top of page
5000-x-1000.png
banner.png
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 23 de julio, por Claudia Padilla



Este domingo nos encontramos entre los que se sienten cultos, pero meten la mano al erario, los que piden les den me gusta a “fuerza”, y los que esperan la oportunidad para entrar.


DE CORTAZAR PARA EL MUNDO


El que metió la mano las arcas municipales en el municipio de León fue Mario Macedo Pérez , tremendo “magazo” resultó, ya que en tres meses desapareció medio millón de pesos mientras se encontraba como encargado de despacho del Instituto Cultural de León, no solamente con eso, sino que además se sintió libre para contratar a los miembros de su familia, como su mamá y su hermana.


Antes de que se creyera que iba a quedar de manera permanente, y que le dieran un manotazo este personaje, se desempeñó como director de la Escuela de Música y de la Banda Municipal de León, ¡peroooo! también trabajó en Cortazar, en la administración del actual alcalde Ariel Corona, donde tampoco estuvo mucho tiempo, a pesar de que son amigos.


O por lo menos si hizo algo no lo iban a decir porque tampoco les convenía exponer que su “compa” no se comportaba bien, lo que sí hicieron después fue recomendarlo y por eso llegó a la administración de Alejandra Gutiérrez.


Pero no hizo falta que se dijera más, porque fue la misma presidenta municipal de León, quien reconoció que no permitiría robos en su administración, es más que no permitiría “tranzas” y tampoco impunidad, es más se le castigará con todo el peso de la ley y con los pesos también porque tendrá que regresar el dinero que Mario Macedo Pérez se llevó.


Ahora Macedo Pérez no se podrá juntar con sus “compas” porque lo investigan por quererse hacer rico de la noche a la mañana, esto después de contratar a una empresa de servicios audiovisuales casualmente también de Cortazar.


Se dice que a pesar de que los padrinos de Mario Macedo han intentado hablar con la alcaldesa, no han tenido el eco que quisieran.


“Al que le gusta hurtar, hasta el erario ha de entrar”


¿Y LA PRIVACIDAD?


Eso es lo que dijeron los funcionarios de San José Iturbide cuando les dieron la “sorpresa” de que tenían que dar los datos de sus cuentas personales de Facebook para confirmar que en verdad, en verdad, compartían las publicaciones del municipio, ¡faltaba más, faltaba menos!


Les dijeron que tampoco es para tanto, que lo único que querían es saber si están dando a conocer la difusión de notas y lo logros de la administración pública, pues para eso les pagan, y sin son trabajadores públicos entonces hacen caso, aunque de sus redes sociales se trate.


Para que les quedara más claro, hasta una circular les mandaron a los directores, coordinadores y encargados de área para decirles que el personal que está a su cargo deberá de proporcionar sus cuentas de las redes sociales y el área de Comunicación Social revisará si están cumpliendo o no con la difusión que se les pidió.


Esta gran “ideota” fue del secretario de Seguridad Pública, Edgar Martínez Méndez, quien firmó el oficio.


Hay que aclarar que todos los trabajadores deberían de dar estos datos el 21 de julio, y les recordaron en varias ocasiones, no se les fuera a olvidar.


Sin saber qué decir, ni como justificarse, Martínez Méndez aclaró que tampoco pidieron las contraseñas, ¡no, buenoooo!, de por si están violando los derechos de los trabajadores, imagínese que le pidan ese “pequeño” dato.


Ahora para no quedar mal justificaron que acercarse a las redes de sus “compañeros” es porque que se quiere dar a conocer los detalles de lo que hace la Policía Municipal, como si tuvieran muchos resultados.


“Al estilo FBI, pero sin la I”


¡SÚBALE!


Eso es lo que escucharán los celayenses dentro de un mes cuando se dará el incremento del transporte público, porque ya es un hecho que así será.


El lunes próximo se reunirán los miembros del ayuntamiento y recibirán el proyecto para el aumento del pasaje público y después de esto, que es negado por los mismos miembros del ayuntamiento, solamente será un acto burocrático para que en no más de cuatro semanas ¡pum!, los habitantes tendrán que pagar dos pesos más por ir en camiones inservibles.


Y antes de que los niños entren a la escuela tendrán la sorpresa de que en lugar de pagar 10 pesos, tendrán que pagar 12.


Los concesionarios, según ellos, se justificaron con el hecho de que perdieron el 40 por ciento de los usuarios con eso de la pandemia y no se han podido recuperar, y las criaturas ¿qué culpa tienen? dirían por ahí, porque se tienen que subir a 35 unidades que ya no tienen vida útil, además que una de estas, Ómnibus, quien tiene los peores camiones, es decir que ya no sirven porque no tienen una vida útil, amparó a sus microbuses que ya tienen circulando más de 15 años.


Además, que tampoco se les da seguridad, pues tienen asaltos constantemente, el último precisamente a esta empresa ocurrido este viernes, donde los pasajeros fueron asaltados al igual que el operador en la comunidad de Plancarte.


Entonces los que se benefician son otros, porque los que pierden todo, literal si siguen los asaltos, son los usuarios quienes también tienen que pagar más por un mal transporte.


Aplicamos el de “ya se la saben…”


Yo este domingo me despido en medio de los incultos que se creen magos y viajando de raite porque en los camiones asaltan, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


bottom of page