top of page
5000-x-1000.png
banner.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

"Calibre": La joya oculta de Netflix que encanta a Stephen King

No es un secreto que Netflix ha sido una de las plataformas de streaming más influyentes en la industria. No solo ha allanado el camino para los servicios que existen hoy en día, sino que también nos ha entregado una serie de películas y series exclusivas que han cautivado al público gracias a sus historias originales y envolventes. Incluso escritores de renombre, como Stephen King, se han convertido en auténticos fanáticos de este servicio de streaming, llegando al punto de que algunos títulos llevan su sello de calidad.



En esta ocasión, la película recomendada por el maestro del terror lleva por título "Calibre". En un equilibrio perfecto entre el terror y el suspenso, logra una historia que ha maravillado a Stephen King. Este largometraje, con una duración de una hora con 41 minutos, se rodó en Escocia después de una planificación que abarcó nueve años. Las filmaciones se iniciaron en noviembre de 2016, y la cinta se presentó en el Festival Internacional de Cine de Edimburgo en 2018, donde recibió un amplio reconocimiento. Sin embargo, su estreno en el catálogo de Netflix pasó desapercibido, convirtiéndola en una auténtica alegría oculta.

"Calibre" se destaca como la película más aterradora en el catálogo de Netflix. La trama sigue a Vaughn (interpretado por Jack Lowden) y Marcus (interpretado por Martin McCann), dos amigos cercanos que emprenden un viaje de caza por las Tierras Altas de Escocia. Esto marca una ocasión de celebración para Vaughn, quien está a punto de convertirse en padre, y una oportunidad para revivir memorias pasadas. Sin embargo, los problemas comienzan cuando Marcus perturba la tranquila vida de un pequeño pueblo y un trágico accidente ocurre durante una de sus expediciones de caza. Esto fuerza a este dúo fraterno a tomar una decisión desgarradora, cuyas consecuencias podrían tener un alto precio para ambos, o quizás solo para uno de ellos.

En su debut como director y guionista de largometrajes, Matt Palmer logra crear una película cargada de tensión con una historia poderosa que no necesita adornos innecesarios. Gracias al gran nivel de suspenso ya la empatía que los personajes principales generan con el público, nos sumergimos en una experiencia inquietante en la que cada giro narrativo intensifica aún más la intriga.

Las críticas elogian la trama central de la película, que se basa en el arquetipo del culpable involuntario. Frente a un error fatal, a menudo inesperado e incluso accidental, cualquier elección que evite enfrentar las responsabilidades derivadas de dicho acto, sin importar cuán dolorosas sean, solo contribuirá a agravar la gravedad de la falta cometida.

Para que esta fórmula sea efectiva, es crucial que los espectadores establezcan una conexión emocional con los personajes. Esto se logra a través de las sólidas interpretaciones de los actores principales, Jack Lowen como Vaughn y Martin McCann como Marcus, así como la representación magistral de la realidad opresiva del pequeño pueblo escocés donde se desarrolla la trama.

En relación a esta película, Stephen King ha expresado que su narrativa logra mantener al espectador en un estado constante de tensión. Además, ha destacado la presencia de un distintivo matiz del estilo de Hitchcock, un renombrado maestro en los géneros del suspenso y el terror. Estas observaciones del reconocido autor subrayan cómo la película no solo cautiva con su trama, sino que también evoca la esencia característica de uno de los más grandes exponentes del cine de suspenso.

"Calibre" es, sin duda, una película que merece la atención del público, especialmente de los amantes del suspenso y el terror. A pesar de su modesto debut en Netflix, su poderosa narrativa y actuaciones cautivadoras la convierten en una verdadera joya oculta que no debe pasarse por alto. Si buscas una experiencia cinematográfica que te deje al borde del asiento, "Calibre" es una elección imprescindible.

Por Ricardo Castañeda



bottom of page