BANNER-1-945-ANCHO-X-520-ALTO-PX (1).gif
  • La Noticia al Punto

Conspirando Por Humbertgutier 6 de abril de 2022


-La UG olvida nuevamente su razón de ser, los alumnos.


A través de nuestro conducto dimos a conocer el día de ayer de manera exclusiva vía twitter que alumnos de la Universidad de Guanajuato intentaron tomar las instalaciones de Lascurain de Retana, una vez más por asuntos relacionados por la presunta comisión de delitos de acoso sexual en contra de la comunidad estudiantil.


Pasado el mediodía llegó un contingente de alumnos de la Escuela del Nivel Medio Superior de la UG ubicada en Guanajuato capital con intenciones de tomar el edificio central en pleno evento de presentación de un libro más del Rector General de la institución Luis Felipe Guerrero Agripino.


Los “policías universitarios” y funcionarios trataron de impedir que los alumnos entorpecieran el desarrollo de esa “magna presentación” y no tuvo más remedio Guerrero Agripino que atender su real deber como máxima autoridad unipersonal de la maxima Casa de Estudios de la entidad, dar servicio a los estudiantes que son la razón de ser de la UG.


Los preparatorianos tuvieron que hacer el intento de tomar las instalaciones toda vez que después de una reunión con los funcionarios encargados de atender los temas álgidos de acoso, realizada un día anterior, no dieron solución a los educandos, sino por el contrario se revictimizó al alumno.


La denuncia vino de Ángel N, quien acusó a través de su página de Facebbok, que las autoridades escolares y UGenero conocían del tema, pero no tomaron cartas en el asunto.


En su denuncia, evidenció que Israel N le enviaba fotografías de sus partes íntimas y lo hostigaba sexualmente, además Ángel N indicó que nunca aceptó las propuestas. Y si es así, en este caso existe el acto de omisión por parte de los funcionarios universitarios, que ya es recurrente que no dan crédito de las denuncias de alumnos y administrativos que son objeto de acoso.


Luis Felipe Guerrero Agripino atendió a los medios de comunicación contrariado, nervioso, titubeante y desencajado porque a pesar de conocer de la intentona de los alumnos, no le funcionó la vena creativa para poder inhibir la manifestación y dar solución anticipada. Una vez más se visualizó una dosis de soberbia que no debe existir en una autoridad que se debe a sus alumnos, y que debe velar por su seguridad y necesidades en las aulas universitarias.


¿Pero cómo es posible que esperemos esa sensibilidad de parte de las autoridades universitarias? Si en ellas hay indicios e indiciados por cometer acoso, y el ejemplo es Rodrigo Nájera, el Director de Comunicación de la UG que fue y es acusado abiertamente por el estudiantado.


Luis Felipe no ha aprendido del pasado y es lamentable porque se esperaba que continuara con el pensamiento de quien fue su gran profesor universitario y maestro de la vida el excelentísimo Cuauhtémoc Ojeda Rodríguez, pero también es cierto que hay maderas que jamás agarran barniz y lo que natura no da, Salamanca no presta.


En suma, resulta lamentable la omisión, la falta de atención y sobre todo la falta protección que viven los estudiantes de la UG, porque la gloriosa universidad se fundó por amor a los desheredados, a quienes en este siglo sin duda han olvidado.


Síganme en twitter @Humbertgutier


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios