top of page
2do-aniversario-juvenutudes--campaña-VD2N (1).png
2doAniv_v2.jpeg
  • La Noticia al Punto

Algoritmos del martes 17 de enero, por Claudia Padilla



Hoy martes estamos entre las pedradas (literal), las faltas de respeto y los jaloneos por los puestos políticos.


A PEDRADAS


A balazos, con pedradas, con quema de llantas, con palos, con cartulinas y con todo lo que se ponga enfrente es como se agarraron los habitantes de Rincón de Tamayo, en Celaya, con elementos de la Policía Municipal.


Diecinueve elementos de Seguridad Pública terminaron lesionados al igual que las personas que se oponían a que la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado administraran lo que dijeron son sus pozos.


Pero esta no fue la primera ocasión en que los habitantes de la comunidad se enfrentaban a los policías, pues el 5 de enero fueron a la Presidencia Municipal y exigieron que no se diera este apueste a la Jumapa, pues supuestamente el agua se iría al Puerto Interior, promovido por el entonces secretario de Desarrollo Económico, Mauricio Usabiaga.


En ambas manifestaciones se vio la mano de los que ahora se dicen “morenistas” como Ricardo y Jesús Paz Gómez, que “cuchilearon” a las personas quienes no midieron las consecuencias, pero como todo tiene un trasfondo, que se establece en seis carpetas que están en manos de la Fiscalía del Estado, se habla de robo.


Las autoridades tienen completamente identificados a los autores intelectuales como a uno de los líderes identificados como Alberto Acosta a quien se le acredita que desapareció 3 millones de pesos del agua de Tamayo.


Pero, además, quien resultó más gritón, fue Florencio León Carrizal, identificado por hacer revueltas con fines personales, y a quien le acreditaron moviera a la gente para evitar que se metieran en sus pozos, el “trabajo” de este personaje no es de ahorita, pues ha sido reconocido en varias manifestaciones, y quien cobra mucho dinero por mover a un grupo de 70 personas para los enfrentamientos.


A los habitantes se les dijo que serían perjudicados, y ¿cómo no? pues ahora tienen que pagar una cuota como cualquier celayense, pues en sus casas ni con medidor contaban.


Efectivamente existió un problema, cuando los trabajadores de Jumapa trabajaban en las oficinas del organismo, fueron tomadas por los habitantes de Rincón de Tamayo quienes no permitieron la salida de los empleados municipales.


Los elementos de la Policía Municipal llegaron al lugar y fue cuando quisieron repeler la agresión, que dejó varios uniformados lesionados, a quienes los tuvieron que atender en el lugar y aventar una segunda ronda de antimotines. Hasta el director de la Policía Municipal, Luis Enrique Chabolla Mosqueda, tiene rota la nariz.


La trifulca, duró varias horas, que ocasionó una psicosis entre los que no eran tan “aventados” porque hubo detonaciones de todo tipo de armas, por ambos lados.


El gran problema, como suelo decirle, es que toda la “revuelta” ya es por fines electorales, pero vaya forma de atraer los votos para Morena.


Y todavía la fracción de Morena a todo pulmón pidió que existiera más seguridad en el municipio, aunque la presidenta de la Comisión de Seguridad, María de San Juan Espinosa, pertenece a sus filas y poco ha hecho para trabajar en el tema.


Sin contar, que el regidor Agustín Gaspar Aguado, orquestó la manifestación con los Paz Gómez quienes no le dejan de cantar que por ellos llegó al Ayuntamiento de Celaya.


Nada más que ahora al regidor, que se subió el sueldo, no se acuerda de cómo se telefoneó con Ricardo Paz quien le daba órdenes, y que ahora se da golpes de pecho por la inseguridad en el municipio.


Así que tampoco se trata de llevar una doble moral y dar una rueda de prensa para “condenar los hechos ocurridos” los mismos que tienen su color.


No podemos dejar de lado las agresiones y que los más afectados fueron los habitantes de Rincón de Tamayo, quienes al final llegaron a un acuerdo con la Jumapa, después de que entraran toda fuerza política no solamente del municipio sino también del estado.


Pero no todo termina, faltan las denuncias que se interpusieron, por el momento hay 14 habitantes que fueron consignados por diversos delitos.


Esto va pa´ largo…


A JITOMATAZOS

Como si fuera moda, en Apaseo el Grande también hubo un enfrentamiento, pero ahora fue entre elementos de la Policía Municipal y los comerciantes semifijos, quien se dieron hasta con la canasta.


Y que se les ocurrió a las autoridades quitar a los comerciantes semifijos de la calle Guadalupe Victoria, incluso algunos tenían 30 años en el lugar.


Según las autoridades, se dijo que daban mal aspecto, luego cambiaron el discurso con el tema de que harían remodelación de la calle y que no podían estar ahí.


Dirían que lo que enoja son las formas, y de buenas a primeras mandaron a los Policías Municipales a que se los llevaran con todo y su mercancía, por lo que comenzó la trifulca, que después paró en abuso de autoridad.


Y es que no se necesita ser un experto para saber que los policías abusaron en la forma de que detuvieron a los comerciantes a quienes después se llevaron detenidos.


De manera oficial se dijo que las detenciones se dieron con el fin de salvaguardar el orden y la paz del municipio, por eso detuvieron a los vendedores ambulantes por la obstrucción de las vías pública, alteración del orden y agresiones contra la autoridad, aunque, ahora es alteración cuando se les permitió vender por varias décadas.


Pero ya todo les pareció mal, pues ahora que, si están en las banquetas, no mejor ahora que están en la vía pública, realmente no supieron hacer bien las cosas y no saben cómo ocultar que se tienen otros intereses.


Posteriormente el alcalde de Apaseo el Grande, José Luis Oliveros, dijo que llegaron a un acuerdo para ponerlos en el Mercado San Juan, para no afectar su economía y que los apoyarán con unos 10 mil pesitos para que vuelvan a empezar.


Por lo pronto, los comerciantes fueron tratadas como delincuentes, a quienes después les dijeron “no te creas”.


Tiene que tener mejor tacto para los comerciantes, pues fue a ellos a quienes les pidieron el voto de mano en mano y les prometieron nos los dejarían morir solos, con esa ayuda… que mejor se junten con sus enemigos.


Entre palazos y pedradas yo me despido, nos vemos el siguiente jueves, porque ahora sí salieron bien resbalados.


Compartir en WhatsApp

Compartir en Telegram

0 comentarios
bottom of page