top of page
  • Foto del escritorLa Noticia al Punto

Algoritmos del 20 de febrero, por Claudia Padilla


Este martes nos encontramos entre demandas, demandados y faroles…

 

ROUND

Ahora sí se armaron los trancazos entre el alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro y el dueño de la televisora TV8, Jorge Antonio Rodríguez “El Pastelero” quien contenderá para la presidencia municipal, pero por Morena.


Resulta que edil ya no aguantó “vara” por parte del comunicador y fue a presentar la denuncia ante el Ministerio Público por daño moral y acecho por parte del empresario, porque lo agarró de bajada y puso en riesgo la integridad de él y de su familia.

Incluso Navarro, aseguró que también iba a cambiar de teléfono y todo porque también es víctima de extorsión, aunque no dijo que del morenista, era evidente que así era.

Aquí el problema es que, aunque digan que no es un enfrentamiento porque comenzarán las campañas es obvio que así es.


“El Pastelero” utiliza malamente su medio de comunicación para hablar mal de Alejandro Navarro, pero ahorita no solamente del edil sino de todos los panistas que le pasen por enfrente, pues pretende ganar votantes para su costal.

Entre manotazos se defendió el edil, diciendo que ya no iba a permitir más calumnias, ni para él ni para ningún integrante de su familia, incluida la también aspirante del PAN a presidencia de la capital, Samantha Smith.


Textual comentó:  “lo hace de manera reiterada y sistemática, primero mi familia y atacando a las mujeres y en este caso a mi esposa”.

Por eso no hay que confundir la magnesia con la gimnasia, pues, aunque se diga que no, este pleito sí es electoral.

Tampoco se puede dejar de lado toda la lista negra que tiene “El Pastelero” que también recordó Navarro.

Lo que no se puede evitar es opinar de un tema que ya no quedó en lo mediático.

En dos de tres caídas.

 

AL QUITE

Sin quitar el tema de Alejandro Navarro y subiendo a Ariel Corona, edil de Cortazar, después de estar gobernando por dos periodos, metieron a sus esposas al quite, puesto que si hubieran tenido una tercera reelección le hubieran entrado de nueva cuenta.

Digo que metieron a sus esposas porque ahora ellas son las candidatas a los gobiernos municipales del PAN, tanto en Guanajuato como en Cortazar.

Diferentes una de la otra, Samanta Smith (esposa de Alejandro) es más abierta, dice lo que piensa, aunque no sea lo más acertado, mientras que Marlene de Anda es más callada y hasta pudiera decirse que más tímida.


La primera ya decía que ella quería, aunque por cuestiones de género estuvo a punto de que no se la dieran, en el caso de la segunda tuvo que entrar después de que dijeran que ahí tendría que ir una mujer, Marlene no estaba muy convencida.

Samantha ya tenía publicidad, Marlene tuvo que comenzar a aparecer en todos los lugares más escondidos y le tuvieron que pagar la redes para que más personas la conocieran.

Tanto Alejandro como Ariel pedían la senaduría, tampoco fueron muy afortunados.

Piensan ambos alcaldes que su experiencia les ayudará a que sus esposas ganen las elecciones.

Juntos, pero no revueltos.

 

Yo este martes me despido en medio del Santo y el Cavernario en un ring mal amarrado, nos vemos la próxima porque recuerde que el que “no cae, resbala”.


Comments


bottom of page