top of page
5000-x-1000.jpg
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Banco del Bienestar paga 1,300 mdp en seguridad y lo asaltan 194 veces

El Banco del Bienestar se encuentra en una encrucijada financiera al recibir una asignación de 1,300 millones de pesos para combatir el crecimiento constante de robos en sus sucursales a lo largo del país. En respuesta a un aumento alarmante en los asaltos, la entidad bancaria ha contratado servicios de seguridad armada, pero los costos de este seguro superan el monto reconocido como robado.



Para el año en curso, el Banco del Bienestar ha asegurado servicios de seguridad armada para sus 2,276 sucursales en todo México, así como para el traslado de valores. Esto surge como resultado del continuo aumento en los robos reportados desde el inicio de sus operaciones en 2019 hasta la fecha.

A pesar de que los asaltos a las sucursales del banco son recurrentes, algunas de ellas han sido saqueadas hasta en tres ocasiones y el número de robos sigue en aumento. Los montos ya no están disponibles al público, ya que en abril de este año, el banco reservó dicha información por cinco años.

Según el contrato número 2984220, publicado el pasado 17 de agosto en Compranet, durante el período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023, el Banco del Bienestar destinará mil 307 millones 555 mil 465 pesos para servicios de protección federal, derivado de pérdidas por alrededor de 136 millones de pesos debido a los robos. Esto incluye servicios de seguridad intramuros y perimetrales, control de acceso, traslado y custodia en turnos de 24 horas al día, 7 días a la semana, y de 12 horas al día de lunes a viernes, para todas las oficinas corporativas y sucursales en todo. el país.

En los casi tres años transcurridos desde julio de 2019 hasta mayo de 2022, el Banco del Bienestar reportó 82 asaltos en sus sucursales, lo que representó una pérdida de 136 millones 630 mil 827 pesos. Sin embargo, se ha registrado un aumento exponencial de este delito, con 112 robos solo en 10 meses, desde mayo de 2022 hasta marzo de 2023, lo que eleva el total de asaltos a 194 desde el inicio de sus operaciones.

La contratación de servicios de seguridad se llevó a cabo incluso antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizara los asaltos y los montos robados en marzo de este año. Esto se produce en un momento en que el Banco del Bienestar se encarga de dispersar los recursos de los programas sociales del gobierno federal, que en 2024 podrían ascender a más de 727 mil millones de pesos si se aprueba el Proyecto de Presupuesto de Egresos.

A pesar de la falta de información sobre los montos robados y el número de asaltos al Banco del Bienestar, estos delitos continúan ocurriendo en varias partes del país. El 2 de septiembre pasado, la sucursal de Pueblo Nuevo, Chiapas, fue saqueada por dos individuos vestidos como policías, quienes se llevaron 2.7 millones de pesos. El 20 de julio, aproximadamente 7 millones de pesos fueron robados de la sucursal del Banco del Bienestar en Morelia, Michoacán.

Dos semanas antes, el 6 de julio, en La Unión, Guerrero, se registró otro robo, el segundo en ese lugar, y se desconoce el monto sustraído. El 21 de junio, en Huejutla, Hidalgo, ocurrió otro robo, el tercero en esa unidad, sin detalles sobre el monto robado. El 17 de abril pasado, en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, se asaltó una unidad bancaria y se llevó alrededor de 100 mil pesos. Hasta la fecha, el robo más cuantioso ocurrió el 12 de marzo de 2022 en Cuautla, Morelos, donde se llevaron más de 21 millones de pesos.

Estos incidentes han llevado a las fuerzas de seguridad estatal a intervenir y brindar seguridad adicional debido a la creciente ola de robos. Por ejemplo, en Puebla, el secretario de Seguridad Pública, Daniel Iván Cruz, señaló el 12 de septiembre que el cuidado de las sucursales del Banco del Bienestar "forma parte de la estrategia que tenemos".

En una entrevista con EL UNIVERSAL, Christian Carrillo, analista político y experto en derecho constitucional, destacó que los constantes robos a las sucursales del Banco del Bienestar son un reflejo de la ineficacia de la política de seguridad pública.

"Cada vez es más importante que haya más elementos para brindar seguridad a los ciudadanos, pero cuando se destinan recursos públicos y humanos para abordar una crisis como la que representan los robos al Banco del Bienestar, y estos no cesan, todos esos esfuerzos económicos y humanos evidencian las grandes deficiencias en la política pública de seguridad, lo que socava los derechos humanos y el Estado de derecho”, explicó.

Carrillo también señaló que los robos al Banco del Bienestar representan un desafío para el propio Estado, ya que este banco es una de las políticas emblemáticas del gobierno de la 4T y no ha demostrado eficiencia, eficacia ni efectividad, elementos fundamentales para evaluar los resultados de cualquier política pública o programa federal.

Según la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, durante 2022, el Banco del Bienestar contrató un seguro con la Afianzadora Sofimex por un monto de hasta 12.5 millones de pesos para cubrir robos, fraude, abuso de confianza y peculado. Además, se aseguró con Agroasemex por 60.4 millones de pesos para protegerse contra robos en programas sociales, fraudes, actos terroristas y vandalismo en sus sucursales y equipos.

Sin embargo, desde diciembre de 2018 hasta mayo de 2022, el banco solo logró recuperar aproximadamente 47 millones de pesos a través de las aseguradoras. La situación plantea un desafío significativo tanto para el banco como para las autoridades encargadas de la seguridad pública en México.

Por Alejandra Martínez


Comments


bottom of page