanna Montana y Selena Gomez recién empezaba la serie Wizards of Waverly Place, cuando Demi consiguió el rol de Charlotte Adams en la serie As The Bell Rings. Pero con 15 años se convirtió en otra de las superestrellas juveniles de Disney en la búsqueda por repetir el éxito de High School Musical, con la película musical Camp Rock. Alrededor de la historia de un romance entre Demi y Joe Jonas, la ficción se trasladó detrás de cámaras y para cuando filmaron la segunda película, ya eran pareja en la vida real. Mientras protagonizaba su propia serie de Disney sobre otro estilo de estrella famosa, Sonny With a Chance, Demi también siguió los pasos de los hermanos Jonas, acompañándolos en su gira mundial como cantante invitada.

En esa misma gira empezaron los problemas personales. Cuando terminó el noviazgo con Joe, Demi abandonó Sonny With a Chance y aceptó pasar por una clínica para el tratamiento contra la anorexia, donde descubrió que es bipolar. Así se asoció a la Fundación JED para la campaña El amor es más fuerte que la presión para ser perfecta.


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram