• La Noticia al Punto

Cerrada competencia mundial por la vacuna contra Covid

El pasado 11 de agosto el presidente Vladimir Putin realizó un anuncio que sorprendió a propios y extraños, al declarar que Rusia sería el primer país del mundo en autorizar una vacuna en contra del Covid 19. Al día siguiente, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció que tanto su país como México producirán la vacuna que desarrolla el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y que podría comenzar a distribuirse en el primer semestre de 2021. A pesar de la tranquilidad que esto podría traer a la población mundial, también genera dudas y cierto escepticismo sobre si estas vacunas podrían funcionar para lograr combatir al virus SARS-CoV-2 que hasta el 14 de agosto enfermó a 20 millones 967 mil 27 personas y provocó la muerte de otras 760 mil 461. Para aclarar el panorama, aquí te decimos lo que se sabe hasta el momento sobre estas vacunas. SPUTNIK V La vacuna rusa ha sido nombrada Sputnik V en referencia al satélite que la Unión Soviética lanzó en la década de 1950 y que lo puso adelante en la carrera espacial durante la Guerra Fría. Putin aseguró que la nueva vacuna había superado todas las verificaciones necesarias e incluso fue probada por una de sus hijas, quien presentó como efecto secundario un ligero aumento en su temperatura corporal en las dos ocasiones en las que se le aplicó, aunque el mandatario aseguró que después de eso volvió a la normalidad. De acuerdo con BBC Mundo la vacuna ha sido desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones Epidemiológicas y Microbiología Gamaleya y según las palabras del ministro de Salud ruso, Mikhail Murashko, “ha demostrado ser altamente efectiva y segura». El mandatario ruso también informó que en breve iniciaría la producción masiva para que esté disponible para médicos y maestros hacia finales de agosto o inicios de septiembre, mientras que el resto de los ciudadanos podrían acceder a ella a partir de enero de 2021. A pesar de haber sido recibida con grandes expectativas, también ha generado dudas entre la comunidad científica, sobre todo en la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto debido a que según datos de la OMS, de las 150 vacunas que están siendo desarrolladas contra el Covid 19, 28 están en ensayos clínicos, de las cuales seis se encuentran en la fase tres, la última de las etapas del proceso, pero entre estas seis vacunas, no aparece la Sputnik V. A pesar de esto, el Ministerio de Salud de Rusia emitió un comunicado en el que señala que la vacuna «pasó todas las pruebas de seguridad y eficacia necesarias en distintos tipos de animales (roedores y primates)» antes de ser probada en 76 voluntarios. No obstante, BBC Mundo señala que de acuerdo a los estándares internacionales, para demostrar la eficacia de una vacuna y que no sea peligrosa, debe ser probada en miles de personas, es decir la fase 3, y que no ha pasado por ella la vacuna rusa. Por lo que la OMS ha tomado con gran cautela la noticia y ha insistido en que la Sputnik V primero pase por los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo, así como todas las demás vacunas deben hacerlo. ASTRAZENECA Y OXFORD La vacuna anunciada por los gobiernos de México y de Argentina es la otra que se encuentra en la carrera en contra del Covid 19. De acuerdo a lo informado por ambos países, la producción latinoamericana permitirá tener acceso oportuno y eficiente para todos los países de la región. Y dicha producción y distribución estará a cargo del Laboratorio AstraZeneca y la Fundación Carlos Slim, quienes han llegado a un acuerdo para contribuir al proyecto con la realización de entre 150 y 250 millones de dosis para América Latina, con excepción de Brasil que ya tiene un acuerdo con el laboratorio desde junio pasado. A diferencia de la Sputnik V, esta vacuna se encuentra en la fase 3, después de haber sido probada con éxito en su etapa experimental (fase 1) en un grupo de menos de 100 adultos según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por lo que ahora será testada en un grupo de entre 200 y 500 personas. Esto con el objetivo de «evaluar de forma más completa la seguridad y la eficacia», por lo que prueba puede incluir de cientos a miles de personas, en uno o varios países. La BBC señala que en los ensayos realizados por la Universidad de Oxford a mil 77 personas, mostraron que genera anticuerpos y las llamadas células T que pueden combatir al virus, aunque cabe señalar que aún es pronto para saber si es suficiente para garantizar protección contra el virus. La vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, está hecha de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés. Para su modificación, la información genética de la «proteína espiga» del SARS-CoV-2 fue transferida a la vacuna, algo crucial para que invada las células de los organismos humanos. Aunque no hubo reacciones peligrosas a la vacuna, el 70 por ciento de las personas que participaron en el ensayo presentó fiebre o dolor de cabeza, que según los investigadores puede tratarse con paracetamol. Se espera que esté lista para el primer semestre de 2021 y tendría un costo de entre tres y cuatro dólares por dosis. Sin embargo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el objetivo es que la vacuna sea de acceso gratuito y seguro para la población del país. Las otras esperanzas Además de Sputnik V y AstraZeneca-Universidad de Oxford, laboratorios de Estados Unidos y China también han señalado que sus vacunas se encuentran en fase 3. En el caso del país vecino, la empresa Moderna afirma que su vacuna puede producir anticuerpos neutralizantes; al inyectar ARN de coronavirus (su código genético), después se comienza a producir proteínas virales para desencadenar una respuesta inmune. Asimismo, las compañías BioNtech y Pfizer han tenido resultados positivos al utilizar el ARN para sus vacunas. No obstante, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés), Anthony Fauci, ha manifestado que no se espera que las vacunas en contra del Covid 19 estén listas para atender la demanda de la mayoría de la población estadounidense durante al menos un año. Y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aún no ha aprobado algún tratamiento o vacuna contra el virus, aunque actualmente se tienen contabilizados 316 tratamientos y 202 vacunas en varias etapas de desarrollo. Cabe resaltar que la FDA no aprobará ninguna vacuna que no cuente con el 50 por ciento de los requisitos de eficacia. Mientras que en China, se utiliza una técnica similar a la de Oxford y hasta el momento, ha presentado resultados prometedores.


Fuente informativa: Quadratín México


Compartir por Whatsapp

Compartir por Telegram