BANNER-1-945-ANCHO-X-520-ALTO-PX (1).gif
  • La Noticia al Punto

Conspirando Por Humbertgutier 21 de Abril de 2022



-La soberbia es mala consejera.


El peor error que cometen los políticos es perder piso, está comprobado que el 99 por ciento de los que asumen el poder se vuelan y se les va la pinza en menos de lo que se imaginan. Enfrentan sus propios demonios, luchan contra sí mismos y en muchos de los casos pierden todo lo que tenían, empezando por los valores que les caracterizaba y que fue el atractivo para que el pueblo les eligiera.


Existe una maxima que versa así: “si quieres conocer a alguien en realidad, dale poder y dinero”, es lamentable pero muy cierto.


En Guanajuato tenemos muchísimos casos, a algunos les gana la juventud, a otros les llega a avanzada edad y lo que quieren es arrasar con lo que sea posible antes de que sean llamados a cuentas con el creador.


Los hay de todos sabores, colores e ideologías, lamentablemente ningún instituto político se salva, todos tienen sus prietitos en el arroz colocados en los tres ordenes de gobierno y en todos los poderes del estado. Los hay incluso en instituciones de educación superior, defensora de derechos humanos, víctimas del delito, entre otros más.


Ningún político o política está exento, lo más delicado es cuando con la soberbia perjudican a los que confiaron en ellos para que los representaran o los contrataron para el cargo de gobernar para ellos.


Existe un caso singular y que últimamente ha dado mucho de que hablar por la forma peculiar de gobernar para el mismo y no para los ciudadanos y es Alejandro Navarro alcalde de Guanajuato capital que todo indica que a cómo de lugar construirá el nuevo Museo de la Momias a su antojo.


Este museo ha originado que el municipio se endeude sin necesidad de hacerlo, que si es aprobado entorpecerá la imagen urbana de nuestro cuévano, originó también que se hiciera una recolección de firmas para realizar un plebiscito con éxito, pero que no prospero por intervención política de las altas esferas del gobierno y que últimamente el tema ha servido para que haya confrontación entre el alcalde y la Directora del INAH.


Resulta extraño la demasiada insistencia de Navarro Saldaña en el museo, ese museo que le ha ocasionado una polarización con los líderes de opinión, intelectuales y académicos contra Alejandro, no se necesita ser un tonto para darnos cuenta de que hay intereses escondidos en la famosa construcción.


Lo que es extraño y al mismo tiempo lamentable es que se utilicen diferentes altavoces para defender, aplaudir y destacar lo que un político como Alejandro Navarro “hace” al frente del gobierno municipal de la capital del estado y que si le preguntan a cualquier ciudadano normal y corriente responderá que es el peor presidente municipal que ha tenido nuestra ciudad en su historia, por encima de otros más tontuelos.


Luego entonces nos encontramos con alabadores de Alejandro Navarro que han perdido la credibilidad que les hizo ser grandes analistas, que nos quieren vender una realidad inexistente, como si estuviésemos en el museo de arqueología política del siglo pasado, cuando se registraba un mundo de fantasía dictado desde las oficinas centrales del poder.


Esos altavoces nos quieren vender que Guanajuato requiere de esa “magna” obra del nuevo Museo de las Momias, que Alejandro es visionario e innovador, que está construcción dejará más recursos al municipio, pero si ya se endeudó, que nos quieren contar, todo es surrealista y a tomar por saco que solo quieren desviar y complacer a un político lleno de soberbia, que lo único que si ha hecho bien, es mentir al pueblo de Guanajuato.


Alejandro Navarro no ha hecho absolutamente que podamos registrar o recordar de su administración, mucho menos ha intentado por mejorar las condiciones de vida de los cuevanenses, tampoco ha mejorado los servicios públicos, la inseguridad lo ha desbordado, incluso ha llegado a ser grosero con una directora de un medio de comunicación, él gobierna para sí mismo y sus intereses, y podría enumerar además toda la ineficacia pero me llevaría una enciclopedia.


Sin embargo lo que se rumora y nos han contado es que Alejandro Navarro ha tenido desde 2018 una voracidad exhorbitante, ha solicitado recursos extraordinarios a bares y cantinas, empresarios del autotransporte, fija cuotas a los elementos de tránsito para multas o mordidas, etc etc. Esto es algo de lo mucho que nos han confiado nuestras fuentes de la capital.


Es un alcalde que ha gobernado a base de ocurrencias o solo con el interés de generar tendencia en redes sociales, vive en la adulación diaria de su círculo cercano que lo ha hecho perder aún más el piso, se siente gobernador y quiere buscar serlo por eso pregona qué para ser, hay que parecer.


Nos han contado que tiene una serie de complicidades con su ex asistente Mariel Padilla, las cuales le sirvieron ahora para ser regidora, las preguntas serían: Porqué ella?, Qué experiencia tiene? o Qué aportaciones edilicias ha hecho o tiene planeado hacer en el trienio? Qué mérito tuvo para ser edil del Cabildo guanajuatense? A caso no había mejores perfiles?


El otro personaje, es el responsable intelectual del éxito tiktokero del alcalde y es Iván Zárate, su ahora prensívoro y que le sirve también de espejo y psicólogo de cabecera, Cristian Cantero quien llegó al círculo cero como externo, pero se ha hecho de la confianza a base de alcahueterías y el español Miguel Ángel Matilla encargado del mensaje y “estrategia”es un moco de pavo, no ha servido.


En su instituto político Navarro es causa de mofa y enojo, porque saben lo que ha hecho en la capital y en ocasiones los ha puesto en predicamento, pero Alejandro ni se inmuta, al contrario tiene el descaro de aparecer sin ser invitado a eventos y reuniones, genera división y mucha incertidumbre.


Algo que hemos reconocido fue que hizo una excelente campaña en 2021 y un servidor lo ha aplaudido por ello, llegue a pensar que cambiaría esos tres años anteriores de fracaso, pero regresó recargado como Matrix para hacer y deshacer a placer y sobre todo con una soberbia exagerada.


En la opinión de panistas reconocidos Alejandro ha sido y es algo que en el PAN no se aprueba, y toda la culpa se la atañen a Luis Alberto Villarreal, el padrino y tutor, por esta creación que les ha legado, las ocurrencias les ha dejado enmudecidos un sinnúmero de ocasiones a diferentes altos mandos del PAN estatal y al propio Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Que ya no sabe si reír o llorar.


Inicié Conspirando hablando que los políticos pierden piso algunos maduros y otros jóvenes como Alejandro Navarro Saldaña que es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer y no lo digo por hacer un particular juicio de valor, sino por lo que profesa el partido que lo postuló, es carente de capacidad para gobernar, genera exabruptos en varios aspectos en su forma de conducirse, no hay una tendencia de transparencia como alcalde.


Con toda esa captación de espacios mediáticos nos han querido mostrar un mundo que no existe o que solo está en la cabeza de Alejandro Navarro y por eso concluimos en que la soberbia es mala consejera. No cree usted?


Síganme en twitter @Humbertgutier


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios